24 may. 2005

Conque meritocracia, claro, ja ja, meritocracia... Sí...

No tengo todo el tiempo que me gustaría para ojear la prensa y por eso rehúyo temas y columnas que me gustaría conocer. No me detiene el horror de las opiniones, ni siquiera el lenguaje indecente de algunos como Bejarano o la Duzán. Uno no puede ser colombiano y desear la mejora de su país sin desarrollar cierta aptitud de bacteriólogo.

Hay una excepción, eso sí: Daniel Coronell. La revista Semana debería abstenerse de publicar la foto del personaje, porque es demasiado expresiva, demasiado exacta. Más que una foto parece una descripción moral dantesca o dostoievskiana. Si me encuentro a ese tipo por la calle rápidamente bajo la mirada, si es que no he tenido tiempo de pasar al otro lado. Con sólo un par de veces que la habré visto, ya he tenido pesadillas... ¡Y pensar que ya le había cogido cariño al cantinflesco Gomez Buendía!

Por esos motivos no leí su última COLUMNA hasta hace un momento, gracias a que un buen samaritano la copió en el Foro de Caracol, ahorrándome la foto.

Pero es que esa columna es cabalmente una foto, y entre el fotógrafo y el columnista han conseguido una simbiosis asombrosa entre el retrato moral hablado y la ilustración. ¡Y hay todavía quien niega el talento nacional! Nunca había encontrado un argumento tan exactamente ilustrado, una fotografía tan minuciosamente explicada. Si Tolstoi o Proust quisieran poner a hablar a un personaje tal como lo conciben físicamente, tendrían que aprender de Coronell, porque los demás personajes de la vida real no somos tan eficaces.

Se ocupa el columnista en su labor opositora de denunciar a un funcionario encargado de liquidar una empresa pública, el cual mintió para acceder al puesto y no tenía el título en derecho que pretendía. Eso hace varios lustros, claro está.

No olvidemos que se trata de Colombia, que los anteriores gobiernos estuvieron signados por sonados casos de corrupción como el de Dragacol o el mucho más espantoso de Foncolpuertos. Pero eso, por el amor de Dios, ¿qué diablos va a importar? el problema es que haya un tipo que no es un verdadero abogado dirigiendo una empresa pública.

¿Ha sido el falsario un mal administrador? ¿ESO QUÉ IMPORTA? Y sobre todo, ¿qué tiene que ver con la meritocracia? La meritocracia es que a cada cual se le nombre según su mérito, que consiste en ir a una buena universidad.

Ésa es la clase de oposición que hay en Colombia. El funcionario habrá cometido un delito, pero en el conjunto de un país en el que hay tantas desgracias y tanta corrupción, es una broma de mal gusto dedicar un espacio privilegiado de opinión a semejante asunto, sólo porque así se espera perjudicar al gobierno.

No importa que ciertas maniobras jurídicas terminen significando el despojo a los colombianos de miles y miles de millones de pesos, sino que haya gestionando las empresas personas que no son verdaderos doctores. ¿Cómo explicarlo? Lo que me asusta y me produce náuseas de Daniel Coronell es que es, más que la misma guerrilla, un exacto representante de cierta Colombia.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno.

Anónimo dijo...

Quién es este imbécil? aparte de escribir mal, es supremamente estúpido e ignorante. Se nota que ni será bachiller

Jaime Ruiz dijo...

Comentario al segundo anónimo: tiene toda la razón, no soy bachiller, no acabé el bachillerato. Es que para saber que en castellano las preguntas se abren con este signo: ¿ sólo hace falta haber hecho la escuela primaria. Y para responder a un escrito con argumentos ni siquiera hace falta eso.

Mejor dicho: su argumento es la mejor prueba que hay sobre las universidades colombianas, donde no hay argumentación sino servilismo y amenazas. El hecho de que yo escriba tan bien (según dictamen de personas prestigiosas por dedicarse a escribir, no porque me dé el capricho de pensar así) tal vez tenga que ver con que no perdí el tiempo relacionándome con personas como este doctor anónimo.

Anónimo dijo...

