31 ago. 2005

Lo siento, otro apéndice

El hecho de que haya desaparecido Colombia Analítica es para mí una causa de gran frustración, se perdió la colección de perlas maravillosas del pensamiento colombiano que yo iba acumulando ahí en una antología. Esa censura es casi un crimen, porque el testimonio de esos discursos es lo mejor que tenemos para entender lo que pasa en nuestra sociedad.

Ahora reinicio la labor, convencido de que los estudiosos o cualquier interesado en descifrar las claves del paraíso me guardarán infinita gratitud.

VER BLOG>>

No hay comentarios.: