10 feb. 2007

Los dueños de las cosas

No hay novedades respecto a este blog, seguimos encontrando muy cuestionables las opiniones corrientes de los colombianos sobre muchas cosas y desaprobando la manipulación que hacen los políticos perversos de esas inclinaciones ideológicas. El truco de esos señores consiste en convertir todas las escrituras de propiedad en letra muerta, con lo que los verdaderos dueños resultan ser los lectores u oyentes y sólo hace falta que los apoyen a ellos para que se enmiende la injusticia de que unos intrusos o impostores figuren como propietarios. Y hay dos cosas de las que nadie debe dudar: que por mucho que el lector resulte halagado como víctima de un despojo del que no se había enterado, las cosas seguirán en manos de sus dueños, y que esa mentalidad genera pobreza al asustar a los inversores. Pero es que hay colombianos que no necesitan inversores que creen empleos y les vuelvan contestones a los jardineros, celadores y niñeras, sino sólo políticos amigos que generen prosperidad aumentando los salarios por decreto. Claro, la mayoría no está con esos colombianos.

Ver post y comentarios