12 mar. 2006

Blogosfera antológica
Desde la persona que se queja
de la falta de «decencia» (!)
que hay en quien pone
objeciones en que se dé un
cargo de poder importante
a los que mandaron quemar
vivas a varias personas hace
unos días, o que esa proeza
sirva para dictaminar leyes
que las personas «decentes»
como ella consideran deseables,
hasta el sicario moral que nos
acusa de promover asesinatos
por denunciar a quienes los
promueven y tratan de
engañar a la sociedad con el
señuelo de la negociación,
la blogosfera aporta grandes
argumentos a quien quiera
entender la atroz realidad
colombiana.

Lo triste es que cuando la gente lee ese adjetivo, atroz, piensa en las tareas ingratas que hace el servicio doméstico armado en zonas remotas, cuando eso es sólo la sombra de lo que dicen la mayoría de los doctores en las ciudades y ambas cosas son expresión de una misma voluntad, compartida por los sicarios y los sicofantas, del mismo modo que el que distrae a la gente en la puerta de la casa obra de consuno con los que entran por atrás a desvalijarla. Lo atroz no es sólo el gore televisivo, sino eso hediondo que asoma en las palabras de los empresarios de la masacre y que con verdadero entusiasmo coleccionaremos para disfrute e ilustración de los estudiosos y bacteriólogos.

Leer Blogosfera antológica