10 may. 2005

Faltan propuestas para combatir la corrupción

Se pregunta Andrés Hurtado García en El Tiempo qué se puede hacer con los congresistas que cobran pensiones millonarias, y al final su protesta es una serie de preguntas que conducen al mismo desencanto y a la misma impotencia.

Yo sí tengo una idea eficaz: les enviamos un cuestionario a todos los ex congresistas que cobran pensión preguntándoles si están a favor o en contra de la corrupción, y a los que contesten que están a favor, los denunciamos por todos los medios.

A los ex congresistas, he dicho. A LOS EX MAGISTRADOS, NO, ¡¡A LOS EX MAGISTRADOS, NO!! Es verdad que sus pensiones son mejores que las de los ex congresistas, pero han estado defendiendo nuestros derechos fundamentales y son personas progresistas. A los malos ya los quitaron afortunadamente en 1995 y hasta las viudas ya se habrán muerto, más ahorro para el país.

Ya sé que habrá quien se burle de mí, pero es que la misma voluntad de condenar la corrupción la comparten todos en Colombia, empezando por este miserable que firma el escrito, cómplice de varios secuestros, pues invitaba a los congresistas a desplazarse por las zonas guerrilleras porque las guerrillas no secuestraban a los que iban a admirar el paisaje. ¿No se enriquece él con sus escritos superfluos y demagógicos?

Pero vamos a la cuestión principal: ¿HAY POR CASUALIDAD QUIEN SE ACUERDE DE UN REFERENDO QUE LIMITABA LAS PENSIONES ESTATALES A 25 SALARIOS MÍNIMOS? ¡Claro que no lo hay, si se piensa en eso va a resultar que no habría temas para las columnas!

¿O es que alguno de los necios envidiosos que aplauden a Hurtado lo recuerda apoyando el referendo, o proponiendo seriamente la abolición de las pensiones de los congresistas? (Es decir, más allá de lo que se contaran sus periodos como empleos estatales.)

Eso es buen negocio en el país de los canallas, clamar contra los corruptos y hasta dar algunos nombres para que los demás interesados queden en deuda con uno y hasta le protejan al recomendado so pena de resultar denunciados.

Para combatir esos abusos hace falta otra cosa: sentido cívico, apoyo efectivo y solidario a aquello que puede reducir el despilfarro, como ocurría con el referendo, apoyo a candidaturas concretas y disposición a denunciar a quienes incurrieran en traición a lo prometido.

Alguien que fuera así no escribiría en el periódico que patrocina a Samuel Moreno, Jaime Dussán y compañía.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sencillisimo y practico, se combate la corrupcion ,no siendo corrupto, asi de facil; si los "millones" de colombianos que nos declaramos "no corruptos", permanecemos en ese estado serafico de incorruptibles, evitamos que otros caigan en tentacion, tendremos el pais ideal, pero mientras prediquemos y no actuemos , la corrupcion cabalgara por todos los estamentos y vericuetos de nuestra administracion publica y privada.

Vivimos la cultura de la "corrupcion" de ella se nutren nuestros politicos en gran mayoria, a ella recurren quienes de alguna manera quieren sobresalir de sus conciudadanos, participamos de la corrupcion activamente cuando "damos propinas" a funcionarios para agilizar alguna gestion, cuando empresarios ofrecen "favores" especiales a quienes adjudican contratos , hacen nombramientos o traslados laborales; somos corruptos cuando callamos al saber de alguna componenda aunque esta nos favorezca, a veces estoy por creer que es tanta la corrupcion que todos somos de alguna manera "corruptos" en potencia por accion u omision,requerimos de una reeducacion civica y duras leyes para proteger la diafanidad de nuestras costumbres.

Vemos alarmados como se nombran ministros bajo la presunsion de ser ciudadanos justos, para luego constatar la cantidad de movimientos chuecos que hacen para favorecerse ellos , sus allegados o simples copartidarios, todo colombiano es honrado hasta que tiene la oportunidad de convertirse en pillo, y raramente se desaprovecha la oportunidad...para pena del pais......xpr....

MaryT dijo...

La corrupcion en Colombia es amplia y diversa (por omision y accion) y muy fina la red que la coordina, lo que la hace dificil de acabar con un referendo, aunque ese hubiese sido un excelente comienzo sobre todo porque demostraria la voluntad de la poblacion a acabarla o empezar h hacerlo.

Conozco de gente mas o menos honrada que ciegamente escogio no votarlo porque dependen de pensiones para terminar de educar y ayudar a sus hijos, y esos son targets faciles de convencer por los politicos y su armada de propaganda. Igualmente estos desplegaron otros mecanismo bien finos para impedir la propaganda y explicacion tan necesarios en un texto tan largo y complejo.

Aunque ya en el pasado esto del referendo, lo que queda de provecho es que hubo algo de discusion y propaganda sobre los puntos, al menos la idea de que el pueblo tiene armas legales y democraticas para hacer el cambio a una sociedad mejor.

Pero lo que yo deduzco como punto central, es que si hay algo de mejora en la economia, empleo y salud para la casi exintcta clase media y para la baja, le aseguro que un referendo y 'desplazo' de los politicos corruptos se daria: porque esta masa de gente se sentiria menos secuestrado y extorsionado por sus lideres.

Se necesita que entre inversion, asi sean maquilas, que se de alivio a las masas (incluyendo servicios basicos como parte del salario) y creo que hay mas chance de eliminar a los corruptos.

Pero para lograr esto se necesita casi una dictadura y ferrea seguridad y proteccion a los inversores. De lo contrario soy bien pesimista, y hasta predigo que el triunvirato (chavez/lula/fidel) se apoderan del pais.

Jaime Ruiz dijo...

Amigo XPR: me temo que su idea no sería muy eficaz. Todo el mundo podría no ser corrupto salvo cien personas, y esas cien personas podrían arruinar hasta a un país rico. Es un tema extremadamente complicado.

Y lo es porque es fácil convertir la corrupción en mera inmoralidad: yo era mensajero de una empresa y recibía comisión de las papelerías a las que les compraba. Era algo normal en esos gremios. ¿Era eso corrupción? Si se habla de la corrupción política, no lo es. Si una persona va al trabajo a exhibir las piernas y es un completo parásito, o si comercia con su cuerpo para ascender socialmente, tampoco se podría decir que fuera corrupción, porque no había recursos públicos de por medio.

El sentido de mi mensaje era la denuncia de esas actitudes que en Colombia son predominantes, y que consisten en condenar la corrupción política sin querer hacer nada eficaz para reducirla. Por eso me burlo de ese columnista que en medio de tantas proclamas no promovió el referendo que habría reducido las pensiones de los congresistas y magistrados.

El ROBO de recursos públicos que conocemos como corrupción política se remedia sobre todo impidiendo que los políticos tengan acceso a tantos recursos y que los intereses particulares guíen la agenda de los gobiernos. Un paso era el referendo, pero hacen falta reformas mucho más radicales.

Lo que me parece erróneo es partir de que la gente ha de ser honrada y seria: eso nunca se consigue. Lo que hay que partir es que la gente, aunque no sea honrada, no quiere dejarse robar. Hacer entender a todos que el corrupto nos está robando a nosotros (mientras que el inmoral de una empresa está robando sólo al dueño).