6 oct. 2005

La decisión ya está tomada

Por Wilfredo Moreno

Se puede dar por seguro que la corte tumbará la reelección presidencial, los últimos acontecimientos lo hacen patente: primero, el bloque de centro derecha que no se quiso unir; de todos modos, cada facción ganaría mucho con un fallo adverso y el forcejeo por liderar a la mayoría vendría después de la consolidación de esa fuerza, es decir, cuando el descontento popular les dé la seguridad de que no son algo pasajero.
______Otro síntoma es la actitud de los periódicos que pasaron de ser hostiles a aliados del presidente, son muchos los que no quieren ser tocados por los efectos colaterales. Eso explica la ruptura de la ficha clave de la izquierda (Garzón)con los partidos que encarnan esa ideología: a esos partidos les caerá fuego, pero Garzón saldrá ileso.
______También tiene que ver el adelantamiento del fallo por parte de la Corte, que no quiere chocar con el paro de los sindicatos hecho para protestar por la reelección presidencial, si la corte falla después, la furia del pueblo se iría contra los sindicalistas y eso haría retroceder los planes para contrarrestar los efectos adversos.
______Otro indicio es la aparición de muchos oportunistas que quieren pescar en río revuelto: los que proponen el voto en blanco como medida de protesta o bien una séptima papeleta para reelegir a Uribe, ninguna de las dos medidas dará resultados, pero el proponerlas hará que todas las miradas se vuelvan hacia quienes las impulsan. Después de que la reelección caiga, saldrán muchos a buscar culpables para hacerlos pagar, y mirarán a los menos culpables, a los magistrados de la Corte Constitucional: ellos son funcionarios elegidos por el Congreso y por ende se convierten en fichas politizadas que maniobran según las ordenes que reciben.______La verdadera culpable de que la reelección se caiga es la carta que rige los destinos de los colombianos, la Constitución del 91. Una Constitución que se aprobó de forma muy laxa. La época en que se redactó era de optimismo: la caída del muro de Berlín, el resurgimiento del capitalismo de mercado —que resultaba ser el sistema ganador—, y en el plano interno la apertura económica y el descubrimiento de Caño Limón.
______Como quien dice, no había motivos para preocuparse, los comunistas que entrarían a reformar la Constitución no harían mucho daño ni tampoco los representantes de extrema derecha, pues se creía que la apertura económica y la consolidación del mercado abierto en el mundo impedirían cualquier despropósito. ¡Qué error, mis señores! Los fallos de los guardianes de la carta nos demostrarían todo lo contrario: cada vez más nos acercan a Cuba y nos alejan del próspero Occidente, mientras que los otros fallos nos hacen sentir que estamos en la edad media, pues la Corte defiende los fueros de los empleados públicos representados en sueldos o pensiones millonarias e inmerecidas.
______Pues si los magistrados sólo interpretan la carta al pie de la letra y si hay que atacar a alguien después de que se diga que la reelección no será posible, debe ser a la Constitución del 91, una carta que se aprobó en el momento equivocado.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Alguien con mucho valor debe impulsar una papeleta para reformar la Constitución que nos negó el derecho de reelegir al Presidente que queríamos, solo una Constitución que emule a las que rigen a Países que componen Occidente será la que nos garantizara mas libertad hasta para elegir al Presidente que queramos.

Jaime Ruiz dijo...

Para el usuario anónimo:

Primero quiero aclarar que la opinión de que la Corte tumbará la reelección es de Wilfredo y no mía, pues yo sigo creyendo más probable que la aprueben.

Desde mi punto de vista sería deseable que la tumbaran, precisamente porque eso permitiría a algún político ambicioso proponer un referendo para una nueva Constituyente y aprovechar esa circunstancia para hacerse con el liderazgo de la mayoría.

Es decir, yo creo que no la tumbarán por el mismo motivo por el que a mí me gustaría que la tumbaran. Y lo que hay ahí en el fondo es la sospecha de que esa Constitución es demasiado ventajosa para los políticos, pues hasta ahora los que pensamos que sería deseable sustituirla somos marginales y minoritarios.

Pero entonces aparece la otra factura, la de que a la sociedad no la representan esos políticos, ni siquiera el presidente, que podría haber promovido una nueva Constituyente y un nuevo partido con un programa reformador de largo plazo y prefirió apostarle al caudillismo.

DieGoth dijo...

Jaime: aunque tumben la reelección, nadie podría sacar adelante un referendo sobre el tema, y aunque aprueben firmas, lo más probable es que eso terminará en nada. Lo mismo para Wilfredo: si no aprueban la reelección, no habrá ninguna furia de ningún pueblo.

El porcentaje de apoyo real para Uribe (es decir, quienes realmente votarían por él), es de un poco menos de un tercio de la población, lo cual en un país con tradición abstencionista es un apoyo históricamente alto. Sin embargo ese casi tercio se diluye ante el 25% de estatistas (así se puede aglomerar a toda clase de izquierdistas, socialistas, liberales, guerrilleros, sindicalistas y demás personas propensas a ver en el Estado al ente proveedor de soluciones para la población). Eso se debe a que este 25% de estatistas en su gran mayoría tienen puestos de poder y de influencia laboral que no tiene el otro 30% de uribistas: puestos públicos, magisterios, sistema de justicia, "intelectualidad", medios de comunicación, etc.

