21 abr. 2006

Los padres

Me quedo pensando en los padres de los muchachos que murieron en la explosión de la semana pasada, o en los de los que cometieron los asesinatos de Transmilenio, y siento que esas personas seguramente corrientes, colombianos corrientes, nunca tuvieron ninguna gran objeción a las supuestas ideas de sus hijos. Sencillamente estaban llenos de orgullo de que hubieran llegado a la universidad.

Porque los que llegan sin ninguna duda a graduarse en carreras prestigiosas no ponen bombas ni matan gente, esos tienen blogs y toda clase de contactos con gente importante y sin duda un puesto estatal asegurado gracias a sus contactos.
_______Pero esos padres no dirían nada ante las retahílas de sus hijos ni se escandalizarían de que unos muchachos sin apenas lecturas ni viajes ni experiencia del mundo ni de la sociedad pretendan saber más de cómo gobernar un país que los que llevan décadas dedicados a aprenderlo.
_______Es que lo que alegraba a esos padres era la esperanza de que sus hijos fueran a convertirse en parte de los que mandan y no tienen que trabajar. Para eso es la educación y eso es lo que busca la gente cuando manda a sus hijos a educarse. ¿Cómo es que después de cinco décadas de violencia alrededor de la Nacional no ha habido una rebelión de la gente contra los universitarios, al menos contra los tirapiedra, que a fin de cuentas nunca tienen ninguna respuesta efectiva de los demás estudiantes?
______La pregunta es fácil de responder: todos esperan ascender en la pirámide y llegar al grado en que los recursos alcanzan para mandar a los hijos a la universidad. Hablaba hace poco con un estudiante que me dijo que el conocimiento era algo interesante y valioso, pero que lo más urgente es resolver la cuestión social.
______Lo cual obviamente quiere decir acabar con este capitalismo que es la causa de tanto desplazamiento y de tanta violencia, como nos enseña la gran Laura Restrepo. Y obviamente hacer la guerra contra los gringos, que nos tienen hasta el cuello con su guerra contra el narcotráfico. ¿Cómo hay que explicar que los maestros de primaria y secundaria no enseñan a leer, no enseñan aritmética ni rudimentos de historia y geografía sino que van a transmitir a los niños sus certezas políticas, gracias a las cuales cobran doble pensión a partir de cierta edad?
______Porque en últimas lo que representan los tirapiedra, que son los guerrilleros antes de alcanzar el grado suficiente de compromiso con las organizaciones revolucionarias, es la forma de vida tradicional en Colombia. ¿O es que de verdad hay alguien que no sepa que los archienvidiados corruptos eran casi todos miembros de organizaciones revolucionarias en la universidad? Averígüenlo.
______Y lo que resulta terrible es reconocer que la mayor responsabilidad de que esa violencia esté asegurada y viva para la nueva generación corresponde a esos padres, que alientan las mentiras criminales con su estúpido arribismo y su apego a esa vieja mentalidad semidisfrazada, la que hace que trabajar sea la mayor deshonra.
______Mucha gente cree que esa mentalidad no existe porque van a la universidad y no aprenden más que arengas y al cabo de unos años ven el mundo como la respuesta a esas arengas, y curiosamente nunca trabajan sino andan como galembos pendientes de la hora en que pueden despojar a los que trabajan, pero están plenamente justificados por sus arengas.
______Como con tantas cosas, los vividores y los parásitos creen que son la excepción, pero sólo son un atavismo de otras épocas, y quien tenga dudas al respecto debería pasarse unos cuantos años bien lejos de Colombia para entender que Colombia es la Oceanía antropológica, llena de ornitorrincos y de marsupiales inverosímiles.
______A tal punto que casi nadie se escandaliza porque esos muchachos hagan eso y sobre todo porque desaparezcan tan rápidamente de la prensa. Los periodistas y dueños de la prensa son por definición aquellos a quienes se les debe batir la cola, porque la arrogancia con que se quema gente que sube a un bus es el complemento del servilismo emético que se exhibe ante cualquier poderoso.

7 comentarios:

El Chico de la Tapa dijo...

Es tan impresionante su capacidad de generalizar con base en el prejuicio que me asalta la duda. ¡¿Deberí­amos cerrar las universidades? ¡¿Deberí­amos evaluar a los aspirantes a la educación superior y esperar que solo aquellos que peinsen como usted se les permita llegar allí­?
Me recuerda usted un tanto la actitud de los talibanes meses antes de que fuesen invadidos por Estados Unidos cuando la emprendieron contra las milenarias estatuas de Bamiyí¡n. Me asusta que haya mucha gente que piense así­. Un saludo, señor

GUAUGUAU dijo...

HOY DECIA GARZON VUESTRO ALCALDE Q NO PODIAMOS GENERALIZAR DE LAS UNIVERSIDADES YO ESTUDIE EN UNA UNIVERSIDAD NACIONAL DESPUES EN UNA PUBLICA Y Q DIFERENCIAS.. EL PROBLEMA ES QUE NUESTRA NACIÓN YA NO SIENTE YA NO LE DUELE EL PAIS TENEMOS UN NACIONALISMO COOL Y NO UN NACIONALISMO DE SANGRE SENTIDO POR ESTE PAIS .............
BUENO ES MI PAIS Y EN VERDAD LO AMO Y POR UNOS POCOS FALTOS DE GUEVAS NO DEJARE DE HABLAR BIEN DE ESTE PASE LO QUE PASE
UN ABRAZO DESDE ESTE MUNDO VIRTUAL
MUY HONRRADO CON VUESTRA VISITA

Vulturno dijo...

Rechina mucho cuando la gente mayor ansí­a novedad y la joven invoca la tradicón. Me sigue sonando paraójico pero es muy común. Los más rebeldes y pelilargos de mi promoción del colegio eran los de vestimenta más conservadora en la ceremonia y opinaban con las palabras de los papás. Hace falta cansancio e imaginación para querer superar las cosas, pero con ignorancia e inexperiencia es difí­cil.
No creo que las escuelas y los foros y los escenarios de 'debate ideológico' lleven a lado alguno, pero el presente del mundillo militante pide tan poca reflexión que se presta para cualquier cosa.
La urgencia de las bombas es fácil de vender con unas palabras efectistas o parándose sobre la inconciencia del desinatario. Uno quisiera que - ya que no se preguntan por el sentido de lo que hacen - al menos se pensaran cosas metodológicas. Para reclutar mulas no se necesitan discursos ni cartillas, basta con saber timar.
En esas cosas no caen los de mostrar, los que van por ahí­ con la lí­nea a flor de labios; con seguridad el estudiante que habló con Jaime tampoco se meterí­a en eso. El perfil es el silencio, muy seguramente con dificultades verbales. También hay oferta de sueldo. Cuando no se busca a alguien para ponerlo a pensar, o a diseñar un puente, o para que calce muelas,... sino para que transporte un misterioso maletí­n de aquí­ para allá; no hay necesidad de sacarlo de una asamblea estudiantil.
Todo eso es bien deprimente.

Anonimo dijo...

"¿Cómo es que después de cinco décadas de violencia alrededor de la Nacional no ha habido una rebelión de la gente contra los universitarios, al menos contra los tirapiedra, que a fin de cuentas nunca tienen ninguna respuesta efectiva de los demás estudiantes?"

Sí­ ha habido, Jaime. Ha habido marchas contra el joven policí­a asesinado dentro de la Nacional, ha habido confrontaciones directas a los tirapiedra frente a la puerta de la veintiseis (al menos en dos ocasiones los tropeles han sido fumigados de esa manera), ha habido marchas internas y protestas pací­ficas en contra de los encapuchados, ha habido foros de expresión y enfrentamientos entre estudiantes y "revolucionarios" que no dejan estudiar sellando edificios. Hubo semestres en la nacional, hace unos tres o cuatro años, cuando no hubo UNA SOLA protesta (ni siquiera "la tradicional" por el cumpleaños (o la muerte, no me acuerdo) del Ché Guevara). Hay un avance, pero al igual que en la lucha con los guerrilleros, es lento. Es lo mismo, en últimas. La respuesta popular contra la guerrilla aun no es tan airada como deberí­a ser. Aún prima el conformismo. Esa pregunta que usted se hace también vale para Colombia entera, yo creo, y la respuesta es más o menos la misma que le acabo de dar. Lo que pasa es que es muy dificil acallar a gente con fusiles cuando uno está desarmado, pero ahí­ vamos.

Anonimo dijo...

MUY BIEN JAIME, SIEMPRE E DICHO QUE LA UNIVERSIDADES Y COLEGIOS PUBLICOS SUMADOS LGUNAS INSTITUCIONES PRIVADAS SON UN BRAZO MAS DE LA BARBARIE COLOMBIANA DONDE LOS GUERRILLEROS SE QUEDAN PEQUEÑOS. ES URGENTE UNA ORGANISACION DE FONDO A TODOS LOS CENTROS ACADEMICOS POR QUE LO UNICO QUE ESTAN SACANDA A LA CALLE SON TERRORISTAS Y PONTENCIALES GENOSIDAS.

Cibernauta dijo...

Por una parte lo felicito por su blog, pues es consistente en su contenido y tiene el gran mérito de estar actualizado. Por otra parte, me parece que este post, como muchos otros, es tremendamente sectario y parcializado. La famosa "cuestion social" o como algunos polí­ticos simplistas lo han dado en llamar, "lo social", no es sino lo que técnicamente se llama "polí­tica social". No creo que haya un solo polí­tico serio que piense que para desarrollar la polí­tica social que el paí­s requiere sea necesario aplicar el recetario del partido comunista de los años setentas. Y cuando digo "que el paí­s requiere", me refiero a ese 55% de la población que vive por debajo de la lí­nea de la pobreza.

No hay que estar excesivamente informado, ni ser de izquierda, para reconocer que Colombia tiene una de las peores tasas de inequidad del MUNDO. América Latina es la región más desigual y Colombia está muy por debajo del promedio latinoamericano. En eso coinciden desde el Banco Mundial (que no es propiamente un nido de mamertos) hasta Naciones Unidas.

Pues la polí­tica social que se requiere es justamente una que saque a esos colombianos de esa situación. Que por una parte reduzca la pobreza, sobre todo la pobreza extrema, y que por otra reduzca la desigualdad. Así­ de simple y así­ de complejo.

Sobre los universitarios solamente puedo decir que es tan cliché pensar que todos son unos intelectuales, como su posición. Hay de todo, pero es ofensivo e irrespetuoso meterlos a todos en el saco que usted carga. Saludos.

Anonimo dijo...

Perdón