2 may. 2006

Demagogia y populismo

Los candidatos buscan votos y con ese fin halagan al electorado, hacen promesas difíciles de cumplir, malgastan recursos en gestos inútiles o hacen propuestas incluso funestas pero populares. Eso ocurre en todas las democracias y en realidad el problema está en los límites más que en el hecho mismo de que se busque popularidad complaciendo a la gente.

Con eso quiero decir que no hay candidatos que no recurran a esas propuestas y la diferencia está en el peso que esos gestos tienen en su campaña. No todas las propuestas llamadas demagógicas y populistas son iguales. Es posible que si se dictaran leyes contra la flexibilidad laboral o para subir los salarios por decreto, como propone el candidato de la llamada izquierda, se perdieran millones de puestos de trabajo, aunque eso terminara siendo rentable para ellos: al igual que en Venezuela habría un ejército de reserva aún más grande del que ya hay para sus milicias y sus disturbios.
______Pensando en eso por una parte siento una gran contrariedad por la propuesta del presidente de perseguir la dosis personal. No es porque se halague a la gente, sino lo peor de la gente: la pretensión de gobernar las vidas ajenas y de mandar a la cárcel a los que no son como ellos. Me estremezco al pensar en tantos borrachos, mujeriegos, abusadores de la confianza ajena, maltratadores de esposas y padres irresponsables que se sienten los adalides de la decencia porque pueden perseguir a otros que no comparten ninguna de sus inclinaciones non sanctas pero a veces fuman marihuana.
______Y ya resignados a que los candidatos hagan propuestas demagógicas, me quedo pensando ¿por qué a ninguno se le ocurre algo tan barato y plausible y seguramente popular como regalar un libro de lectura de la primaria a todos los niños? No sería más que a lo sumo dos volúmenes, pongamos uno para los segundo y tercero y otro para cuarto y quinto, y su coste, tratándose de libros resistentes, difícilmente alcanzaría los diez mil pesos por ejemplar (pues se imprimirían varios millones para varios años). Eso por no hablar de que incluso se podrían financiar incluyendo publicidad comercial en sus cubiertas y hasta en sus páginas.
______Si se comparan esas cantidades con lo que cuestan los cupos escolares, y sobre todo si se tiene en cuenta la productividad de la lectura en la formación de ciudadanos aptos para sobrevivir y para participar en la vida de la comunidad, una propuesta como ésa haría muy atractivo a un candidato. Hasta en Colombia.
______Ciertamente algo así no se puede esperar de alguien como el candidato de la llamada izquierda, pues va en contra de sus intereses. Cuanto menos lean los niños, más fácil les resulta convertirlos en asesinos-carne de cañón, por eso el alcalde Garzón en cuanto se posesionó se apresuró a acabar con los colegios en concesión, porque en esos centros había niños que escapaban al control de la mafia que lo eligió.
______Pero los demás candidatos podrían lucirse y hasta ganar algún voto de gente cuyos recursos no alcanzan para comprar libros de texto y que agradecerían un regalo semejante. Lo que pasa es que por desgracia entre nosotros una propuesta que no tiene el propósito de perjudicar a nadie es muy poco interesante para la gente.
______Bueno, en realidad esa propuesta sí perjudicaría a los esclavistas, pero al menos no se presenta con esa intención.

11 comentarios:

DieGoth dijo...

Jaime, el presidente jamás ha mencionado la cárcel como pena para el consumo de drogas. Ha hablado específicamente de multas o trabajo social como penas alternativas.

Incluso el PDA en la página de Carlos Gaviria reconoce que el presidente no propone cárcel para el consumo. Es Carlos Gaviria quien miente descaradamente al decir que Uribe propone ese tipo de castigo al consumo.

Respondón dijo...