El restante 45% de la población seguramente no votará en ninguna elección, y aunque la mayor parte de este sector prefiera a Uribe o algún seguidor de éste antes que a Serpa o algún otro candidato mamerto, no van a animarse a presionar para que se apruebe la reelección.

El país tampoco puede echarse a morir si no se aprueba la reelección inmediata. Lo grave del lado uribista es lo que Jaime denuncia: Uribe prefirió dejarse seducir por la figura fácil del caudillismo en lugar del tortuoso, largo y difícil camino del reformismo.

Lo que hay que definir, más que un líder, es un camino a seguir. Sólo entonces no importará demasiado si es Uribe, Peñalosa o incluso Mockus quien lo toma como presidente. En Chile nadie se desvela porque un socialista gane las elecciones, ya que se sobrentiende que a éste por más socialista que sea, no se le ocurrirá cambiar el rumbo del país y alejarlo del capitalismo justo cuando están teniendo éxito con éste. Colombia necesita urgentemente emular ese logro chileno para disipar la incertidumbre. Si no, nos arriesgamos a caer dentro de dos, cinco o diez años en el abismo que están atravezando Venezuela, Bolivia o Ecuador.

Jaime Ruiz dijo...

Para Diegoth: tengo la impresión de que hoy estás particularmente pesimista. Lo del referendo en principio sería una propuesta de un político que quiera buscar votos en las legislativas. Es verdad que no hay grandes masas que vayan a la guerra civil para vengar a Uribe, pero la verdad es que por complicada que sea la elección, no creo que alguien que saque 60.000 votos no llegue a senador. Y eso es sólo uno de cada 400 posibles votantes. Tan, tan terrible no es la cosa.

Es decir, sí hay una parte de la opinión que va a apoyar una propuesta de ese tipo si se la proponen, y sería un buen argumento para obtener votos, tanto en las legislativas como en las presidenciales. Se dice que en gran medida el triunfo de Uribe en 2002 se debió a la promesa de cerrar el Congreso. La gente odia todo eso, y algo tan politiquero como una sentencia contra la reelección pesaría a la hora de generar una corriente de opinión favorable al candidato "uribista".

No entiendo cómo se diluye el 33 % de uribistas entre el 25 % de estatistas. Bueno, la verdad es que entre los mismos uribistas (que no llegan a ser tantos, en 2002 no llegaron al 25 % de los posibles votantes) hay muchos estatistas, es algo de la cultura política. Lo característico es que sin conclusiones ideológicas maduras hay mucha gente que apoya a Uribe porque sencillamente el estatismo ha llegado a tales abusos que por fuerza se echa en contra al resto de la gente.

Para mí el problema son los argumentos que podrían movilizar digamos a ese 30 % de los votantes, y la reacción contra la leguleyada me parece un elemento valioso. Un referendo constituyente no se hace con firmas sino simplemente aprobándolo en el Congreso, y ahí una docena de votos cuentan muchos: es lo que abriría la sentencia contra la reelección, la posibilidad de esa docena de curules para quienes propusieran una reforma.

El resto de la gente que prefiere a Uribe tal vez no haga nada para salvar la reelección, pero puede que le llegue la angustia de un gobierno de Serpa aliado con Chávez y los guerrilleros. Es una situación agónica, y su resultado favorece al candidato uribista. El problema está más en la dirección que en la base, pues han de ser los políticos quienes vean esa oportunidad que se abriría si tumbaran la reelección. Es que si en los próximos años hay una nueva Constituyente que termine aceptando la reelección, el presidente en 2010 será Uribe. No creo que vayan a dar ese papayazo.

Respecto al camino a seguir la cosa es más complicada. Primero no pienso que alguien como Mockus dé ninguna esperanza de señalar un camino de progreso. Es un estatista de línea diferente a la de los corruptos y leguleyos y mamertos (perdón por la redundancia) de siempre, pero al fin un hombre que surge de la "academia" y cree que las soluciones pasan por medidas imaginativas y resueltas del gobernante.

Lo de Chile (donde no todo es color de rosa y hay propuestas de los socialistas que ponen en peligro el desarrollo alcanzado) es que el país dobló en una década (1985-1995) su PIB, que ya había crecido razonablemente en la década anterior, y ha seguido creciendo en los años posteriores. Fueron los ministros de economía de Pinochet los que sentaron las bases de ese desarrollo. La cuestión es que eso es difícil de vencer, un poco lo mismo que pasa con Tony Blair, que ya es "obviamente liberal", pues si quisiera volver al mundo de antes de Thatcher sólo facilitaría el triunfo electoral de los tories.

Para que en Colombia ocurriera algo así tendría que haber un "milagro" económico y un largo periodo de gobiernos razonables, cosa para la que falta mucho. De modo que más que un programa de largo plazo (que tiene en realidad más resistencias que apoyos, por aquello de que los enemigos viven de su oposición y los posibles amigos ni entienden ni quieren entender), lo que hace falta es permitir que ese periodo de buenos gobiernos se dé.

