8 oct. 2005

El cineasta

Por Luis Diego

Por desgracia, todas las sospechas que la oposición venezolana ha difundido sobre el presidente Chávez parece confirmarse, y es muy grave que haya tanta indolencia y desinterés respecto a sus acciones.

VER POST COMPLETO

8 comentarios:

El Veneco dijo...

jajaja y decian que yo no tenia personalidad porque ponia lo que otros decian, veo que tu colombiano de mierda haces lo mismo hijo de puta maldito, jala bolas de uribe, seguro que eres un narco paramilitar mas asesino de estudiantes e indigenas, coño de tu madre mal parido, y no me vengas con que soy irracional al insultarte, porque tu haces lo mismo y peor, porque defiendes a los fascistas jala bolas de los gringos que cuando lleguen a colombia te van a cojer guevon

El Veneco dijo...

dile al animal que escribio el articulo que el golpe no fue en abril del 92, sino en febrero del 92, que no sea tan animal y que aprenda a ser periodista

Anónimo dijo...

Chávez siempre tantea antes de hacer las cosas, a resultado en el caso de las expropiaciones que han tenido rechazo inclusive en las capas Sociales de bajos recursos, eso motivara al siniestro, a congelar las expropiaciones hasta que terminen las elecciones, de lo contrario llegara muy débil para competir. Después arrancara con fuerza para implantar su proyecto Político Ideológico, sabe que los precios altos del petróleo no le duraran todo la vida y la única forma de perpetuarse será a la fuerza, es de esperar un replanteamiento de todo tipo en Venezuela cuando Chávez sea reelegido y de forma muy rápida.

DieGoth dijo...

emiliano zapata: gracias a su "intervención" corregí la fecha del 4 de febrero, pues la confundí tal vez con el mes de abril en que a Chávez lo hicieron sudar frío unos ineptos autoritarios y desorganizados golpistas. En fin, quien a hierro mata, a hierro muere y se confunde el victimario con sus víctimas tarde o temprano.

Yo no soy periodista. Tan sólo redacto algo mejor que mucha gente (incluido usted, por supuesto), y sin embargo, a diferencia suya, no he abierto aún un blog propio para dedicarme a hacerle propaganda gratuita a mi ídolo de turno y soportar diariamente las humillaciones y burlas de quienes en su blogsito, y de manera inmerecida, sí opinan seriamente.

Si a su "comentario" le restara los insultos y las acusaciones sin sentido ni fundamento, me parece que apenas intentaría decir algo así como que... pues... la verdad... ¿podría repetir su mensaje?

Bueno, no es necesario. Con decirnos que es chavista, su par de comentarios sirven para ambientar mi artículo, de manera que la gente constate de qué clase de gentuza repugnante y primitiva hablaba yo cuando decía que Chávez manipula masas empobrecidas que no aspiran realmente superarse.

DieGoth dijo...

anónimo: ciertamente Chávez está esperando el desenlace político de las próximas elecciones de diciembre, y de las elecciones presidenciales del próximo año. Pero mientras tanto parece confiado, arreciando el ritmo de su opresión.

Hay que reconocer que él, a diferencia de Allende, ha sido bastante hábil. Ha sabido llegar a un punto incluso más avanzado que el logrado por Allende, pero sin provocar un ambiente mayoritariamente hostil hacia él.

De alguna manera Chávez está muy seguro de que Estados Unidos aún está lejos de comenzar a tomar medidas serias contra él, y sencillamente está aprovechando para hacer fiesta, mientras el gato está lejos de la cocina.

Respondón dijo...

Es problema de los venezolanos. Acaso en Colombia no hay problemas de sobra? Lo único que me interesa de Chávez es que no apoye a la guerrilla colombiana, y si con una actitud de dejad-hacer frente a sus demás bobadas el gobierno de Uribe logra eso, todo bien. En este caso hagamos las veces del Dpto. de Estado, con Chávez en el papel de Ernesto Samper: tus pecados no me molestan siempre que me apruebe la extradición. Mire, la clase media y las elites venezolanas siempre adoptaban una actitud complaciente ante las FARC, así que no voy a llorar sus actuales problemas con Chávez.

