7 jun. 2005

¡Que Uribe pida garantías!

Por Wilfredo Moreno

Cuando yo jugaba fútbol y debía marcar a delanteros más altos y fuertes, siempre tenía que recurrir a distintas mañas para frenarlos. Entre el forcejeo del partido, el árbitro se dejaba llevar por sus percepciones, y así las infracciones que yo cometía para cortarle espacio a mi contrincante con el codo o el antebrazo pasaban inadvertidas. Y eran muy efectivas para anular su papel en el juego.

Jugaba sucio con el beneplácito del árbitro, ayudado por la vanidad del jugador al que marcaba. Todo porque yo era físicamente inferior.

Al presidente Uribe le puede suceder lo mismo que a mis adversarios de juego del pasado si se sigue pasando de sobrado no sólo por ceder a todas las peticiones de sus contrincantes sino también por no pedir garantías.
Más que nadie es él quien las necesita.

Resulta que toda la prensa escrita, es decir, la que crea opinión, está en contra del gobierno y ésa es un arma más efectiva que unas manos medio extendidas en un juego de fútbol. Hay que recordar que los debates electorales se harán en televisión y los periodistas que servirán como “mediadores” vienen de esos medios. Los medios escritos, como muchos audiovisuales, no han mostrado piedad por el presidente a la hora de querer ponerlo contra las cuerdas.

En el último programa de TV a que asistió el presidente se pudo comprobar hasta donde el candidato Uribe necesita garantías. El presidente, más que estar sentado en un programa periodístico respondiendo preguntas, parecía un prisionero al frente de un pelotón de fusilamiento, donde el que hacía las preguntas en forma de proyectiles esperaba las respuestas junto a sus compañeros para arremeter contra el presidente aprovechando cualquier equivocación.

En los debates esto puede resultar fatal, porque mientras los otros candidatos se podrán equivocar las veces que quieran, Uribe no lo podrá hacer ni una sola vez, a eso se le tiene que sumar la forma en que esos mismos medios tratan de minimizar los logros de este gobierno, con encuestas y estudios que nadie puede controlar más allá de creer o no sus resultados, así como titulares, editoriales y columnas de opinión que sirven de amplificadores para engrandecer lo que aseguran los enemigos del gobierno.

El presidente Uribe no se puede quedar sin medios para comunicarse con la opinión pública sencillamente porque quedaría aislado y todas las mentiras dañinas que no han podido prosperar encontrarían campo abierto para lograrlo. Tampoco puede guardar silencio ante cualquier ataque perverso como lo piden los medios enemigos.

Es hora de que el hombre fuerte en que lo ha convertido la popularidad entienda que dentro de las fortalezas pueden salir muchas debilidades y que aprovechadas éstas por enemigos que hasta el día de hoy no han contado con suerte, pueden resultar castatróficas para sus aspiraciones de sentar las bases de la transformación de Colombia en una sociedad semicivilizada.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Efectivamente no elegimos un pelele que se deje fastidiar la vida del calumniador de turno: elegimos un tipo con carácter para que se defienda.
Francamente no entiendo las reacciones frente a la posición de Uribe, pues está en su derecho a defenderse. Tampoco lo vimos acalorado, ni subido de tono: dijo lo que consideraba la verdad. Pero aquí obra de maravilla la hipocresia: hay que ser muy diplomáticos para decir las cosas al punto de mentir por enunciar una verdad. Si uno dice lo que piensa sin vacilación, entonces es grosero, antipático, pedante y vive acalorado.
Dejemos la hipocresia a un lado porque hay Presidente que dice las cosas de frente y que los opositores no se molesten de a mucho, porque por primera vez les están cantando la tabla en la cara... eso duele, pero Colombia lo necesitaba.

maryt dijo...

Es una situacion dificil la de Uribe, sobre todo porque es un pais semicivilizado, como usted dice, y quizas debe preocuparnos mas la seguridad y conformarnos con que con buena coordinacion de su red apoyo se pueda hacerle campaña que lo reelija. Y eso depende de dos cosas que son prioridad: que apruebe la reelecion inmediata y que las elecciones sean limpias y en clima no violento.

Anónimo dijo...

No solo son oposición los “creadores de opinión” también lo son la Contaduría la Corte Constitucional el Centro Nacional Electoral la Procuraduría etcétera.

Pero lo que mas preocupa es la falta de un Partido Político que se comprometa con proseguir con los ideales de Transformación en que se empeño Uribe, debe salir un Partido Político que apoye el Plan Colombia 2019.