Por eso es por lo que creo que la caída de la reelección sería buena, porque un segundo gobierno de Uribe sólo facilitará que el péndulo favorezca a Garzón o a algún heredero de Serpa en 2010. Y puede que el precio de la aprobación de la reforma fuera la pérdida de energía por parte de Uribe.

En última instancia, desde mi punto de vista, medidas como decretar que la Corte puede corregir al Congreso en cuestiones de fondo son el precio de la reelección, es decir, aprueban la reforma pero de paso cobran esa sentencia reforzando su poder. Si tumban la reforma, lo ponen en peligro.

Un saludo.

m t dijo...

Mi pregunta es como se saca a un presidente que ni los que le den el voto lo quieren mas en el cargo ese. Es tan dificil legalmente como parce lo de aprobar la reeleccion inmediata?

Yo no conozco las razones para que la famosa y honorable corte declare ilegal la reeleccion inmediata que incluya a Uribe, alguien me las explica?

Ricardo Sánchez dijo...

Yo tengo la impresión de que Jaime está particularmente muy optimista y a Diegoth no lo veo pesimista; si no muy centrado. Mucho me temo que los sueños de referendo y constituyente son solo eso: sueños... :_(

Ricardo Sánchez dijo...

Mara T, con respecto a su pregunta, hice una búsqueda en Google y me encontré esto:

http://semana2.terra.com.co/opencms/opencms/Semana/articulo.html?id=84765

Había leido antes un artículo en El Tiempo pero no lo pude encontrar.

maria teresa dijo...

Ok, gracias Sr Sanchez por la referencia.

Bueno, no soy ni quiero ser abogada, pero lo que sale a flote con las demandas, y si gana estas, es que la carta del 91 necesita ser modificada, porque su inflexibidad demuestra mas bien que va en contra via de los intereses del ciudadano, que es retroprogresista en todo el sentido de la palabra, que impide la libre eleccion y expresion del deseo de muchos colombianos para el bien.

Hay en alguna parte de esta o de la anterior algun 'aparte' que diga que los colombianos tenemos el derecho a buscar el bienestar y felicidad dentro de la cordura y racionalidad, derecho de elegir lo que mas nos convenga? o es que la constitucion es un instrumento que fija un estado y pueblo en las epocas coloniales o esclavistas?

Es que no tiene ninguna logica ni racionalidad el que no se pueda siquiera tener la opcion de libre eleccion, de elegir a un candidato, asi sea uno que este en la carcel. Y de votar cuantas veces se quiera por este. O no?

Anónimo dijo...

Wilfredo Moreno


Lo que sucede es que la llegada de Uribe al poder fue algo difícil de predecir y luego, después de muchos años en el, los expertos aun no conocen a ciencia cierta el por que de las causas que crearon ese fenómeno. El facilismo habla de que fue el rechazo a la guerrilla, pero en esos tiempos había un Pre Candidato Ex general que proponía vengarse hasta del último que representara esa corriente y no gano, siquiera tenia posibilidades de quedarse con el 5% de los votos.


Uribe Vélez lo mas seguro es que sea un enigma, como tal la Corte o mejor dicho, los intereses que manejan a los Magistrados no están dispuesto a arriesgarse, un segundo mandato de Uribe no significaría una Constitución mas liberal y un partido comprometido con el desarrollo (de todos modos hay que recordar que el hoy Presidente, de Candidato se negó a cambiar la Constitución, por que esa era la bandera de los mamertos, crear una nueva Constitución mucho mas Socialista de la que existe) pero si llegaría con mas fuerza para reformar la tutela y los alcances de los fallos de la Corte, ese hecho será un retroceso para los Socialistas y Politiqueros por que se quedaran sin el arma para satisfacer a sus clientelas (empleados públicos) y hacer populismo y politiquería con la creencia de la existencia del Estado Paternalista.

Otra cosa es el poder de comunicación que pose Uribe con las masas. Hace algún tiempo era inimaginable pensar que el M-19 y sus ex integrantes estarían desacreditados ante la opinión publica, lo que hizo posible ese hecho, fueron los golpes de implosión que les daba Uribe cada vez que tenia oportunidad, golpes muy sutiles pero efectivos, ya cuando los ataco de frente, solo utilizo el golpe de gracia, por que el daño se los venia haciendo desde hace mucho ¿Quién puede asegurar que la pedagogía como Uribe la llama no seguirá haciéndole mas daño a todo podrido que esta establecido? ¿Nadie a escuchado los quejidos de muchos poderosos por que este Gobierno asegura que la UP Fue el brazo Político de las FARC, cuantas gentes que hoy representan esas castas pertenecieron a esa agrupación Política como el mismo Garzón? Y lo peor, nadie sabe hasta donde lejos puede llegar la “pedagogía” En resumidas cuentas, un segundo mandato de Uribe pude ser igual o mas peligroso que los efectos a causa del descontento popular que producirá prohibir su reelección ¡Que si existirá! Negar ese hecho es estar a espaldas de la realidad Nacional.

