24 may. 2005

"Los del Polo son iguales que los liberales y godos"

Acabo de leer eso en el Foro de Caracol y recuerdo que es un pensamiento frecuentísimo en Colombia. ¡Están peleándose entre ellos por los puestos! Claro que eso es lo que pasa dentro de todos los partidos en todos los países democráticos, y sólo se encubre en algunos sitios por los buenos modales de la gente.

¿Qué es lo que hay tras esa queja? La denuncia de que los políticos quieren tener poder y colocar a sus amigos. ¿Cómo habría de ser entonces? "Deberían trabajar por sus ideales y seguir su proyecto programático", razonan esas personas.

Pero ¿quién trabaja por sus ideales? El daño que alguien le puede hacer al mundo es directamente proporcional a la importancia que tengan sus ideales a la hora de ganarse la vida. La persona llena de ideales va y crea una ONG para hacer felices a los niños o para dar de comer al hambriento, y para financiar tan hermosas labores va y aprovecha sus contactos y se gasta millones y millones de los recursos estatales en sus informes y en sus viajes, se pone un sueldo de ministro y encima todo el mundo le sale a deber, mientras que el que sólo piensa en su dinero pone un puestico de arepas o una panadería y le da de comer a la gente sin quitarle nada a nadie.

Pero es que un doctor no va a ponerse a hacer arepas. A ver, ¿qué clase de ideal es ponerse a hacer arepas? ¿Quién dijo que así se combatía el hambre, si ésta sólo es el resultado de la injusticia?

La queja contra el Polo, partido que aborrezco por su ideología, tal como se presenta aquí, es la nostalgia de un régimen como el cubano, en el que no hay políticos peleándose por los puestos sino que éstos tienen dueños vitalicios, salvo que al Amo le dé por desconfiar y entonces se termina como el finadito Arnaldo Ochoa.

Pero ¿por qué eso tiene tanto público en Colombia? Porque es el pasado del país, porque durante varios siglos los puestos también eran vitalicios y tenían una "legitimidad" que no era la de la gente votando por unos candidatos, sino la de la Corona remota, y sobre todo la de la multinacional del amor, con su ungido en Roma dando ejemplo al vasto gremio de santos que en los lugares remotos siguen enderezando vidas y enmendando iniquidades.
Es que la democracia no es natural: si se piensa en la democracia en 2005, se puede decir que la mitad de la humanidad vive bajo regímenes más o menos democráticos. Hace sólo cien años no llegaba al 10 %. Hace 200 años no llegaba ni al 5 %, hace 300 años no existía.

Colombia no tiene cultura democrática y extrañamente es un país en el que todo depende del Estado, y ambas cosas crean un coctel terrible, del que sale la violencia.

3 comentarios:

Sergio Méndez dijo...

Leyendo su blog una pregunta me ronda constantemente ¿En verdad cree ud que todos los gobiernos EXCEPTO el de Uribe han estado inmersos de la lucha politiquera de puestos y clientelismo? ¿En verdad que le hace creer que en el gobierno de Uribe ese no ha sido el caso? Pero una pregunta general me asalta y es su creencia ciega de que entre menos estado mejor marcha la economía ¿Ha visto el tamaño de los Estados Europeos y lo que pretenden hacer con ese superestado llamado "La Union Europea"? ¿Ha visto como la economía que más crece en el mundo sigue siendo un Estado Totalitario gigantesco como la China? ¿No se ha enterado de como los llamados "tigres asiaticos" tuvieron que hacer una fuerte inversión estatal antes de ver el florecimiento de sus economias? ¿Incluso, no ha visto el tamaño monstruoso de ese Leviatán que es el gobierno Federal en Estados Unidos - y no hablemos del gobierno particular de cada estado?

Irónicamente le hago estas preguntas no para defender la existencia de un estado grande, sino para hacerle notar que contrario a lo que se piensa, capitalismo y estado van de la mano. Eso lo han visto desde los marxistas hasta los defensores del libre cambio mas puro como los economistas de la escuela Austriaca. ¿Ud que piensa al respecto?

Jaime Ruiz dijo...

Sergio: ahora no puedo contestarle, pero usaré su cuestionario para abrir un foro un día de éstos en esta página

Anónimo dijo...

Sergio, estoy apunto de convertirme de Derecha a causa de los atropellos de la Izquierda, en estos momentos soy uno de los muchos que piensan en un Pinochet Colombiano, un hombre así, que sin asco desconozca los “Derechos adquiridos” y quite a diestra y siniestra pensiones, sueldos y resto de privilegios a gente que no se la merece. Que desconozca a la corte Constitucional por parecer una Perra en celos cuidando los atropellos de esa gentuza, pero que no se queda ahí, que llegue mas lejos, que los meta en la Cárcel por ladrones, que meta al Alcalde de Bogota preso por agazapado por mentiroso por cínico por mamerto por asesino por chabacan y vulgar.

No soy Homosexual pero estoy soñando con ese tipo de Hombre, que además reduzca al Estado a su mínima expresión, para que los que quieren acceder a el para enriquecerse para corromper para convertirlo en una corcha de retazos peor de la que es, se frenen y empiecen a buscar algo productivo que hacer. Quiero ver trabajar a los Garzones a los Petros a los Rojas y a los demás serviles que les acompañan A esos que quieren vivir del cuento de ese dizque de que hay que darle poder a los Pobres, claro que se los dan y eso no lo desconozco El poder para que se destruyan para que ellos mismos se pongan las cadenas sin ayuda, ese fue el mismo poder que les dio Fidel el siniestro Castro al Pueblo Cubano cuando bajo de Sierra Maestra en forma de Animal de monte.


Quiero un Pinochet un Pinochet Colombiano que persiga a los Estudiantes maricones que por poner el trasero en una silla frente a un Profesor que se cree superior al Mundo Civilizado piensan que ellos están haciendo el curso que los llevara a convertirse en la Raza superior, con eso no estoy diciendo que Usted lo sea Sergio, ni mas faltaba, a Usted lo veo como un ser confundido, yo solo me estoy desahogando y no piense que lo estoy utilizando como excusa para hacerlo.

Lo que pasa es que Usted toco un punto que me llena de rabia y en verdad que quisiera reaccionar mas civilizadamente, créamelo, pero es que la formula de Estado grande, parásitos esperando el momento para formar parte de el o para aumentar su poder ¡Me pone de un genio! Que no puedo contenerme, entonces me imagino a los Garzones frotándose las manos a los Enriques Santos viendo como se perpetúan y los Serpas en puros huesos todavía luchando para resistirse a que lo lleven a un museo.