Jaime Ruiz dijo...

Para Respondón: respecto a la actitud tradicional de las clases medias y de las elites venezolanas respecto a las FARC, hay dos actitudes. Una que llamaré "conservadora" y otra que llamaré "filistea". La actitud que llamo conservadora es la de los actuales sustentadores del chavismo, el pueblo de la universidad y los cargos públicos, exactamente el mismo tipo de gente que en Colombia apoya a la guerrilla, o apoya la solución negociada, que es en realidad lo mismo que apoyar a la guerrilla, es convertir el asesinato en fuente de derecho.

Llamo filistea a la otra actitud, que es la de gente que sería rabiosamente antiguerrillera si el problema la afectara, del mismo modo que se volvió rabiosamente antichavista cuando vio crecer al monstruo, parece que demasiado tarde.

No comparto tu desdén por la situación venezolana. No se trata de un demente ni de un idiota soñando con imposibles y disfrutando de su reinado de opereta, sino de un Sadam tropical que ciertamente apoya a la guerrilla colombiana y no vacilará en entrar en guerra a favorecerla si le ve algún porvenir. Y también influirá en las elecciones de 2006 en Colombia.

Por otra parte, Joaquín Villalobos dice que Castro fomenta conflictos en todo el continente para que lo dejen en paz. En cierta medida es lo que hace Chávez. A lo mejor llega a averiguarse de dónde salen las marchas indígenas contra el TLC, y se encuentran recursos para pagar a cientos de profesionales de la justicia social que van de misionarios a las comunidades indígenas a convencer a la gente de lo mala que es la reelección.

DieGoth dijo...

Respondón: no vivimos en piedras flotantes sobre un mar árido. Tenemos un país vecino que comparte más de 2.000 kilómetros de frontera y un comercio bilateral importante, antes para beneficio mutuo, ahora para desgracia nuestra.

Si usted tuviera algún contacto directo con el chavismo, se daría cuenta que la doctrina de odio que ellos pregonan (y que reciben directamente de sus mentores, el gobierno y agentes cubanos) es realmente peligrosa, y peor aún, que no están dispuestos a conformarse con incendiar su propia casa.

Los desastres se ven venir, y cuando llegan, nadie puede esperar que no salpiquen los alrededores. Mire nada más el par de mensajes que este fulano "emiliano zapata" me dedicó: es un chavista consumado residente en Venezuela que sin ser invitado a este blog llegó solamente para demostrar el odio que lleva adentro.

Es un hecho real que en las comunas de Caracas principalmente, se está entrenando a la gente en el manejo de armas para defender a Chávez en caso de otro golpe de estado, y quién sabe qué pasaría si de alguna manera no puede haber fraude en las próximas elecciones presidenciales, o aún con fraude, Chávez sea derrotado por otro candidato. ¿Estas masas se contentarán con ver cómo se cambia de gobierno y de repente ya nadie estará ahí entregándoles más armas ni municiones, a decirles que ya no hay ninguna "revolución" que defender? Chávez es una pequeña caricatura de Hussein, y aunque dudo mucho que piense seriamente invadir a Colombia al menos dentro de pocos años, sí estoy seguro de que no se limitará a simpatizar ideológicamente con las FARC.

Lo que Jaime Ruiz dice con respecto a la actitud filistea de algunos venezolanos es cierto. A ellos alguna vez les llegó a gustar la guerrilla colombiana no por lo que ésta representaba, sino por ser enemiga de los gobiernos colombianos, entonces poco apreciados por algunos círculos políticos y militares venezolanos. Pero basta con ver cómo el secuestro se ha disparado en Venezuela en los últimos años, para que la gran mayoría de esos venezolanos, prácticamente solo los que no son chavistas, asuman una actitud más seria y adversa hacia la guerrilla colombiana.

Le recomiendo al menos mantener un ojo vigilante sobre Venezuela. No le cuesta nada, y tarde o temprano se dará cuenta de que no es cuestión de tres chismes y dos habladurías de opositores de Chávez queriendo dañarle la imagen. Es un río que cada día aumenta el volumen de las piedras que lleva.