Efectos colaterales que serán fuertes y que algún Político hábil puede aprovechar para hacer más daño que el mismo Uribe, en todo caso, lo que ellos desean es ganar tiempo para contrarrestar los efectos negativos pero ya tomaron el camino del riesgo, para quedarse quietos puede resultar mas peligroso.

Sobre lo de Chile, yo no lo pondría como ejemplo, lo que sucedió allá fue algo impuesto a la fuerza por Pinoche y lo único que a hecho que nada se desmorone es el temor de que la historia se repita, mas que madures lo que existe es un compromiso de los Partidos existentes y uno no sabe si un demagogo el día menos pensado se haga fuerte y haga retroceder todo lo que ese País a logrado, ya que el miedo no puede ser el arma del progreso.

m t dijo...

Wilfredo, en mi opinion lo mejor para el pais es que uribe continue el siguiente periodo, y lo digo porque aunque hay otros candidatos que pueden gobernar con algo de continuacion no los veo en capacidad actual de seguir con el mismo enfasis y fortaleza, mas no tienen el mismo 'credito' que Uribe ya tiene ganado en la comunidad nacional e la internacional.

Pero se necesita mas apoyo y coordinacion del congreso para que tenga provecho ese segundo termino. Asi puede Uribe tener mas amplitud para eso de constitucion y partido que tanto piden algunos. Esta parte de elegir a congresistas verdaderamente afines a Uribe y sus propuestas es algo que veo necesario desde las elecciones anteriores, y fue en realidad lo que me llevo a los foros, a ustedes, y todavia queda pendiente. Entonces yo estoy algo decepcionada de que eso no se ha dado, y si no se da en esta ocasion como que si pierdo la esperanza de que el pais coja el rumbo adecuado. Quedare con el recuerdo de el caudillo Uribe como un hombre enigmatico de quien tengo una vaga imagen, pero que es otro de los tantos descomunales esfuerzos que hacemos los colombianos por vivir la vida a la que los ciudadanos de hasta el mas perro de los paises tienen chance de vivirlo. Y en cierta manera me queda el triste consuelo de que "I gave it my best try".....

Jaime Ruiz dijo...

Para Mary T: (mensaje de las 11:07 pm).

A veces sus escritos resultan difíciles de entender, lo cual nos pasa a todos en realidad, pero por efecto de ese mismo vicio somos más comprensivos con lo nuestro. Es algo que mucha gente me reprocha a mí, el transmitir un mensaje en el que muchos datos son desconocidos por el interlocutor.

Por ejemplo:

Mi pregunta es como se saca a un presidente que ni los que le den el voto lo quieren mas en el cargo ese.

¿Cómo se saca a un presidente elegido? En Colombia es difícil, no se pudo con Samper, aunque si hay un juicio condenatorio del Congreso creo que tiene que renunciar. Lo que no entiendo es qué tiene que ver eso con el resto.

Es tan dificil legalmente como parece lo de aprobar la reeleccion inmediata?

Todo el problema es el poder de la Corte Constitucional, formada por políticos hostiles a Uribe. Pero ése es el precio de la división de poderes, y también ocurre en cualquier democracia, aunque en Colombia todo tiene algo de farsa. Bueno: la Constitución del 91 prohibía la reelección porque se pretendía quitarle poder a la institución presidencial y dárselo a la Corte. Es que fue una Constitución acordada por los comunistas y los corruptos, aunque eso no quiere decir que el poder omnímodo del presidente fuera bueno.

Yo no conozco las razones para que la famosa y honorable corte declare ilegal la reeleccion inmediata que incluya a Uribe, alguien me las explica?

La Corte puede declarar "inexequible", tumbar la reforma que permite la reelección si encuentra vicios de trámite. Antes escribí que en Colombia todo es como una farsa, pero en realidad eso se puede decir de la vida humana: en todas las democracias ocurre eso mismo, que se deben respetar al máximo las formas del Derecho para que las cosas se puedan aprobar.

La otra discusión es sobre si la Corte puede opinar sobre el contenido de las reformas, cosa que hace poco salía en la prensa que habían aprobado, y que yo creo que es el precio de la aprobación de la reforma. Al respecto, copio un comentario que publiqué ayer en el foro de Caracol, haciendo un refrito con otro que publiqué en el de El Tiempo, tras la columna de Rafael Nieto:

El cuento es que el Congreso no puede reformar la Constitución de modo que la desnaturalice. Por eso la Corte Constitucional se declara apta para resolver sobre cuestiones de fondo. Es un argumento que resulta verdaderamente cómico, y yo tengo la certeza de que las hijas de esos señores ya están a salvo de ser desfloradas por algún violador o seductor, ¡pues precisamente lo que desnaturaliza la Constitución es el hecho de que el Congreso no pueda legislar y sea suplantado en sus funciones por la Corte!

En conjunto, el cinismo de esos bastardos convierte a Raúl Reyes en una persona confiable y seria, pues todo el problema de la Corte es el descaro con que exhiben cualquier argumento para favorecer a sus socios politicos, a los que exculparon a Samper y los eligieron a ellos, o bien a los que permitieron su ascenso masacrando a los verdaderos juristas en el Palacio de Justicia.

¿Qué tal la edad de la concejal del PDI?

