24 oct. 2005

Ajedrez

Dando por sentado que la Corte Constitucional no se atreverá a salir con la leguleyada de tumbar la Ley de Garantías, si nos ponemos a hacer conjeturas sobre lo que ocurrirá a partir de ahora respecto a las elecciones, creo que el juego planteado forzará a la oposición a combinar sus jugadas y sus fichas de forma bastante parecida a lo que sería un desarrollo en ajedrez.

VER POST COMPLETO

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Ricardo.

Yo como Usted ya daba por descontado que Serpa salía de la consulta interna de su Partido, seguir haciendo Política seria favorecer a Uribe para que ganara en la primera vuelta, ahora mas cuando otra vez sale a flote el proceso 8000 con un Libro recién publicado que entre otra cosas perjudica (como si ya no estuviera hundido) a Navarro Wolf , entonces todo el apoyo de la especie de Nobleza Colombia quedara en solo dos Candidatos: Mockus y Pardo pero será a este ultimo que pondrán todo el poder a su disposición para llevarlo a enfrentar a Uribe en una posible segunda vuelta.

Jaime Ruiz dijo...

Para Ricardo:

Ciertamente no van a ser tan tontos como para dejar de únicos candidatos a Mockus y a Pardo. Puede que debido al desgaste de Navarro la izquierda presente a Carlos Gaviria (voto de los maestros e intelectuales), el liberalismo a Serpa (voto popular y de maquinaria), y aparte se lancen Mockus y también Pardo, porque algunos voticos pueden arañar. Otra opción es César Gaviria, pero creo que le iría peor que a Serpa, en beneficio del otro Gaviria. En tal caso, si llega a haber segunda vuelta sería Uribe contra Gaviria, el problema es cuál Gaviria.

Saludos.

Anónimo dijo...

Yo, por ejemplo, preferiria votar por Mockus o Carlos Gaviria. Pero entre Uribe y Cesar Gaviria o entre Uribe y Serpa (si hubiese una segunda vuelta con alguno de esos pares) es probable que votase por Uribe.

En cual de los dos bandos quedo ahi?

Galactus

DieGoth dijo...

Sinceramente no entiendo en qué se basan para esperar que Carlos Gaviria pueda llegar a conseguir más de un 3% de la votación.

Anónimo dijo...

Quién ha dicho aquí que Carlos Gaviria pueda llegar a la segunda vuelta? Otro error de lectura, Diegoth? :)

Galactus

Anónimo dijo...

Ah perdón, fue Jaime el que insinuó (aunque no se si espere) que Gaviria (Carlos) pueda llegar a la segunda vuelta.

Galactus

Jaime Ruiz dijo...

Pues a mí la posibilidad de que Carlos Gaviria pasara a segunda vuelta no me parece tan descabellada. Aunque sí remota. Supongamos un juego en el que todas las encuestas dan casi seguro un triunfo de Uribe en la primera vuelta, entonces Serpa proclama ruidosamente que su opción no cuenta con suficiente respaldo y propone que ya que hay reelección se pueda presentar César Gaviria. Eso porque muchísima gente "liberal" prefiere a Gaviria que a Serpa, y en general puede contar con más simpatía de los empresarios, y sobre todo con menos rechazo. Digamos que un cuadro en el que hay tres candidatos aparte de Uribe: los dos Gavirias y Mockus llevaría a toda la gente de la izquierda liberal a apoyar a Carlos Gaviria, como ya hicieron en Bogotá con Garzón contra dos candidatos de su partido.

Las informaciones esas de Alberto Giraldo ya acaban con las expectativas de Navarro, que ya eran bien menguadas. Para ellos es más razonable buscar puestos en el Congreso y a cambio de ese reconocimiento dejar la candidatura presidencial al ex magistrado. Y que no despierta rechazo es algo tan claro como que Galactus dice que votaría por él o por Mockus. ¿Cómo hacer para explicar que es el candidato del Partido Comunista, un partido que apoya abiertamente a las FARC? El segundo en la lista al Senado por la que fue elegido Gaviria, Jaime Caycedo, decía en 2001 que las FARC tenían derecho a liberar a sus presos políticos, refiriéndose a las fugas que hubo ese año (o el anterior). Y las proezas de Wilson Borja, el representante a la cámara elegido en la misma lista, son también admirables.

Para ilustración debe servir por ejemplo un artículo de Eduardo Posada Carbó en el que se cita una entrevista en la que dice que no hay legitimidad para repudiar a las bandas armadas. También en una entrevista de 2002 en Cambio la que decía que si las FARC fueran derrotadas se echaría a perder la justicia social, o sea, la posibilidad de alcanzar la justicia social. Eso convierte a las FARC en agentes de justicia y sus crímenes en pasos hacia esa meta.

