27 nov. 2005

El bando de la justicia social

Todos conocemos la famosa sen- tencia de Jesucristo según la cual «por sus actos los conoceréis», que se puede aplicar perfecta- mente a los políticos latinoameri- canos a la hora de evaluar sus discursos. ¡Qué raro, los más gene- rosos y más dispuestos a ayudar a los pobres son, sin remedio, siempre, los que más pobreza causan y más hacen sufrir a los pobres, ya sean populistas tradicionales o audaces constructores de utopías!. Nunca falla. También son los mismos que concentran al máximo el poder y se ponen sueldos más altos. Eso es de sobra conocido, y muy llamativo no obstante que tengan tanto apoyo. Pero lo que no se recuerda es que al lado de esos políticos suele haber grandes empresarios, acostumbrados desde siempre a tener de su parte al gobernante para que las leyes les sean favorables y para que los recursos públicos se gasten en sus negocios.
VER POST Y COMENTARIOS