Pero la cuestión es otra: ¿por qué habiendo tantos políticos audaces que proponen votar en blanco o votar por Uribe aunque la Corte tumbe la reelección, no hay ninguno que proponga un referendo para convocar una nueva Constituyente? Eso sería muy bueno porque la que aprobó la Constitución del 91 fue elegida por menos del 20 % de la población.

Es que la Constitución del 91 es muy agradable para las roscas políticas, no importa que sean "uribistas", nunca olvidaré las palabras de alivio del señor Vargas Lleras después del fraude del referendo. A lo que temen esos congresistas es a un nuevo escenario, y sin embargo un político ambicioso que proponga ese referendo tendrá mucho apoyo.

Jaime Ruiz dijo...

Para Ricardo Sánchez: gracias por la referencia, que enriquece el debate.

Jaime Ruiz dijo...

Para Mary T. (mensaje de las 9.13 am)

Créame que no es tan simple. Por ejemplo, la Constitución estadounidense prohíbe la reelección por más de dos periodos, Clinton no se podría haber presentado en 2000.

Hay unas reglas del juego y se deben respetar. La cuestión es que esa reforma fue aprobada por el Congreso respetando los procedimientos, y la resistencia de la Corte tiene algo de abuso, como muchas resoluciones que expiden.

El Derecho es una materia fascinante porque remite al hecho de que todo el mundo tiene sus razones y no sólo uno, y tiene que haber una armonía, que suele ser complicada. El problema de la Corte Constitucional colombiana es el mismo de toda la política y de toda la sociedad. Pongamos sólo las relaciones entre hombres y mujeres, la conducta habitual del varón como novio, marido, amante, etc. es la de quien está acostumbrado a lidiar con personas débiles y dependientes a las que trata de cualquier manera. La frescura con que se miente y manipula a las mujeres es expresión de una cultura de la dominación que se encuentra en cualquier aspecto de la vida colombiana. Cuando la Corte decreta que una muchacha de 23 años tiene en realidad 25 porque en su cultura se alcanza la mayoría de edad a los 15 años está abusando de su poder porque los miembros de esa Corte son poderosos tradicionales, acostumbrados a la arbitrariedad.

Tras estos interesantes años es probable que los magistrados del futuro sean señores un poco más razonables, y que la sociedad se muestre dispuesta a contener el poder de esa institución, por ejemplo convocando una nueva Constituyente. El problema es la conciencia de la gente. De hecho, yo creo que aprobarán la reelección porque saben que hay una mayoría que la desea y que no les perdonaría los problemas que ya empiezan a surgir en las bolsas.

Anónimo dijo...

Wilfredo Moreno


m t, la realidad es que la Corte tumbara la Reelección por lo que Usted dice (mi opinión lo mejor para el país es que Uribe continué el siguiente periodo, y lo digo porque aunque hay otros candidatos que pueden gobernar con algo de continuación no los veo en capacidad actual de seguir con el mismo énfasis y fortaleza,) ellos piensan que con uno nuevo les será mas fácil de manipular, por que Uribe que ya vendría con mucha cancha.

La cuestión es que esa es una apuesta con mucho riesgo y de no ser por que les entre culillo en los últimos momentos por temor a una revuelta popular no cambiaran de opinión, en todo caso eso seria jugar con la ruleta rusa y seguramente el Candidato que quiera el guiño de Uribe tendrá que embocar su nombre, eso puede resultar mas peligroso que tener al mismo Uribe de Presidente.

Yo creo que llamar Caudillo a Uribe es hacerle el juego al terrorismo a los mamertos a la politiquería a la corrupción y etcétera que baña a Colombia. Según he venido investigando la definición de caudillo cala en los hombres que hacen carrera en armas con el propósito de saltar al Mundo Civil, es el caso en la región, por ejemplo de Perón en el Argentina, Pinoche en Chile y de Chávez en Venezuela, también son personas que aman el culto a la personalidad como Chávez que aparece su figura en todas las obras, inclusive en la de los Alcaldes y Gobernadores, también son personajes arrogantes que siempre se reservan la ultima palabra, en la mayoría de los casos no posen grado de educación o muy poca, pero la definición se a extendido a los civiles que se comportan como los patanes militares, yo no e visto que Uribe se porte de esa forma ni tampoco sea la cabeza de un movimiento personalista, la muestra mas contundente es que se rehusado a crear un Partido y Constitución que se base en su persona, para mi Uribe es un gran líder. Pero en Colombia un País que a carecido de liderazgo la demagogia se aprovecha que en muchos casos la diferencia entre caudillo y líder es muy sutil, es decir, se trata de individuos en que resulta difícil dilucidar si su comportamiento es de líder o de caudillo.

Jaime Ruiz dijo...