Creo que algunas personas están confundiendo la ley hundida por la Corte (con penas de hasta un mes de arresto y multas de hasta medio salario mí­nimo, según leí­ esta mañana en El Tiempo) con la propuesta presidencial. Sobre el tema general de la despenalización de la llamada dosis personal, yo estoy con el presidente por dos motivos. Primero, porque si la idea rectora de la guerra contra las drogas es que la droga es nociva, es decir que no le reporta al consumidor un beneficio ni remotamente proporcional al daño que le hace (y que le hace a la sociedad), con qué base podemos decir que la dosis personal, que al fin y al cabo es la dosis de todo drogadicto en el momento de aplicárselo, no se merece una sanción? Segundo, porque la distinción entre la dosis personal despenalizada y otra cantidad que supera ese nivel y sigue con sanción penal, conlleva un sinnúmero de problemas de í­ndole práctico: me imagino la tarea de la policí­a, haciendo redadas con báscula, quizás ajustando la idea de la dosis despenalizada según el peso del sospechoso, etcétera. Entiendo el sentido libertario de la despenalización y le tengo cierta simpatí­a, pero en la coyuntura actual (no solo en Colombia sino en el mundo entero) me parece una receta para la masificación del consumo y una impunidad hasta más perfecta para el narcotráfico.

Vicente. dijo...

"la idea rectora de la guerra contra las drogas es que la droga es nociva, es decir que no le reporta al consumidor un beneficio ni remotamente proporcional al daño que le hace"

No, esa no es la idea rectora de la guerra contra las drogas. De ser así, el cigarrillo estaría completamente prohibido pues todos sabemos que el beneficio que le reporta al consumidor es nulo. La idea de la guerra contra las drogas es imponer por la fuerza la moral hipócrita de los que están en el poder. Nada más. Es una guerra tonta que aumenta precios y alimenta las arcas de criminales y asesinos.

Es increible como todas estas discusiones obvian que la drogadicción es un problema de salud pública. El drogadicto es una persona enferma y penalizar su enfermedad (así sea con multas) no contribuye a su curación. El consumo de la droga _ya_ es masificado, así que la despenalización de la dosis personal no va a aumentar drásticamente los números.

En cambio de proponer multas, deberían proponer programas masivos de rehabilitación que hagan parte y financier de la misma "guerra contra las drogas". Esa sí sería una manera de combatir esa "guerra". Centros de venopunción tampoco nos caerían mal. Un libro para cada niño también va bien. Supongo que hay un nivel de correlación alto entre bajos niveles educativos y consumo de drogas.

Jaime Ruiz dijo...

Diegoth, yo tampoco digo que el presidente quiera encarcelar al que fuma marihuana, pero sí lo quiere hacer mucha gente de la que apoya esa clase de medidas.

Respondón, se podría hacer un paralelismo entre lo que dices tú, lo que dice Sergio Méndez y lo que digo yo sobre la droga. Coincido con Sergio en que el Estado no debería meterse en lo que la gente se toma. ¿Es que le reporta algún beneficio a algún señor dormir con ropa interior femenina? ¿Y leer ciertos libros o periódicos o blogs? La libertad consiste en que el beneficio de algo lo determina la persona, no el gobierno.

Lo de si la droga es nociva o no ya empieza por ser discutible. El cineasta R. W. Fassbinder consideraba que ciertas grandes obras del espíritu humano eran inconcebibles sin cocaína. Es verdad que se murió joven, pero dejó 40 películas muy reconocidas. Un estudioso de la historia de las religiones atribuía el desarrollo del pensamiento de la India védica a la ingestión de soma, un bebedizo sacerdotal cuya base no era otra que la Amanita muscaria, la temible matamoscas o falsa oronja. La mayoría de las drogas prohibidas son menos adictivas y menos dañinas a largo plazo que el alcohol, producto que tiene que ver con la mayoría de los casos de personas marginadas en las ciudades del primer mundo y que sin embargo la mayoría de las personas ingerimos alguna vez. Puede que alguna vez la humanidad se acostumbre a ingerir esos productos como hoy se consume café, prozac, cerveza... Todo sería cuestión de dosis.

Es decir, ni es algo tan claro que la prohibición de las drogas sea deseable por cuestiones morales ni el Estado debería administrar la moralidad de la gente.