Semana es un medio mas de los que empañan a Colombia un medio que quiere que Colombia siga en el oscurantismo ¿Han leído las columnas de los “Lectores de Semana? Esas producen más asco de los que dan la cara, yo por lo menos puede entender que detrás de Daniel Coronel Antonio Caballero etcétera existe cinismo suciedad horror mezquindad y demás pecados capitales con nombre propio, pero ese invento de “lector de Semana” es mas oscuro mas horrendo es peor que los columnista que dan la cara, por que es un plan de manipulación. Se imagina la reacción de alguien al leer un supuesto “Par” a un supuesto hombre de a pie como él, seguramente sino se identifica que serán la mayoría por lo menos lo oirán.

Debemos protestar por esas columnas del lector que se invento Semana para perpetuar la porquería que inunda a Colombia, es una canallada e irrespeto para la gente de bien que aun vive en Colombia, aquellos que no nos hemos dejado amedrentar por la guerrilla por los corruptos por los Politiqueros por los sacerdotes mentirosos y manipuladores.

Anónimo dijo...

En que parte encuentro la famosa foto? bien por su respuesta al segundo anónimo. Lo cortés no quita lo valiente, yo creo que él en el fondo es un cer....
Me encantan sus columnas pero me gustan más las de Atrabilioso. La Dulce Dama

Jaime Ruiz dijo...

Para la Dulce Dama: sólo hay que hacer clic donde dice ARTÍCULO, al comienzo de mi mensaje, es la foto habitual de los columnistas. Pero es que la cara y la expresión de ese hombre impresionan.

Anónimo dijo...

Esto es para el Anónimo que se queja de las COLUMNA DEL LECTOR de La Revista Semana.

Mi Nombre es Javier

Hasta hace poco pensaba escribir algo al respecto, por que son realmente detestable ciertos escritos, como uno que hablaba del Futuro de Colombia y en el aparecía la descendencia de Uribe reinando como si el País se hubiera convertido en una monarquía. Tal escrito es uno en la larga lista que se oponen a la Reelección Presidencial, pero la cosa no termina ahí, en ellos se pueden encontrar cosas peores y que se escudan en la Columna del lector.

Yo también creo que es una estrategia más de los mamertos que dominan los medios escritos y no encontraron otra forma de llegar mas lejos, por tal motivo debemos denunciar el fin por lo que fue creado.

Anónimo dijo...

Hombre...nadie tiene la culpa de que usted no haya tenido la oportunidad de ir a la universidad...solo el sistema que tanto adora...

Fernando da Silva dijo...

Yo sí estoy de acuerdo con els egundo anónimo. Usted es un reverendo imbécil. Además, no sé quién le habrá dicho que sabía escribir, pero el que se lo dijo, no sabe leer

Leo Love dijo...

Estoy de acuerdo. Este Jaime Ruíz me parece de quinta. Además, eso de no haber terminado el bachillerato es propio de indios feos y bobos. Definitivamente, a este tipo le falta clase. Y dándoselas de derecha. Si debe de tener es puta pinta de sindicalista.

Leo Love dijo...

Además, debe ser el típico que tiene aliento a tinto y barriga de busetero. In-mun-do, fo. Señor Ruíz (¿tienes algo que ver con el Hombre Felíz?): es usted una verguenza para la derecha de este país.

Jaime Ruiz dijo...

Sigue mi admirador (a):

Hombre...nadie tiene la culpa de que usted no haya tenido la oportunidad de ir a la universidad...solo el sistema que tanto adora...

¿Quién le ha dicho que no tuve la oportunidad de ir a la universidad? Eso sólo entra en sus cálculos ridículos de colombianito ignaro y arribista. Pero ¿para qué iba a ir si al salir iba a resultar que no sabía que después de los signos de puntuación se deja un espacio? Es que son admirables por su entereza.

Los otros "críticos" se delatan por su profundidad de valores. El tal Fernando Silva se volvió juez de la prosa. Cree que cuando él dictamina que algo está mal escrito ya corre todo el mundo a estar de acuerdo. Y la otra lo mismo: eso es la izquierda colombiana. Durante la campaña electoral de 2002 hubo un escándalo por un supuesto atentado contra Garzón. El motivo: habían visto gente con cara de indios.

Yo creo que la cara de Daniel Coronell los define con precisión: lamentables necios serviles con el de arriba y crueles con el de abajo que realmente creen que el diploma significa algo más allá de los términos de su parasitismo.

Colombia, en fin.

Anónimo dijo...

Muy bien, Jaime.

Anónimo dijo...

aoye don Jaime,ni de vainas puedo creelo, una persona que escriba con tanta correccion, con animo tan firme, estilo claro y agradable y que ni siquiera sea "doctor"?, quien diantres se lo puede creer ?

Hace ya mucho rato el mundo de los "dones" paso a la historia,entramos de lleno a la era de los "doctores", y los hay para todo, que hay que tapar un hueco en la avenida 7a ?, pues alla tiene que ir un doctor para evaluar primero lo que se tiene que hacer, paran el trafico ponen talanqueras , se asoma a ver el hueco por una especie de catalejo, hace señas a quien maneja un palo,toma notas en un cuadernon grande, saluda a todo el mundo, recoge sus bartulos y se va, tal vez a estudiar la genealogia del hueco, sus ayudantes corren a auxiliarlo, doctor, por aqui, doctor por alla , da ordenes en tono fuerte, nadie toque el hueco hasta que se le ordene, don Jaime, y ahi queda el huequito ese en espera del doctor, se incomodan los choferes al pasar, los peatones corren pues la lluviecita bogotana se encarga de surtirlo del liquido necesario para empapar a cualquier desprevenido.

Como es viernes, mi don Jaime , el doctor, prepara su rumba y nadie ,pero nadie sin su conocimiento, puede tocarle el hueco, es asunto delicado que solo a el compete, sabado ni mas faltaba,los doctores ni se asoman a la oficina esos dias, el lunes desde media mañana,ya bien entradito el dia, el doctor se va a una "junta",mientras el dichoso hueco sigue de parranda, lo desprecian y rehuyen pero sigue ahi, estoico y comprometedor, a cada paso de un vehiculo se agranda un poco y la espera por el doctor continua, cuadrilla de obreros sin mucha impaciencia esperan agarrados a sus garlanchas que el doctor autorice tapar el hueco, quien se da prisa? apenas es miercoles y el doctor ha estado ocupadisimo en juntas, estudios preliminares y consultas con otros mas doctores que el, el tiempo pasa hasta que alguien decide en buena hora ponerle al hueco dos cubos de arena untarle un poco de asfalto, como si fuera mermelada a una tostada y la gran obra ha concluido, mientras el doctor sigue en sus planos y estudios.

Le pregunto, don Jaime,que se hicieron los "dones" esos que levantaron empresas solidas, que trajeron progreso, fundaron ciudades y crearon nuestro pais, que hicieramos entonces sin los "doctores"?.

Hasta despues ,pues


Simpliciano

Leo Love dijo...

Esos "dones", tuvieron hijos que ahora son "doctores". Los que por alguna razón no lo lograrón, se dedican hoy en dia a dejar salir su resentimiento en un blog de tres pesos, como don Jaime, o como don Simpliciano.

Franco dijo...

No hay nada más patético que decirle doctor a un hijueputa como este Jaime. Además, me huelo que el que escribe esos comentarios de "muy bueno", "muy bien, jaime", es el mismo imbécil de don jaime.

Jaime Ruiz dijo...

Las respuestas a este mensaje son una verdadera joya: dejan ver cuál es la clase de gente a la que llega hoy en día la revista Semana, la clase de humanidad que ha prosperado gracias al narcotráfico y se siente importante y hasta culta. Ningún lector tiene que dejar de ver la página del que firma Franco con su cara de cerdo en salmuera, de sicario próspero rodeado de prostitutas. Si algo es honroso para cualquier ser humano es que quienes lo atacan y reprueban sean estiércol de ese estilo. ¡Doctores, gente de gran cultura que vienen a enseñarle a escribir a uno y escriben cosas como "llegarón" y demás. Ningún lector tiene que dejar de ver la descripción del gran intelectual que tiene como obras preferidas EL GENERAL SERRUCHO, Juan Salvador Gaviota y...

Ay, y... ¡¡¡LA INEVITABLE LEVEDAD DEL SER Para un intelectual de tal calibre da lo mismo "insoportable" que "inevitable", todo eso suena como parecido.

Yo creo que la revista Semana peló el cobre poniendo de columnista a un patán amenazante como ese Coronell, pero puede que les resulte rentable prosperar entre la nueva narcointelectualidad.

Perdón, una cosa: ni la guerrilla ni la izquierda amiga de la guerrilla son esto. Tengo ganas de invitar al guerrillero que escribe en el foro de Caracol a que visite esta página. Incluso a ese tipo le daría vómito encontrarse con ese lenguaje y esos personajes.

El mismísimo lumpen convertido ahora en intelectualidad.

Anónimo dijo...

Lo único que lee este imbécil es el Foro de Caracol

Jaime Ruiz dijo...

Oiga, doctor anónimo, ¿no le enseñaron que las frases se terminan con un punto?

En un país civilizado usted no habría entrado a cuarto de primaria. Y por los modales de sicario no lo dejarían circular por la calle. Viviría encerrado en la correccional.

No, en realidad estos asquerosos son fruto de la indigencia moral del país, en un país civilizado se sabrían comportar.

Anónimo dijo...

vea una cosita don Leo Love, aunque la preguntica se la hice a don Jaime, fue usted quien dio la respuesta adecuada.

Ya se que aquellos "dones" tuvieron hijos "doctores" y ahi esta la clave del asunto, en eso si fallaron , ahi empezo la decadencia,no supieron usar el con- don apropiadamente y nos inundaraon de doctorcitos asi, asi como usted livianitos de cerebro y corticos de entendedera, ademas de engreidos y vacios, evidentemente no es un amargado pero si un frustrado, no admite que alguien le lleve tanta ventaja intelectual y hasta tenga mas valor como persona.

Nos queda claro de el porque se freno el desarrollo del pais, por culpa precisamente de la prole de los "dones".

hasta dspues, pues

Simpliciano

Anónimo dijo...

No, pues que "simpliciano" es criticar a la gente sin conocerla...

Que facil descalificar a Leo Love sin siquiera conocerlo, y de ahi deducir que es un frustrado y bla bla bla...

Que pateticos seres los que creen que hacen "conciencia moral" desde esta porqueria de blog...

Jaime Ruiz dijo...

Breve lección de ortografía para doctores:

No, pues que (QUÉ) "simpliciano" es criticar a la gente sin conocerla...

Que (QUÉ) facil (FACIL) descalificar a Leo Love sin siquiera conocerlo, y de ahi (AHÍ) deducir que es un frustrado y bla bla bla...

Que (QUÉ) pateticos (PATÉTICOS) seres los que creen que hacen "conciencia moral" desde esta porqueria (PORQUERÍA) de blog.

Otros tienen la excusa del teclado, aunque ahí la ignorancia de algo tan simple como el panel de control de Windows ya es expresivo del nivel cultural, pero éste ínclito prócer ya mostró que podía poner acentos en palabras como "imbécil". ¡Así se hacen doctores, con trampitas, copialinas, amenazas y protestas, con invocaciones al papá y servicios sexuales a los profesores (a veces les toca a las hermanitas pequeñas)!

Ya lo he dicho, su nivel cultural es de cuarto de primaria.

Fernando da Silva dijo...

No pierdan el tiempo criticando al cretino de Simpliciano, ¿no ven que es el mismo pedazo de mierda de Jaime Ruíz, que se pone otro nombre?
Simpliciando cometió varios errores de ortografía, ¿por qué no lo criticó, Jaimito carverga?
Además, el estilo de redacción estúpida es la misma.
Este blog sabe a basura de la más descompuesta (con palomas muertas y eso)

doctora dijo...

De donde es ese Coronell? su cara es familiar, pero debe ser que su expresion es bastante comun encontrarla en las calles colombianas.

Lo de esa denuncia y ataque al empresario no graduado es injusta, pero es que no sorprende eso porque ya sabemos que hay redes de abogados dedicados a hacer listas de profesionales exitosos cuya unica falta es ser productivos, lo que los hace targets inmediato de acoso y al menos intento de extorsion. El resultado es que se desplaza a los profesionales capaces para reemplazarlos por los incompetentes, que de paso si pagan la vacuna.

Esa corrupcion no es ni politica ni de los armados, es de la misma sociedad civil y de los doctorados, pero sin duda que envalentonados porque la gente no tiene el coraje ni resolucion de castigarlos.