Para Wilfredo:

La diferencia entre Uribe y Bedoya es que la gente no quiere un gobernante militar, y menos uno belicoso. Aparte, a Uribe lo apoyaron los conservadores del bando de Gómez Hurtado y de Londoño desde el principio, así como columnistas como Plino A. Mendoza. Sencillamente alguien canalizó el descontento de 1998 siguiendo el esquema tesis (samperismo), antítesis (pastranismo), síntesis (presidente liberal con políticas de derecha), y también castigando a Pastrana por su torpeza conteniendo a las FARC (habría podido mantener más respaldo y mejor imagen si fuera mejor comunicador). Yo sí creo que la explicación del triunfo de Uribe es el rechazo a la guerrilla: era el único que defendía cosas de sentido común, como que no se debía negociar las leyes con unos malhechores.

Yo creo que un segundo mandato de Uribe será menos enérgico reformando la tutela y conteniendo a la corte de lo que llegó a ser el primero. A fin de cuentas, si tuvieran tanto valor para imponer la reforma de la tutela habrían renunciado a la reelección y habrían hecho una campaña de publicidad y discusión en todo el país que dejara al descubierto el interés de los congresistas que se opusieran a la reforma. El problema de la reelección es que no es una opción de partido sino un caudillismo y una persistencia de la cultura nacional de la lealtad personal al poderoso en lugar de la adhesión a un proyecto. Y si, como parece, la Corte aprueba la reelección, Uribe estará en deuda con ellos y más bien tenderá a perder radicalidad.

Acerca de la efectividad de Uribe contra los opositores yo creo que más que mérito suyo es una imposición de la realidad, es decir, ellos no pueden ponerse en serio a favor de una profundización de la colaboración estadounidense para acabar con la guerrilla porque en tal caso se echarían de enemigos a sus parientes y amigos de toda la vida, con lo que siempre terminan inventándose mentiras y disfraces para que no se note que están en el mismo bando de la guerrilla. Igual un presidente beligerante que uno "implosivo" los mantendría a raya, porque la cuestión es que la guerrilla sigue ganando mucho dinero del narcotráfico y esperando que su poder de matar gente le asegure algún poder. Es decir, contra la guerrilla se opone el sentido común, mientras que la izquierda no puede ser alternativa porque en cuanto hacen su propaganda la gente les pregunta ¿y qué hacemos con la guerrilla?, y a eso no pueden responder con nada que no sea la reedición del Caguán.

Sobre Chile, repito lo que escribí antes: los chilenos tuvieron un crecimiento económico altísimo y no tienen ningunas ganas de ser cubanos, todo eso ya pasó, y más allá de lo que vivió Chile con Pinochet (un 1 % de los asesinatos políticos que ha habido desde 1973 en Colombia, la mayoría a manos de la izquierda), ese crecimiento del PIB y ese consenso acerca de la paz y el modelo de sociedad liberal son una esperanza para toda Latinoamérica. El caso de Lula lo demuestra: nada de aventuras colectivistas, sensatez y moderación. De otro modo crearían un efecto péndulo que los alejaría del poder por varias décadas.

Un saludo.

Jaime Ruiz dijo...

Para Mary T.: mensaje de las 10:59 am.

Bueno, la reelección de Uribe tiene la ventaja de que habrá menos convulsiones y tal vez se pueda alcanzar el objetivo de arrinconar a la guerrilla.

Lo de un Congreso más uribista es relativo, porque no sólo se trata de afinidades políticas sino de negocios particulares de los congresistas, de intereses puntuales, regionales, gremiales, etc. Muchas de las cosas más urgentes del país fueron rechazadas por los mismos congresistas uribistas en este periodo (como la reforma de la acción de tutela).

Es porque los cambios que requiere el país no se alcanzan con un gobierno ni en un plazo semejante. Para empezar, debería surgir una prensa diferente al oligopolio tradicional, pero tal cosa no existe. Y lo mismo en muchos terrenos. No se puede esperar que el Congreso sea mucho menos clientelista, pues para eso habría que trasladarse de país. Pero si en conjunto el nuevo gobierno de Uribe garantizara un crecimiento de más del 5 % anual y una reducción significativa de la violencia ya podríamos darnos por satisfechos.

Repito: creo que si tumbaran la reelección abrirían la caja de los truenos y tal vez la gente viviera una experiencia traumática que cambiaría el país. Pero no creo que eso vaya a ocurrir.

Jaime Ruiz dijo...

Para Ricardo Sánchez (mensaje de las 8: 31 am).

Yo me guío por criterios ideológicos liberales, "neoliberales", si quiere. Me explico: creo que mucha gente votaría por Uribe, y si se atrevieran a prohibir la reelección tendría mucha ventaja un candidato afín. ¿Le daría popularidad y apoyo a ese candidato proponer un cambio de la Constitución? Yo creo que sí, el descontento de la gente por la incertidumbre, y las pérdidas, ocasionadas por la no reelección, se encauzaría fácilmente al castigo a quienes cometieron ese abuso.

Es decir, si algo se vende no tardará en aparecer quien lo produzca, si una medida de ese tipo se hace necesaria por los abusos de la Corte, algún político la pedirá.

Una cosa en la que no se piensa es en el cúmulo de intereses particulares que genera la política. Si se prohibiera la reelección habría miles de personas que cuentan con puestos de poder y resultarían absurdamente excluidas por un capricho de unos leguleyos. Esa gente buscaría agruparse para recuperar el poder y los puestos.

Jaime Ruiz dijo...

