15 jul. 2004

Descripción del uribismo y de la oposición

El uribismo es una amalgama amplia de sectores diversos, y esa clara verdad no descalifica a la mayoría de la sociedad colombiana. ¡Todas las mayorías son así! A veces un grupo que tiene un programa muy preciso consigue el apoyo mayoritario, pero o bien ese programa interpreta una amplia carencia de la sociedad (caso de los socialistas en 1982 en España), o bien ese apoyo mayoritario se basa en una estrategia del gobernante que sacrifica el futuro del país sobornando a su población (caso de los peronistas en la Argentina de 1950, de los golpistas en la Argentina de 1978, de Ménem en la Argentina de 1995 y de Kirchner en la Argentina de 2004).

El uribismo es una mayoría formada por la minoría goda más la parte de votantes liberales que rechazan el samperismo más el amplio sector que está cansado de la política tradicional (nada más tradicional que el mamertismo: es en realidad un requesón rancio que producen las mentiras de siempre en almas herméticas, brutales y pretenciosas). El uribismo se define por el rechazo a la guerrilla, y su primer acto como mayoría fue el clamor por el NO MÁS de hace unos años.

Si así se puede describir el uribismo, ¿cómo se define a la oposición? Ellos quieren presentarse como los mejores demócratas, pero tanto democratismo en el mejor de los casos no menciona el problema guerrillero, y en el peor sugiere que la "guerra" es una estrategia del gobierno, al que al mismo tiempo se le reprocha que se siente a negociar con las AUC. Cuando se desbarata la lógica de esta gente, siempre sale a flote la pretensión de que se premien los crímenes de los narcoterroristas, a los que desaprueban con el único fin de que no se les acuse de complicidad.

El problema es que tras el Caguán la propaganda abierta a favor de las FARC no tiene audiencia, y ni siquiera a favor de la "solución negociada", puesto que esas bandas criminales se niegan a negociar lo que no sea la rendición de la sociedad.

¡Entonces queda la oposición a Uribe basada en toda clase de "argumentos", que van desde la calumnia hasta la confusión interesada! El compendio de todas esas campañas es el diario El Tiempo, cuyo director a fin de cuentas es la cabeza visible de ese sector afín a las guerrillas desde hace más de 30 años.

Este periódico estuvo dedicado durante todo el gobierno de Pastrana a publicar toda clase de argumentos que justificaran la infamia del Caguán y llevaran al gobierno a entregarles el poder. ¿Nadie se acuerda de Pastrana diciendo que las FARC no eran narcotraficantes? ¿Y de Fabio Valencia y Víctor G. Ricardo diciendo que los narcotraficantes éramos los que no apoyábamos la participación del gobierno en los secuestros? Eso nunca recibió ningún reproche en ese periódico.
 
Cuando por fin Pastrana se vio obligado a terminar el despeje, el editorialista salió con que las reformas que exigían las FARC eran necesarias y si algún día esa guerrilla era vencida pronto nacería otra con las mismas reivindicaciones.

Después hicieron gran alharaca con el informe de PNUD, dirigido por Hernando Gómez Buendía (personaje que trata de presentarse como independiente y crítico cuando es otro de los promotores de las guerrillas). ¿Cuál era la conclusión de ese informe? Que había que repartir el poder con las guerrillas porque de otro modo podrían hacer mucho daño.

Pero un reciente editorial de El Tiempo dice otra cosa respecto a la negociación con las AUC; la pretensión es clara: NINGUNA IMPUNIDAD. ¿Por qué se van a sentar los jefes de esas bandas a negociar nada si el gobierno sólo puede ofrecerles lo mismo que si no se negociara? ¡Ya se entiende, es que las AUC no podrían hacer daño!

Mientras que respecto a las guerrillas se apoya su pretensión, respecto a las AUC se advierte que no pueden aspirar ni siquiera al perdón. Y la excusa para apoyar semejante cuento es que las guerrillas tienen una aspiración política. En realidad, no hay NADA que defina mejor a Colombia que ese cuento. Ya salió Mancuso con su programa político para negociar, puesto que decir que tienen un programa político hace más "dignas" las masacres, según el punto de vista oficial.