Si no obstante me parece a mí deseable que se persiga la industria del narcotráfico no es porque me parezca justa la prohibición, sino porque esa industria transgrede las normas. Ahí coincides tú con Sergio (en hacer depender la cuestión de las bases filosóficas de la prohibición). Podemos pensar que es absurdo que un Estado democrático de mayoría musulmana prohíbiera las imágenes de Mahoma, pero eso no hace lícito que alguien las exporte a ese país. Por no hablar de que en ninguna parte es legal producir cocaína y heroína y comerciar con ellas, y por desgracia no lo será durante mucho tiempo.

En la otra discusión sobre la coartada ridícula de la desmoralización explicaba de qué modo creo yo que se podría remediar la sinsalida de la guerra estadounidense contra las drogas (que no es el problema colombiano, del mismo modo que el problema de la prostitución en general no es el mismo que el que tendríamos si fueran nuestras esposas o hijas quienes ejercieran ese oficio).

Hay otro error en tu comentario, y es la creencia en que una nueva ley represiva va a contribuir a resolver los problemas. Sencillamente el hombre que va por la calle y es sospechoso de llevar una dosis de cocaína o un cigarrillo de marihuana no debería ser molestado por la policía, que ya tiene bastante trabajo persiguiendo a los verdaderos criminales. No es esculcando a los transeúntes como se va a combatir el crimen, sino mediante labores de información cada vez más eficaces.

Pero en Colombia tradicionalmente, al tiempo que los de arriba roban millones, los jóvenes de los barrios viven expuestos a toda clase de abusos policiales, pues en realidad es más fácil meterse con gente indefensa que con criminales. Alguna vez alguien escribirá el relato de cómo en general en Latinoamérica la policía es más un factor de inseguridad que otra cosa. No existe para hacer cumplir leyes consensuadas sino para hacer sentir el poder del Estado y de sus dueños a los de abajo.

Respondón dijo...

Todo muy lindo, y reconozco el pobre alcance de mis analogías, pero la droga es idiotizante y me parece perfectamente legítimo que una sociedad tome la decisión democrática de ilegalizarla. No es muy chévere decirlo porque toda discriminación es odiosa, pero no puedo dejar de observar que los argumentos a favor de la legalización son algo más reputables en los paises consumidores que en los productores, porque obedecen (a veces) a un saludable sentido libertario en vez de unas ganas de lucrar sin tanto muerto.

Respondón dijo...

Todo muy lindo, y reconozco el pobre alcance de mis analogí­as, pero la droga es idiotizante y me parece perfectamente legí­timo que una sociedad tome la decisión democrática de ilegalizarla. No es muy chévere decirlo porque toda discriminación es odiosa, pero no puedo dejar de observar que los argumentos a favor de la legalización son algo más reputables en los paises consumidores que en los productores, porque obedecen (a veces) a un saludable sentido libertario en vez de unas ganas de lucrar sin tanto muerto.

Jaime Ruiz dijo...

No sé qué habrá pasado con mi respuesta a Vicente. Muy extraño.

Acerca de Respondón: para los lectores de Semana y en general la vieja Colombia no se trata de lucrarse sin muertos, pues no habría lucro, sino de una coartada para lucrarse y culpar a las víctimas. Hay algo de toda esa perversidad que empieza a ser como una mutación. ¿Has leído lo que me contestó Alejandro Gaviria sobre Molano?

Vicente. dijo...

¿Qué pasó con mi respuesta?

Anónimo dijo...

Wonderful and informative web site.I used information from that site its great.
»

Anónimo dijo...

esta informacion es la mejor,cualquier idiota que jusga mal tiene que ser un fracasado

Anónimo dijo...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! nissan peugeot cisco vlan configuration commands In nashville plastic surgeon tennessee canadian pharmacy celexa and dirarear Colourblends freshlook 2 acuvue frozen tire modafinil find online Cruz azul shirt http://www.effexor-from-withdrawal-xr.info/farm-tractor-tire.html Tetherball pole in tire Program management training Closeouts hot springs hot tubs Vitamins that are like viagra imitrex injectable refills America &aposs bes eyeglasses and contracts fico score of 649