Para Wilfredo:

Bueno, yo también prefiero la reelección porque es menos aventurera y riesgosa que un cambio incierto, y también encuentro injusto que se compare a Uribe con Chávez y Perón, pero no comparto que el no crear un partido amplio del centro-derecha sea una forma de renuncia personal. Es que sin partido, sin personas reconocidas que lo representan, sin documentos escritos y compromisos de cada persona, todo termina remitiendo al líder. Eso es lo que se considera caudillista.

Y una nueva Constitución no sería "uribista" sino un planteamiento de país que excluyera toda la bazofia totalitaria de la de 1991.

m t dijo...

Para Jaime:

Lo de 'sacar' a un presidente que se convierta en un problema de mucho impacto destructivo es en anticipacion a esa muy probable situacion si Uribe no puede aspirara a reeleccion. Y lo digo y pienso asi, primero porque a pesar del limitado tiempo del trabajo de Uribe ha hecho cambios de gran impacto local e internacional, particularmente en las expectativas que de aqui en adelante se tienen de un presidente colombiano, y a los posibles candidatos les falta lo que en mi opinion veo el pais necesita, que es la mano firme y la seriedad, y resolucion, que se percibe asi aunque sea mezclado con politiqueria de la corriente. Segundo, dados los cambios que van andando, y dado el complicado enredo y corrupcion/violencia las cosas pueden tornarse feas y no se quien se le puede medir a esa esperada 'locura' o caos que se puede venir. Ya no solo de impacto nacional sino de 'spill over' fuera del pais. Se avanzo bastante al punto de no retorno, y si hay retorno seria para el pais quedar como un verdadero satellite, y quien sabe alrededor de cual planeta giraria. Peligroso ese asunto, me parece.

Lo del congreso, de estar mas en la misma longitud de onda con lo que uno entiende busca Uribe para el pais, es por las mismas razones de la complicada y tormentosa situacion de ilegalidad-legalizada que vive la llamada clase politica, y de las que veo victimas sin posibilidades a sus electores. Es decir, en una democracia normal, claro que el politico tiene intereses personales, pero cumple en general con su trabajo para el que fue elejido, pero en Colombia no es asi, sino lo contrario. Yo encuentro eso bastante ofensivo, tan vulgar como veo a un delincuente comun de los que atracan en pleno dia. Una cosa es proponer cambios y programas que se basen en fundamentos probables de funcionar, y que luego no resulten aunque se esforzaron en hacerlos funcionar, y otra cosa es engañar o manejar el erario publico ilegalmente, o crear mafias con asuntos publicos, como en la salud por ejemplo, o en la educacion, o en el mismo sistema judicial. Es decir perfeccionamiento en el arte de robar haciendo uso de los estamentos basicos de mantenimiento de un pais. Asi es como percibo el lio de los politicos colombianos.

Wilfredo:

Tiene razon en llamarme la atencion respecto al termino de 'caudillo', al menos en lo que respecta al uso frecuente entre los latinos, pues la tradicion es la de encajar a un caudillo en los terminos que usted nos recuerda. Pero yo lo asocio digamos que en forma mas literal, general, como alguien que se destaca, que precisamente tiene capacidad de liderar, y que es lo que en efecto se ha dado. Lo menos que busco es hacerle un favor al terrorismo, y eso lo vengo demonstrando con hechos mas que con palabras, y desde hace ya varios años. Lo ultimo que puedo aceptar es la irritante comparacion de Uribe con Chavez. Pero bueno acepto su correccion, no faltaba mas.

Anónimo dijo...

Wilfredo Moreno.

Lo que significa Uribe es difícil de determinar en estos momentos y solo en el tiempo la pregunta tendrá una respuesta certera. Lo difícil es crear un Partido Político en Colombia de forma apresurada y que no sufra desprestigio, lo que pasaría con un Partido serio de Centro Derecha es que la base estaría en el pueblo y cualquier error se pagaría caro, talvez se necesite mas tiempo para que las cosas empiecen a despegarse, más necesario cuando se tiene a los perros de caza en sus espaldas, hay que recordar que vivimos en Colombia y no en Suiza y aquí la Calumnia es mas efectiva que los resultados, hay que ver la persecución que a recibido este Gobierno y no-solo se limita en lo que a tenido que ver con las reformas que pasaron en el Congreso, mas dañino quiso resultar el diseño del caso Coronel, para nombrar uno. Me pregunto que pasaría con un Partido con gente de Todas las vertientes y muchos infiltrados para hacer daño, de esa forma nacería para morir sin cumplir años.

Claro que se necesita Partidos fuertes y comprometidos, pero es una necesidad que el pueblo debe buscar y gente que inspire confianza canalizar, estoy de acuerdo con Usted en que Uribe es uno de los elegidos como también lo pueden ser Peñalosa y en el futuro el actual Alcalde de la Cuidad de Medellín.

Él lo que tuvo que ver con mi opinión sobre Chile, quizás me escarche, pero lo hice mas bien para llamar la atención que nuestro desarrollo tendrá que venir sobre la discusión interna con lo que tiene que ver con nuestra historia nuestros errores y nuestra realidad, es que ejemplos sobre Naciones prosperan que hace algunas décadas eran miserables abundan y discutir del por que, es llegar a otros rincones con momentos coyunturales que lo mas posible es que a nosotros no nos toque, no faltara un Antonio Caballero que nos traiga las experiencias lejanas como el diseño de un complot por parte del “Imperio” para imponer su hegemonía, y el milagro Chileno terminara en el simplismo de un País que progreso por que los amos del Mundo lo quisieron de esa forma, todo para demostrar que El bienestar también les llega a otros.

El problema es que en Colombia la mayoría de foros de por que no crecemos a tasas altas para vencer la miseria, están compuestos por personas que conocen las razones y el único esfuerzo es por ocultarlas, pero algún día se abrirá la caja de Pandora, entonces el esfuerzo debe digerirse ahí y no a ejemplarizar, eso es perder el tiempo.

Jaime Ruiz dijo...

Para Wilfredo:

Respecto a las posibilidades de un partido el problema son los textos y no las incidencias de la vida interna. Es decir, un partido que ofrezca un proyecto de país, de medidas, de valores, de respuestas claras a las cuestiones principales atraería a toda clase de gente, sobre todo si cuenta con la baza de la popularidad de su líder, pero en medio de la turba y de la tendencia a deformar el sentido de todo, siempre existiría el recurso al programa. Es decir, como las leyes de un país, siempre se va a buscar la autoridad en la Constitución, o las de una organización religiosa, que siempre encontrarán las palabras de su fundador. Uribe no pensó en eso, con todo el derecho, claro, porque su partido es el liberal y sus hábitos políticos son los de ese partido, con el que ocupó cargos durante 25 años antes de ser presidente.

Todo esto lo digo sin el menor deseo de reprocharle nada al presidente, sólo para explicar mi desacuerdo, y para insistir en que ese partido de corte liberal es necesario: en todo el mundo se está dando ese realineamiento de las fuerzas políticas en torno a una derecha liberal y una izquierda socialista-nacionalista. Colombia no tiene por qué ser una excepción, los godos no tienen otro futuro que ser una facción minoritaria de ese frente liberal. A fin de cuentas, el partido de Margaret Thatcher era el conservador.

Ese partido puede que no sea la tarea de Uribe, pero alguien debería plantearse su necesidad, igual que la de una Constitución que reemplace a la del 91, que tiene tantos rasgos totalitarios. Ahí la batalla sería más dura porque la mayoría de la gente no ve el sentido totalitario de instituciones como el recurso de tutela. Pero hay que explicárselo hasta que lo entienda.

Yo creo que en Colombia el cinismo de la gente es estremecedor. Los escritores de la oligarquía son gentuza de lo más grotesca, vulgares estafadores que saben que mienten pero mantienen "la caña" porque en la confluencia de intereses encontrarán mercenarios que corearán sus mentiras. Y en medio de todo eso consiguen sus fines: impedir que se vea la verdad. Para mí personajes como Juan Amarillo o D'Artagnan (sus últimas columnas) son sólo unos rateros engatusando a la gente.

Pero con todo la popularidad la tiene Uribe, y esa fuerza, en realidad expresión de la asimilación de Colombia al resto del mundo, terminará venciendo a la mentalidad criminal de esa oligarquía. A fin de cuentas, en Colombia no hay tanto petróleo para repartir, y el parasitismo con dinero de impuestos es más difícil.

Anónimo dijo...

No había leído este post en su momento y lo comento de modo tardío sólo porque no me aguanto las ganas de corregir un dato falso. Caño limón fue descubierto hacia el 83 y su producción arrancó entre el 85 y el 86. Para cuando se hizo la Constitución del 91 ya había comenzado el declive de su producción. El anuncio del hallazgo de Cupiagua ocurrió en el 92 y su operación, junto con la de Cusiana arrancó después de eso. Es obvio que estos campos pusieron la exportación de crudo en el lugar que estuvo los últimos años y mantuvieron la ficción de estabilidad fiscal que alentó muchos gastos irresponsables; ficción que dolerá muchísimo cuando perdamos la autosuficiencia, más aun si los precios siguen tan altos.

Jaime Ruiz dijo...

Para el anónimo de las 12:31 AM:

Bueno, creo que el dato que usted aporta no cambia esencialmente la cuestión sino que la matiza. Si Caño Limón, que todavía suelta petróleo, estaba en declive en 1991, es seguro que la inmensa mayoría de los votantes no estaban informados de eso. Lo que sí habían experimentado era la prosperidad súbita.

Respecto al futuro, la verdad es que por una parte si se agota el petróleo colombiano pero se mantienen los precios altos, el país seguirá recibiendo grandes cantidades por las exportaciones de carbón y gas, también caros por los mismos motivos. Y la reducción de exportaciones de materias primas generaría un cambio en la distribución de las rentas del país que compensaría la reducción del ingresos. El petróleo sólo existe para cebar a la izquierda, para que los militantes se hagan millonarios y tengan forma de organizar secuestros y masacres. Si esa riqueza tienen que robársela a los colombianos trabajadores, las cosas serán más claras. A lo mejor no les resulta tan fácil.

Gracias por participar.