15 may. 2005

La víctima todavía no lo sabe

por Wilfredo Moreno

Para un estratega militar el arma mas efectiva es el engaño porque mantiene al enemigo tan pasivo que sólo se percata de lo que tiene encima cuando es demasiado tarde.

Un arma similar es la que emplea Rafael Pardo: con su salida poco elegante del uribismo dejo a su rival político tan tranquilo, de una forma, que tiene el puñal en la mitad del corazón, el cuerpo arrodillado y la cabeza a merced de la espada para recibir la estocada final.

Peñalosa vive tan elevado que su casa la decidió construir en las nubes y sólo mira para abajo cuando alguien pronuncia su nombre, para hablar de Trasmilenio de las ciclorrutas, de las bibliotecas... De los colegios en concesión NO, porque Garzón suspendió el programa y polemizar sobre el tema le traería dolores de cabeza capaces de atentar contra la estabilidad de las nubes que lo mantienen muy cómodo.

Entonces no hay que culpar a Peñalosa por esa actitud tan pasiva después de la herida mortal que recibió. Otro, uno que viviera con los pies en la tierra, hace rato se habría preguntado sobre las consecuencias que traería la salida tan baja y poco ética de Rafael Pardo, hace rato también habría deducido que a Uribe esos hechos no lo lastiman, ya ha sido mucha el agua sucia con la que lo han querido destruir y es un experto en esquivarla y utilizarla para fortalecerse ante la opinión pública.

Tampoco a Pardo se le puede acusar de ser un guerrillero disfrazado. Oportunista sí, de esos que no tienen moral y que terminan echándose al lugar donde pueden satisfacer todas sus ambiciones, por mezquinas que sean. Rafael Pardo como los otros que viven en el mundo real sabe que la pelea es por el segundo lugar porque de ahí se puede partir para llegar al primero en las elecciones presidenciales del 2010 y para estar ahí primero tiene que ganar en las primarias de su partido -el liberal- por eso “con sus motivos”, los que dejó plasmados en un documento tan sucio como su alma, le dijo al samperismo que se pueden reencarnar en él y de tal forma le coqueteó al voto amarrado que está huérfano.

Se acercó a los poderosos que ven en él una forma de ganar donde prestarán todo su poderío mediático, y eso no le conviene a Peñalosa, que necesita un partido con sus fuerzas divididas para que se imponga el voto limpio, el de opinión, que es su fuerte. Otro en el lugar de Peñalosa ya se habría pronunciado sobre la actitud poco ética de su competidor, descalificándolo y diciendo que esas salidas no le hacen bien a la democracia porque legitiman el terrorismo, sobre todo porque se pisotea la figura presidencial. Eso haría dudar a las maquinarias, que optarían por poner los huevos en diferentes cestas, ya que Pardo quedaría desdibujado. Pero como ya lo dije, nadie ha pronunciado el nombre de Peñalosa para hablar de ciclorrutas, de Trasmilenio, de parques... y por tal motivo el ex alcalde sigue durmiendo en la nube que le hace tanto daño y que terminara por convertirlo en un recuerdo grato pero efímero.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Peñaloza tiene un gran problema, para estas y otras elecciones, su persistencia en solo trabajarle a lo urbano. Mala imagen que proyecta un citadino con esa obsesion al resto de Colombia, pues los votos rurales no se sienten representados y obviamente la buscaran, lo que mas bien polariza el pais en urbanos vs rurales. Sera eso lo que quiere este señor, crear dos paises? pero eso es un imposible.

Lo de Pardo se explicaria con intereses personales, con que siente que su ventana de tiempo es limitada, pero hay que recordarle que han habido presidentes viejos que han marcado la historis mundial, y le conviene todavia aprender del lider actual para poder hacer un mejor trabajo.

Anónimo dijo...

Primero quiero aclarar que es muy difícil entrar con alguna Clave es estos blogs y por eso utilizare la forma fácil, llegar con el anonimato, pero llamare Javier para que no se confunda con tantos anónimos.

Yo no creo que el problema de Peñalosa sea El de concentrarse en los problemas Urbanos ya que en ese lugar habitan mas del 80% de la Población Colombiana, sus problemas son otros, la falta de olfato Político y el temor de ofender a sus contradictores por recibir represarías. Pienso que Peñalosa vive el síndrome Pastrana después de acusar al Oficialismo Liberar de recibir plata del Narcotráfico, Peñalosa teme que la gente Poderosa de este País se ponga en su contra por apoyar a Uribe y que dejando a los protegidos de Santos Calderón quietos él se ganara favores de ellos, por eso no habla de los colegios en concesión para no entrar a polemizar con los del Polo, aunque tenga entendido que el tiene todas las de ganar, eso para no hablar de la pensión tempranera Y millonaria de Garzón, por el mismo motivo no reta a Pardo a pesar de que ya sea de su conocimiento que el Señor se le salto la cerca dentro del oficialismo. Desmentir a Pardo le significaría enfrentarse a la gente poderosa que viene vendiendo la idea de un “Plan Político Armado” y que Pardo la viene a reforzar.

En resumen: Lo Rular para el Urbano tan solo importa si le significa algo y correctamente, la recuperación del campo y una entrada en la productividad apoyaría mucho a los sectores Urbanos, por la cadena de suministro que se desarrollaría en las Ciudades, en resumidas cuentas eso significaría empleo Para los Citadinos, ese tema no es ignorado por Peñalosa, lo que ignora es que los Poderosos de este País nunca estarán con él por que de alguna forma Peñalosa significa orden y en cierta medida progreso y modernidad.