No es que él y su gente sean de las FARC, es que las FARC (esos pobres malandrines tontos, malos y feos) son de ellos. De triunfar esa banda de la democracia colombiana (valga el giro pedante "triunfar de"), sin duda el presidente formal sería Gaviria.

Aprovecho para contestarle a Galactus sobre acerca de en qué lado está. Pues depende del lado por el que vote. Mockus es el ejemplar de antipolítica que hay en Colombia, y me parece un tipo peligroso porque no se sabe para dónde cogería, pero poco peligroso porque nunca conseguirá una votación mayoritaria. Es un tipo que ilusiona a las clases medias bogotanas porque acertó con ciertas campañas pedagógicas, con no robar y con hacer frente a los rateros, pero para gobernar un país hacen falta otras cosas, por ejemplo un partido, un programa, una doctrina económica, etc.

Es raro que Galactus apoye a Gaviria y rechace a Serpa. El samperismo siempre tuvo muchos aliados en la izquierda, o mejor dicho, al revés, dentro del samperismo siempre hubo mucha gente próxima al PC, como Gómez Méndez. El defensor de Santiago Medina era un habitual defensor de guerrilleros. Y también son aliados en la Alcaldía de Bogotá. Uno de los senadores elegidos por la izquierda, por el PC aunque no fuera pública su adhesión (eran los votos de Fecode), Jaime Dussán, fue uno de los defensores de Samper.

Quiero decir, respecto a la atribución de posiciones políticas a Galactus, porque hay mucha gente como él: no importa que haya gente que no entienda los proyectos, de todos modos éstos existen porque representan intereses de grupos específicos. En conjunto en Colombia hay un proyecto vagamente neoliberal encarnado por algunos ministros de Pastrana, por algunos de Uribe, por Peñalosa, por los que apoyaban a Noemí Sanín... Y un proyecto parecido al chavismo, representativo de los sectores de empleados estatales y políticos tradicionales, que tiende al chavismo y a verse representado por los aliados de las FARC, como ya ocurre con el nieto de Rojas Pinilla, convertido en ladrón a posteriori de la espada de Bolívar. No es raro que Piedad Córdoba y Petro fueran a defender a Chávez ni que Serpa fuera a entrevistarse con Castro antes de las elecciones de 2002. No es que todos esos "liberales" sean socialistas, sino que Santodomingo, el verdadero socialista que tira de los hilos, les ordena aliarse con todos esos sectores.

Porque es que la alternativa al neoliberalismo es simplemente el mercantilismo de siempre. No una dictadura como la cubana porque de ninguna parte sacarían tropas para contener una resistencia montuna, pero sí una borrachera de populismo que al principio contaria con la alianza con Chávez y Kirchner, y con muchas simpatías en Europa.

Gracias por leer y participar.

DieGoth dijo...

Galactus, está disculpado.

Anónimo dijo...

Creo que hay que tener cuidado con Mockus por que en ultimas puede ser el salvador de la oposición, el Ex Alcalde como lo dice Jaime puede resultar muy peligroso por su pasado insípido y por la cantidad de compromisos que puede adquirir.

Jaime Ruiz dijo...

Para el usuario anónimo: si algo es casi casi seguro es que Mockus no será presidente de Colombia, y el ex rector obraría mejor en favor de sí mismo buscándose un perfil más modesto. Y lo curioso es que muchos gobiernos le darían un ministerio, tanto de izquierda como de derecha.

Lo que sí puede hacer Mockus es arañar votos que sin él irían a Uribe o a la abstención que favorecería a Uribe, de modo que sea imposible un triunfo en primera vuelta.

Eso es bueno y malo. También una votación alta por Mockus puede ser reflejo de un rechazo a la politiquería y algo que servirá para contener los hábitos de mucha gente próxima a Uribe, como ciertas bonificaciones recientes a los alcaldes, que denunciaba ayer El Tiempo

Claro, quedaría el problema de la segunda vuelta y el esfuerzo de la prensa por desgastar a Uribe mediante todo tipo de calumnias y manipulaciones, dejando al país agotado y magullado. En todo caso sería muy difícil que Serpa llegara a presidente. Los pocos que creían en él en 1998 (el resto era la maquinaria y los votos de orientados de la izquierda) ya lo han visto calumniar a Uribe y después recibirle una embajada, y han visto lo que ha sido un gobierno responsable en comparación con el de Samper.