18 oct. 2005

Cincuenta años sin Ortega y Gasset

El 18 de octubre de 1955 moría en Madrid el gran pensador español. Para recordar la efeméride y para celebrar la creciente influencia de su obra, ¿qué mejor que detenernos en un pensamiento suyo, muy apropiado en esta época en que en todas partes, de idéntica manera, se expande como una plaga el vicio de la identidad?
______«... el nacionalismo no es más que una manía, el pretexto que se ofrece para eludir el deber de invención y de grandes empresas. La simplicidad de medios con que opera y la categoría de los hombres que exalta revelan sobradamente que es él lo contrario de una creación histórica».

6 comentarios:

DieGoth dijo...

Ahora que la fachada de la Coalición para la "Diversidad" Cultural está detrás de los monopolios de la Telebasura nacional alegando contra el TLC que éste acabaría con nuestra "identidad nacional" (entiéndase Pasión de Gavilanes y demás producciones mayameras mexicanizadas), he visto con agrado que al parecer la mayoría de la gente, incluso opositores al TLC, no creyó en semejante mentira patriotera.

Jaime Ruiz dijo...

Para Diegoth: pues no se me había ocurrido asociar el nacionalismo de que habla Ortega con ese tema favorito de Daniel Samper y de su patrón Santodomingo. Yo escribí un comentario sobre eso en el blog del Juglar del Zipa, donde casi todos estaban en contra de esa bazofia ridícula.

Lo que pasa es que ese nacionalismo es demasiado barato. Hay otro, como el de Andrés Hurtado. Pero en realidad hay muchas otras presentaciones. Cuanto más me fijo en las cosas que dice la gente más me parece que el recurso de los mamertos será el nacionalismo, si es que encuentran una circunstancia y una figura que lo encarnen con acierto. Si fueran hábiles ya lo estarían explotando.

j. dijo...

Señor Ruiz,

Estoy en proceso de armar un especial sobre weblogs para una revista literaria colombiana y me gustaría que, de ser posible, usted nos colaborara con un texto corto sobre weblogs y opinión.

En caso de estar interesado, ¿Me puede escribir a bluelephant@gmail.com para concretar detalles?

Muchas gracias.

Mal Ladrón dijo...

Pero sólo habló sobre uno, ¿y el otro?... Ja!!!
PD. No me pare bolas que, como usted bien lo dijo cierta vez, yo sólo soy un representante de la generación nihilista y autocomplaciente.

Jaime Ruiz dijo...

Para Mal Ladrón: sí, el Gasset lo dejo porque en su cochina existencia nunca aportó nada, era sólo el "pato" que se subía adonde viera a Ortega en busca de protagonismo.

De hecho hay muchas anécdotas chistosas con eso, de gente que realmente cree que son dos señores.

Por cierto que nunca he dicho que usted sea de una generación nihilista y autocomplaciente, ni nada parecido. Yo no soy de los que ven grandes diferencias generacionales, que los ha habido toda la vida. El sentido de un comentario mío en su blog no era una protesta contra la diferencia sino contra la persistencia de una forma de ser nacional. Y aun era un argumento poco sostenible.

Un saludo.

poseidon dijo...

Os dejo un artículo muy interesante escrito por la doctora en filosofía Ana González para Mundofilosofía:
http://www.portalmundos.com/mundofilosofia/espanola/ortega_y_gasset.htm