Y RESULTA que en realidad eso "político" es el verdadero crimen. No es que roben, maten, secuestren y trafiquen con drogas, sino que pretendan destruir las instituciones y convertir en esclavos a los colombianos.

Primero: todos los crímenes que mencioné al principio son resultado normal de esa pretensión, segundo, en cuanto se toman el poder roban, matan y secuestran a todos los ciudadanos, como están secuestrados los cubanos. Ésas excusas del señor Santos Calderón son la bandera de los diversos opositores y unifica las pretensiones de los corruptos y de los guerrilleros.

El editorial sobre la negociación con las AUC es sólo un ejemplo: hace poco salieron a reprocharle al gobierno que por buscar la reelección retrasara la discusión de la reforma de las pensiones, pero unos días después criticaban que se votara demasiado rápido un debate de la reelección (eso de los ocho debates es otra colombianada).

¿Cree la gente que se debe limitar la pensión más alta, por ejemplo a 25 salarios mínimos? El lector incauto que abra El Tiempo sin saber qué defiende ese periódico creerá que apoya tal medida. NOOOOOOOOOOOOOOO: varias veces han salido con que las preguntas del referendo no se pueden aprobar en el Congreso porque eso sería contradecir la voluntad popular.

¡No sólo el hecho de que se aprovecharan de la norma sobre el umbral (inexistente en otras partes), de la complejidad de las preguntas (que de otro modo no habrían sido aprobadas por la Corte Constitucional) y de la pereza de la gente para votar (que por ejemplo se muestra en que la Constituyente de 1991 tuvo la mitad de votos que el referendo), sino que tuvieron que recurrir al repulsivo y tradicional recurso de contar cédulas de muertos y de militares (que en cualquier país civilizado votan como los demás ciudadanos) para oponerse a lo que la población aprobó por más del 90 %, sino que ahora pretenden sacar de eso una norma.

El uribismo se define por el anhelo de que no haya más guerrillas, la oposición se define por la bajeza de la Colombia esclavista que se defiende con sus tradicionales recursos contra la ola civilizadora.

El mero hecho de haberse opuesto a las suplencias, a la limitación de las pensiones y a la mayoría de las propuestas del referendo ya define MORALMENTE a una persona: pero es que ¿por qué no les gusta el gobierno que está desbaratando la maquinaria de terror de las guerrillas (400.000 cartuchos en el polvorín de Jojoy)? Eso también da una definición moral.

El programa del gobierno de Uribe es el PROGRAMA MÍNIMO de la renovación democrática de Colombia. En cuanto eso mínimo se haya conseguido (para lo cual hace falta la reelección, por ejemplo para aplicar todo lo que se proponía en el referendo), saldrán a flote las diferencias entre los godos y los liberales, entre los oportunistas que se aferraron al prestigio del candidato en 2002 para llegar al Congreso y la mayoría cívica que quiere un país como los demás, como los CIVILIZADOS de Europa occidental y Norteamérica; entre los que un día aplaudieron a Castaño y compañía movidos por la desesperación y siguen justificando la existencia de esas bandas y los que exigimos su MUERTE POLÍTICA.

Lo que ocurrió respecto al referendo DEFINE a la oposición, ya no hay ninguna duda de cuáles son sus valores y aspiraciones. Lo que pasa es que esa oposición es poderosísima en Colombia PORQUE INTERPRETA FUERZAS PODEROSAS DENTRO DE LA SOCIEDAD: al narcotráfico, al parasitismo estatal, a las costumbres rentistas, a las jerarquías de los aspirantes a amos perpetuos, cuyo ejemplar más característico es ese señor director de El Tiempo


3 comentarios:

PauLa dijo...

URIBE ES EL PRESIDENTE DEL PUEBLO
TE AMAMOS URIBE!!!

Anónimo dijo...

aprenda lo que significa la palabra "bizarro" y después atrévase a dárselas de intelectual frente a los partidarios y no partidarios de su pedazo de presidente.

muerte a uribe :)

Anónimo dijo...

uribe es el peor ser humano de la historia pendeja no ve como nos tiene.