Buen comentario sobre un tema necesario discutir.

Anónimo dijo...

oiga una cosita don Nandito da Silva,usted tiene ojo para una lagaña,no puede negar que es un "doctor", tiene hasta el atolondre necesario para creerse investigador, si su doctorado va a la par de su logica deductiva ,debe ser brillantisimo, es un honor el compararme a don Jaime ,pero peca usted al hacer notar que mi ortografia no lo convence,acertado, la de don Jaime en cambio es exelente, luego hay una gran diferencia que usted ni nota, debo reconocer si su magnifica redaccion , fino lexico y divertido ingenio, terminologia de doctor.

Tiene la arrogancia de un doctor, experto en nada , timorato y con sus complejitos, se nota de lejos cuanto envidia lo que a don Jaime le sobra.

hasta despues, pues

Simpliciano

Jaime Ruiz dijo...

Tengo que dar las gracias a Simpliciano y a Doctora por participar; este foro es sumamente interesante porque nos deja ver con asombrosa claridad cuál es el ambiente de la universidad colombiana y cuál es el medio en que prospera la revista Semana.

Los que no están contentos con el mensaje hasta ahora no han exhibido el más modesto argumento aparte de los insultos y las simplezas. El tal Fernando da Silva me pregunta por qué no corrijo la ortografía de Simpliciano, y sencillamente no lo hago porque el objeto del blog no es ése. Comento la ortografía de los que insultan porque el tema de fondo es que se presente un hecho bastante corriente (cualquier sicario puede pasar por doctor, y creo que destacaría, vistas las pruebas de los doctores en este blog) como el súmmum de la corrupción del gobierno, cuando en gobiernos recientes los escándalos eran otra cosa.

De algún modo es un alivio que lo llena a uno de optimismo sobre Colombia: ya están delimitados los campos, ya hay un bando de admiradores de Daniel Coronell que son a su vez los parásitos tradicionales y el lumpen más espeluznante. Lo que sí le recomiendo al lector para que se forme una idea de la clase de gente que está en ese bando es visitar las páginas de los que me insultan, lo cual se puede hacer siguiendo el perfil que sale cuando se hace clic en los nombres.

Hasta a Daniel Coronell le avergonzaría tener tales defensores. Y eso ya es decir mucho.

Anónimo dijo...

Doctores, doctores ,por Dios, al leerlos a ustedes,me duele Colombia,quisiera pensar mas bien que no lo son y eso parece.

En lo que escriben,no muestran nada que demuestre su educacion academica,ni su menor deseo de construir un "pais bizarro"; como se avergonzara el "alma mater" de ustedes, por su actuacion y comportamiento poco gallardo y descomedido.

Don Jaime, ni mas faltaba, nada tiene que agradecer, quienes si deben hacerlo son los jactanciosos doctores,por la leccion de otografia y buenos modales que les ha dado, a veces una buena reprimenda o hasta nalgada puede ayudar a recapacitar y tomar el rumbo correcto a personas inexpertas y un poco irresponsables.

Como corolario, nos queda pensar el inmenso desperdicio de la sociedad para educar como doctores , a quienes ni saben lo que es responsabilidad y modales, entre estos que se encarnizaron contra usted, en ninguno se nota el mas minimo grado de civilidad y aprecio , idiomaticamente nulos, lexico pobre y vulgar, no son de la clase de quienes construyen, su mision social es destruir y ofender, al menos eso demuestran.

Doctorcitos, recapaciten y muestren que tienen madera, construyamos el pais que merecemos.

Hasta despues, pues

Simpliciano

Anónimo dijo...

no no no que berraquera tenemos los colombianos pa pelear por cualquier bovadA<---- asi se escrive berda ? que ganan?--> nada, que pelean?-> nada, el simpliciano deberia ser comediante, en serio, escribase un librito que de seguro gana jarta platica, no es por mal, serio animese. pues para los demas, dejen quel pendejo haga su comentario. dones, doctorcitos, asi no hacemos nada... por este pais...echense una sisestesita, cueten hasta diez, digan lo que digan... no hacemos NADA.

y no se preocupen por responder es muy posible que no buelba a ler este blog pues asi no hacemos nadaaaaaa....

Anónimo dijo...

pero pa q que risa este gente....jjajaja