8 may. 2005

El papel de El Tiempo en los últimos acontecimientos

Por Wilfredo Moreno

Los que duden del poder que posee el periódico El Tiempo sólo tienen que hacer un recorrido por los últimos acontecimientos. Por ejemplo, retomemos la lectura que le dieron a la reelección. Los políticos contrarios al gobierno apuntaban a hacerle creer a la opinión publica que para hacer realidad la iniciativa el gobierno convirtió al Congreso en un mercado negro donde se traficaban lealtades cambiándolas por puestos y otros regalos politiqueros; todo eso se hizo con el único objetivo de hacerle el camino fácil a la Corte Constitucional a la hora de tumbar la iniciativa. Al mismo tiempo, el periódico El Tiempo dirigía todo su arsenal para hacer naufragar las reformas económicas que apremian al país, tomando como excusa la supuesta pérdida de tiempo y energía que conllevaba la aprobación de la reelección.

Después del proceso del Caguán, el tema de la reelección es el que más editoriales sesgados ha merecido por parte del medio de comunicación en cuestión; tanto es así que no han tenido la vergüenza de contestarle al presidente por un comentario que hizo en un programa de TV acusando al medio por el manejo político que le estaba dando al tema.

A diferencia de los que se la jugaron al desprestigio del gobierno, los que dirigieron la campaña mediática sí lograron el propósito esperado: hundir las reformas económicas. A partir de ahora el Legislativo tienen la excusa perfecta para lavarse las manos, ya el problema no es la colcha de retrasos de que está compuesto el Congreso, donde los intereses diferentes a los del país reinan, cada grupo de poder marca su territorio y a punta de intimidaciones logran hacerse respetar esa especie de pandillas carcelarias, ahora dirán que no aprobaron las leyes por estar discutiendo la reelección, y el motivo verdadero es que la moral de El Tiempo y sus propios intereses son más sucios que los de quienes se hacen llamar “Padres de la Patria”.

No hay comentarios.: