22 jun. 2006

Caducidad del Hombre Nuevo

La vida intelectual hispánica es tan precaria que quien llega a estar actualizado acerca de las columnas de prensa de Vargas Llosa o de Galeano ya se considera un intelectual. Por eso esperar que alguien haga una biografía del Hombre Nuevo es soñar. Bueno, no, es algo que hará en algunos años algún historiador o estudioso británico o estadounidense. Entre tanto sólo podemos conversar en estos medios casi pueriles, en los que las respuestas son del tipo «pura mierda», «viejito H. P.», etcétera.
______Al acordarme de esa clase de respuestas me quedo pensando en los que me reprochan que generalice sobre las «universidades» colombianas. ¿Qué se puede hacer? La última discusión en el blog de Alejandro Gaviria es un buen ejemplo, no sólo de lo que producen esas «universidades», sino de lo que ha llegado a ser el Hombre Nuevo. Los típicos señoritos de buena familia de la Sudamérica dieciochesca consiguen parasitar al Estado en un país escandinavo y razonan: «Yo no sufro por pagar impuestos, en una sociedad justa todos pagamos gustosos porque vemos la necesidad». ¿Les incomoda que alguien les recuerde que en Colombia no pagan impuestos?
______Un triste necio de esos que salen de esos antros escribía hace poco escandalizado porque en alguna parte se sugiriera que la gente que se gana cuatro salarios mínimos pagara al menos una parte de lo que pagan los que ganan cuatro salarios mínimos en los países ricos, ni siquiera la misma proporción, pero «algo». ¿A quién se le ocurre cobrar impuestos a los que menos tienen? Claro que los que ganan cuatro salarios mínimos ya están en el diez por ciento de colombianos más ricos, pero en comparación con ese filósofo e historiador, obviamente, son de los que menos tienen.
______Nadie debe escandalizarse por esas cosas pues son un buen retrato de Colombia. Les gusta que la gente disfrute de pagar impuestos como en Suecia en la medida en que tengan ingresos como en Suecia, sin hablar de que nadie tiene en cuenta el esfuerzo que hacen para pagar cumplidamente al servicio. Uf. Ya es tedioso. Es que el asombro es muy difícil de vencer.
______El señor británico o estadounidense que escriba la biografía del Hombre Nuevo del Che Guevara encontrará un nexo interesantísimo entre los jesuitas que acompañaban a Onésimo Redondo en sus comienzos en Valladolid, en lo que habría de terminar siendo la Falange, y los que formaron a personajes como Ignacio Ellacuría, el teórico de la «violencia estructural». Puede que resultaran siendo las mismas personas. Más aún, ese historiador virtualmente posible encontraría en el discurso de esos fascistas y de los literatos que los inspiraban las raíces del Hombre Nuevo del Che Guevara. El hombre nuevo tiene un poderoso parecido con el miembro de la orden jesuita, ese monje-soldado que renuncia a todo para abrazar un ideal de hermandad y de disciplina en torno a valores puros y elevados.
______Puede que el mismo hilo jesuita termine relacionando los hábitos mentales de las aristocracias vascas en Argentina, no sólo de los Guevara sino también de los Cortázar, con los de los jesuitas vascos que están en la base de la formación de ETA. Hay algo de la calidad de ese hombre nuevo que sugiere una pertenencia a un pueblo superior, no a un pueblo elegido cualquiera sino a uno que se reconoce en la sangre. Puede incluso encontrarse una continuidad entre el vasco Loyola y los delirios racistas de la banda asesina de hoy en día y de sus afines.
______Pero en fin, de los jesuitas se debe hablar con algún respeto. Su larga trayectoria y sus grandes figuras lo imponen. ¿Qué no sentirían los compañeros de Onésimo Redondo viendo en qué ha terminado en Latinoamérica el Hombre Nuevo, en la adulación a siniestros patanes como los que hoy implantan dictaduras de lo más tradicional en Venezuela y Bolivia? «Tradicional» es un término que en Latinoamérica tiene un valor especial, es el de los típicos tiranos que han avergonzado al continente durante los dos siglos de independencia.
______Como en una «pesadilla recurrente» hoy vemos a los mismos parásitos aferrándose a esos grotescos tiranos exactamente igual que sus bisabuelos se aferraban a los Juan Vicente Gómez y sus abuelos a los Marcos Pérez Jiménez, por no hablar de los Velasco Alvarado y las decenas de caudillos del XIX. Los adornos han variado ligeramente, pero las claves son idénticas: no trabajar y reemplazar con palabrería las obras que nunca llegan a hacerse.
______Aun degradado por una dictadura ultraconservadora y por un militar mezquino, el fascismo español dejó un país apacible y próspero. Un poco como Pinochet. No se puede decir lo mismo de las satrapías que los jesuitas han promovido en Latinoamérica, que sin remedio terminarán en una piñata como la de Nicaragua, o en un baño de sangre como el de Irak. Es que la novedad del Hombre Nuevo es pura retórica engañosa de un pasado que se resiste a ceder el terreno, de unos linajes que no son más que los que siempre han sacado provecho de la miseria de los latinoamericanos, de quienes los cabalgaban hace apenas unas décadas en Colombia, de quienes se indignan por no ver el paraíso decretado y patéticamente callan cuando se les muestran los resultados de sus «ideas» en Cuba, Nicaragua y Venezuela.
______En Bolivia será mucho peor, y mucho más rápido el desenlace.

24 comentarios:

Sergio Méndez dijo...

Aun degradado por una dictadura ultraconservadora y por un militar mezquino, el fascismo español dejó un país apacible y próspero.

Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja

DieGoth dijo...

¿De qué se ríe este bobo? ¿Acaso España después de Franco fue un país violento e inestable, llevado por la crisis económica?

Sergio Méndez dijo...

Diegoth:

Si el legado de ETA le parece "apacible" y ser uno de los paises mas atrazados ecónomicamente de Europa "prospero"...¡pero que hago, estoy en el blog de Jaime Ruiz!

Jaime Ruiz dijo...

Yo tengo verdadero aburrimiento de prestar atención a este necio, pero tenía razón Respondón en que es muy representativo de la llamada izquierda.

España era la décima economía del mundo en 1975. Antes de la guerra civil, y sobre todo después, su atraso respecto a Europa era proverbial. Si no se tratara de un patético ignorante conocería aquella frase famosa de "África empieza en los Pirineos".

En fin, en 1975 España era un país del Primer Mundo. Antes de la Guerra Civil su renta y su desarrollo eran comparados con el de Francia como el de México comparado con EE UU. Y de por medio está la destrucción de la guerra.

Respecto a ETA, la relación sigue siendo cómica. Antes de la muerte de Franco ETA no había matado ni a diez personas. Desde entonces ha matado a unas ochocientas. Bueno, los muertos de la guerra civil fueron muchos cientos de miles, y durante todo el siglo XIX las guerras carlistas, relacionadas con la resistencia del tradicionalismo vasco a las reformas liberales, ocasionaron muchísimas más muertes, decenas de veces más que las de ETA.

Es un drama eterno: alguien como Sergio acierta en que España es un país "atrazado" económicamente en el sentido de las trazas que tiene de mentalidad medieval de la que predomina en el triste muladar en el que alguien como Sergio puede entrar a una universidad.

DieGoth dijo...

Yo sabía que Sergio iba a salir con esa idiotez de la ETA, que en ningún momento se puede comparar con lo que aquí conocemos como violencia.

Pero lo del atraso económico ya es vergonzoso: España es un país que recibió el siglo XX en un profundo atraso. Para 1975 el país había iniciado un período de progreso que lo ha llevado a ser lo que es hoy. Eso no lo discute ningún español, pero claro, Sergio como buen colombiano, sabe de eso más que los españoles. ¿Acaso el PSOE se inventó el progreso? Lo único que hizo fue prolongarlo. Y Sergio está ahí para decirnos que no, que fue que el PSOE sí se inventó la modernización de España y que de no haber sido por la dictadura de Franco el país hubiera progresado desde mucho antes, y a la ETA jamás se le hubiera ocurrido exigir la independencia, como si el brutico no supiera que desde que el país vasco tuvo un importante auge industrial fue cuando la ETA comenzó su campaña separatista. Para Sergio la existencia de la ETA es la consecuencia directa de Franco, por ser Franco (o fascista, o ultraderechista, da igual). Y el atraso que venía de siglos antes de Franco también, o por lo menos el régimen no hizo nada por remediarlo.

Pero bueno, creo que soy redundante, pues Jaime ya se molestó en explicar lo obvio.

Anónimo dijo...

Bravonel.

Jaime, según lo expuesto todo parece indicar que “El hombre nuevo” es el caparazón del hombre antiguo para prevalecer, no podía ser de otra forma por que nadie puede defender ideas caducas sino es dentro del pos modernismo.

Las manifestaciones del “Hombre nuevo” se ven en Colombia a diario, por ejemplo en la resistencia para convertir a una villa en complejo Comercial, como ocurrió hace pocos días en Bogota. Una cantidad de dinosaurios amenazando con hacerse estallar si la medida no se echaba para atrás ¡Imagínese! ¿No estamos frente al valor simbólico del Hombre nuevo? A mi no queda la menor duda.

El último “Estudio” de la Nacional sobre el cuatrienio Económico del Gobierno no pudo ser más disparatado, culpar a la reducción de la inflación y la apertura Económica como generadora de miseria es un despropósito en cualquier parte civilizada del Mundo pero no en uno donde el Hombre nuevo aun sigue vigente.

El problema para que el País despegue no solo radica en la falta de liderazgo que enfrente a todas las elites de poder que de uno u otra forma se benefician del atraso sino en el faltante moral de la Sociedad para hacerle frente a toda esa miseria de gente que se reencarna una y otra vez en la historia.

Sergio Méndez dijo...

Jaime:

Ud es un mentiroso. Es cierto que España creció ecónomicamente bastante desde fines del cincuenta hasta la muerte de Franco bastante. Y aún asi, la economía española era la más debil cuando Franco murió, sólo superando a Portugal y por allá Irlanda. Y su ingreso per capita era inferior a la media Europea (según Wickipedia 79& de la media Europea). Lo que este post si demnuestra este post es que ud y sus lacayos son unos fascistas asqueroso, y que una dictadura le sienta bien siempre y cuando sea de derecha en nombre de "volver apacible un país". Pablo Morillo se sentiría orgulloso de uds, dignos sucesores de su legado.

Diegoth;

No imbecil, yo no estoy comparando España con lo que pasa aca, estoy comparando España con lo que pasaba en el resto de Europa.

DieGoth dijo...

Sergio, su comentario "no imbecil" no deja de contener errores: España en 1975 ya llevaba un proceso de modernización que hizo posible pocos años después que el país fuera considerado "el que más había avanzado en menos tiempo". Por algo Grecia, que para 1975 tenía un nivel de vida similar al español, hoy en día no sea un país tan prometedor con todo y que ha mejorado algo.

¿Sus alumnos no le han enseñado a usar las comas?

Sergio Méndez dijo...

Diegoth:

¿"En pocos años"? España tardó hasta 1999 en alcanzar los estandares medios de europa occiental...eso son casi 25 años después de la muerte de Franco. Y en buena medida lo logró gracias los subsidios de la Unión Europea, a la cual desde luego no habría podido entrar con un dictador asesino como Franco, a pesar de que uds lo amen en secreto.

Ah y una cosa, yo no tengo alumnos, no soy profesor de ninguna universidad. Yo sé su estereotipo ridiculo requiere que yo sea profesor universitario, pero otra vez están equivocados tú y Jaimito.

Jaime Ruiz dijo...

Bravonel: es muy interesante, el hombre nuevo es un católico de un cómic. El único hombre nuevo verdadero es el Che Guevara, el que destruyó la economía cubana y trató de crear una guerra civil continental.

Sí, es un hombre antiguo, pero no cualquiera sino uno muy hispánico. Por eso es tan característico el apego de los gomelos colombianos a ese ideal. La máscara de su dominio, cada vez más desleída y grotesca.

Sobre eso de la Nacional quería escribir un post, pero no lo encontré en internet, sólo la noticia de El Tiempo.

Jaime Ruiz dijo...

Para Sergio Méndez:

No inteligente: el PIB per cápita español en 1975 no llegaba al 79 % de la media de Europa occidental, sólo es que para encontrar indicadores de cerca de esa media habría que pensar en el siglo XVII, y aun. Ojalá Colombia tuviera un 7,9 % de PIB per cápita de EE UU.

¿Cuál es el problema? Atribuir a la dictadura retrógrada el atraso de España como si se pudiera comparar con el de países de verdad avanzados, como la antigua Bohemia o Hungría, que cayeron en manos de los comunistas. Las dictaduras son malas, pero es que el franquismo, sobre todo desde que la administración estaba controlada por el Opus Dei y no por la Falange, no se parecía a ninguna dictadura comunista. El régimen de esos años, y conozco a gente que vivió eso, se parecía mucho más a una democracia que cualquier régimen comunista. Es porque la libertad económica y los derechos fundamentales son mucho, y ciertamente estaban garantizados en esa etapa del franquismo. Cosa que nunca ocurrió en ninguna satrapía comunista. Ahora mismo Fidel Castro puede mandar matar a quien quiera y nadie se podrá enterar. Puede que cada mes maten a decenas de personas y nadie lo sabe. Los jueces nunca juzgan al gobierno.

Creo que su noción de "fascista" es indigna aun del antro en que estudió. Un estudiante de 4º de bachillerato podría dar definiciones más apropiadas. El régimen de Franco debía ser combatido y fue combatido por muchos verdaderos demócratas. No lo eran los que querían convertir a España en un Gulag. Personas con la calidad moral e intelectual de un "no honesto" como usted.

j. dijo...

Para mí no es claro que la dictadura Franquista haya sido un factor determinante en el proceso de modernización de la nación española. Correlación no implica causalidad. Es probable que si Franco continuara en el poder, España siguiera sometida a los deseos del Opus Dei y sumida en el atraso.

¿O es que acaso vamos a atribuir y agradecer el reciente boom chino a Mao? ¿Decir, digamos, que el estado comunista estabilizó el país y propició las condiciones para que, tras su inclusión en la economía global, China iniciara un ascenso imparable? ¿Lo mismo diremos de Cuba cuando Castro muera y la dictadura se disuelva por carencia de líderes sólidos y Cuba empiece a recibir plata de los millones de Cubanos en Miami?

La modernización acelerada de España se inició, de hecho, justo tras la muerte de Franco. Los subsidios de la Unión Europea fueron fundamentales para dar el gran salto. Tal vez la única manera en la que uno puede decir que "gracias a Franco" España es lo que es hoy en día (hablando positivamente), es pensando que tas tantos años de represión y brutalidad, la gente, al verse liberada, se llenó de vitalidad y ánimo y empezó a hacer cosas por su país. Yo creo que cuando Cuba salga de su dictadura, también va a crecer mucho. "Efecto cauchera", llamémoslo.

DieGoth dijo...

¡Qué alivio! Jaime me tenía asustado con ese cuento de que las universidades colombianas contratan gente como Sergio de profesores...

Y no, Sergio, yo no adoro a Franco. Ni siquiera me interesa su régimen ni su historia. Sólo que le reconozco los cambios que permitieron la modernización de España a pesar del atraso que mantuvo en otros aspectos, nada más.

J.: Franco mantuvo a España bajo un régimen ultraconservador que alejó al país de la corriente liberal de Europa, pero al igual que pasó con Chile, comenzó a ponerle fin a las prácticas rentistas y mercantilistas de la época feudal. El período democrático que le siguió tiene el mérito de no echar atrás esos cambios, al igual que pasó en Chile después de Pinochet. No necesitamos una dictadura fascista para hacer esos cambios. Basta con un gobierno democrático que establezca políticas de Estado que perduren en el tiempo.

Es sólo que a Sergio le da muchísima rabia que un gobierno, incluso un cantante que de alguna manera sea tildado de "derecha", hagan algo que resulte positivo para un país. Por eso el alboroto.

Jaime Ruiz dijo...

J.: la discusión sobre el franquismo viene del origen jesuítico de ciertas ideas de la Falange que son compartidas por los promotores de la Teología de la Liberación. Respecto al franquismo la propaganda difunde una falacia típica, acompañada de la típica corrupción del lenguaje. El levantamiento de Franco era contra una república democrática, pero esa república ya había fracasado y se encaminaba a un régimen como el de Stalin. Sencillamente en España no había una facción liberal significativa. En oposición a los católicos-monárquicos retrógrados estaban los quemaconventos y los amigos de Stalin. Por eso la falacia que pinta la guerra civil como un enfrentamiento entre buenos y malos, entre la legitimidad y la tiranía, etc. El bando "legítimo" masacró de forma inmisericorde a sus propios socios (le recomiendo la biografía de Andreu Nin) y mucho antes de la guerra ya se había comprometido en infinidad de crímenes (como el asesinato de Calvo Sotelo).

El rumbo de la dictadura franquista dependió sobre todo del interés del tirano en mantenerse y sobre todo de su habilidad en conseguirlo. Consiguió evitar un compromiso mayor en la segunda guerra mundial a pesar del apoyo alemán e italiano a su bando. Después se hizo perdonar su régimen y sus crímenes gracias a la guerra fría. A partir de 1959 hubo un gran programa desarrollista que sacó al país de la miseria y el atraso. En 1975 puede que la renta española fuera un 70 % de la renta media de Europa occidental, pero eso es muchísimo, pues en los años cuarenta se estaba siempre cerca de la hambruna.

Para que en general España alcanzara la renta media de la UE fueron importantes los subsidios, pero éstos sólo llegaron después de 1986. Y con todo España sigue siendo un país más pobre que los cuatro grandes de la UE, sólo es que en cuatro siglos nunca había estado tan cerca. Y si fuera por el desarrollo, NUNCA había estado tan cerca de Francia (pues en el Barroco se trataba del oro americano).

En fin, en estas discusiones se cruzan como en un quiasmo ("cuando quiero llorar no lloro y a veces lloro sin querer") cosas que a veces son sinónimas y a veces no lo son. El régimen franquista, como el de Pinochet, garantizaban las libertades esenciales: un sistema judicial con tendencia a asimilarse a los de las democracias, derechos de propiedad garantizados, leyes que se aplican, organismos reconocibles... Pero al mismo tiempo restringen las libertades políticas y se asientan sobre la excepción. El franquismo al principio no, pues copiaba la retórica fascista de la Falange y pretendía una dictadura perpetua, pero a partir de los años cincuenta estaba claro que volvería una monarquía constitucional con un Borbón. Y cosa curiosa, todas las monarquías constitucionales en Europa son democracias (Suecia, Noruega, Dinamarca, Holanda, Bélgica y el Reino Unido).

Esas dictaduras y sus crímenes son peores para los anticapitalistas que las regidas por la izquierda. Parece que fueran excepciones, pero son la norma: Camboya, Corea del Norte, Rumania, la URSS, China, Vietnam, Cuba.

Es decir, la libertad es consustancial al capitalismo mientras que por fuera sólo hay tiranías. Entre los regímenes capitalistas regidos por dictaduras hay que contar también a Corea del Sur. Hoy en día no es concebible un país que viva de su trabajo (no del petróleo, por ejemplo) y respete la propiedad privada que no conduzca hacia la democracia. Y al contrario es más cierto, no puede haber un país sin propiedad que no sea una tiranía.

La dictadura de Franco debía ser combatida y fue combatida por los demócratas. Pero los partidarios de Fidel Castro no son demócratas. Ahí es donde está la gran mentira. Muchísimos demócratas que pasaron cárcel bajo el franquismo hoy son perseguidos por el nacionalismo aliado de la izquierda tanto en Cataluña como en el País Vasco.

La protesta de los comunistas (es decir, anticapitalistas) contra el franquismo y las dictaduras semejantes parece como si un club de pederastas se quejara de un colegio en el que se da fuete a los niños y exigieran ser ellos los rectores y profesores.

j. dijo...

Jaime:

Dice usted: "El régimen franquista, como el de Pinochet, garantizaban las libertades esenciales:..."

Ni el de Pinochet ni el de Franco garantizaban absolutamente nada. Durante ambos régimenes hubo asesinatos y desapariciones sumarias. Los derechos se respetaban selectivamente dependiendo del bando donde se estuviera.

Creo que lo que me incomoda de su comentario positivo acerca de la dictadura de Franco y la de Pinochet es la manera como pretende afirmar que ellos son los gestores fundamentales de la actual bonanza económica de sus respectivos paises. Las circunstancias políticas que ocurrieron cuando las respectivas dictaduras se iniciaron no tienen nada qué ver con lo que ocurrió luego de ellas. Como Franco y Pinochet triunfaron, no hay manera real de saber qué ocurriría. Las suyas son sólo hipótesis. Plausibles, tal vez, pero sólo hipótesis.

De nuevo debo decir que una cosa es correlación y otra muy distinta causalidad. Las dictaduras no fueron "beneficiosas" para el país. No es a ellas a las que España y Chile "deben" su estado actual. España y Chile deben su prosperidad a lo que vino justo después. A los dictadores no les deben nada.

Anónimo dijo...

Fauricio.

El PIB per cápita español en 1975 no llegaba al 79 % de la media de Europa occidental, sólo es que para encontrar indicadores de cerca de esa media habría que pensar en el siglo XVII, y aun. Ojalá Colombia tuviera un 7,9 % de PIB per cápita de EE UU.

Don Jaime con el ultimo censo se descubrió que la población Colombiana era inferior a lo que se pensaba inicialmente, el nuevo dato a hizo que automáticamente el per capita Colombiano creciera a algo mas de 3000 dólares. El per cápita de los Estados Unidos es de 48.000 dólares dando como resultado que el per capita Colombiano significa el 7% del Estadounidense, claro que ese no es una dato para sentirse orgulloso la meta del País debe ser por lo menos cuadriplicar la actual renta en un tiempo determinado, a eso debe ir el documento Colombia 2019 y olvidar las metas poco ambiciosas que tiene.

Jaime Ruiz dijo...

J: No, pésima información. La dictadura de Franco mató y encarceló a muchos miles de personas en los años cuarenta. A partir del fin de la segunda guerra mundial su intento fue sobrevivir gracias al apoyo del Vaticano y a la guerra fría. Por eso se construyó un Estado de Derecho que garantizaba la permanencia vitalicia del generalísimo, pero no se prestaba a otros crímenes. Cuando hubo fusilamientos, escasísimos después de 1959, siempre hubo grandes escándalos y presiones de todo tipo, en las que se desgastaba el régimen. Los partidos opositores estaban prohibidos, pero no hubo en la época final de la dictadura asesinatos de opositores, ni siquiera asesinatos legales, y ni siquiera encarcelamientos prolongados.

Siempre hay un problema cuando se habla de esas cosas y es el dominio ideológico de los anticapitalistas. Los dos últimos fusilamientos de Franco correspondían a personas que habían cometido delitos graves, y tuvieron un impacto internacional extraordinario. Los fusilamientos de personas que sólo intentaban huir de Cuba pasaron inadvertidos, como las condenas a veinte años a Raúl Rivero y muchos otros prodigios. Todos los españoles que no tuvieran antecedentes podían sacar un pasaporte y salir en tiempos de Franco, cosa que está prohibida para los cubanos como para cualquiera de los esclavos del antiguo imperio soviético.

Acerca del impacto de esas dictaduras en el desarrollo económico de sus respectivos países la cosa es más clara: del hambre se pasó al primer mundo en España, que tenía en 1959 la mitad del PIB per cápita de Cuba (el segundo país más rico de América Latina, por encima de Uruguay, Puerto Rico, Chile y Costa Rica). En Chile también se vivía un empobrecimiento extremo. Esas dictaduras al imponer un orden forzoso y favorecer los negocios tienen resultados buenos para la economía, lo cual no quiere decir que las considere deseables en ningún caso. Lo mismo se puede decir del régimen de Jiang Jieshi en Taiwan o de la dictadura coreana. En países más atrasados como Indonesia y Filipinas no se sabe qué habría pasado, aunque es seguro que de haber caído en manos de los comunistas habrían seguido el camino de Corea del Norte y Camboya.

Siempre se confunde la gente cuando habla de derechos, y no hablemos de realidades como lo que era la vida en esas sociedades. Una dictadura autoritaria nacionalista o retrógrada siempre es blanda y suave en comparación con una dictadura comunista porque respeta la libertad fundamental, que es la propiedad. Y porque sin un ordenamiento jurídico claro tampoco podría haber ningún orden que respetaran los propios funcionarios.

Lo de hablar del franquismo como si fuera lo mismo en 1940 que en 1975 es pura falta de rigor, lo mismo que las cuentas sobre el desarrollo económico. Después de 1975 hubo en España una época de incertidumbre económica y alta inflación, mientras que en el periodo anterior, desarrollista, el bienestar crecía día a día y a la muerte de Franco la inmensa mayoría de las familias tenían carro. Tras la consolidación de la democracia y la integración en la UE, una década después, hubo otra etapa de crecimiento, pero España ya era un país del primer mundo, cosa que era de ensueño en la época en que remediaban el hambre con las limosnas de Perón. Esa clase de cosas no las discute nadie que esté informado.

Y con Pinochet pasa lo mismo. La gran expansión económica empezó hacia 1985 y la caída de Pinochet tuvo lugar en 1990. En los setenta había una crisis económica continua, derivada sobre todo de la miseria y el caos heredados de la UP. Todos los economistas más o menos objetivos reconocen que el saneamiento de la economía tuvo lugar durante ese periodo previo, pues de por medio estaba la crisis de la deuda.

Franco y Pinochet fueron como maldiciones que cayeron sobre sus países, sólo que la alternativa era la dictadura sometida a Stalin (eso era exactamente el gobierno de Negrín en 1938, y la prolongación de la guerra sólo tenía sentido para asegurarle a Stalin la preparación de la otra guerra con Alemania) o un régimen como el cubano con su previa creación de muchos, muchos Vietnam.

Siempre es preferible que haya un gobierno liberal que respete las libertades y el ordenamiento jurídico, pero eso es lo que hay en Colombia y hay que ver la combinación increíble de todas las formas de lucha que se despliega para destruirlo. Claro que en realidad soñar con Franco o con Pinochet es eso, soñar. A Colombia le correspondería un Suharto o un Castaño, y la catástrofe "humanitaria" sería monstruosa.

Jaime Ruiz dijo...

Fauricio, bueno, aunque la renta colombiana sea un 7 % de la estadounidense se puede decir, "ojalá fuera un 7,9 %".

No me gusta lo de poner metas muy altas. No creo que sea posible siquiera doblar el PIB en una década, pues la inestabilidad seguirá y la "izquierda" seguirá mandando poner bombas para imponer sus privilegios. Es porque no se puede sacar de la nada un país de gente laboriosa y esforzada.

Las metas altas sólo pueden traer frustración si no se cumplen. Lo que cuenta es el esfuerzo concreto de cada día, a lo mejor las metas son modestas pero los resultados son óptimos. Lo importante es asegurar grados de desarrollo y de madurez cultural. Puede que las consignas felices sobre el crecimiento maravilloso de 2019 empiecen a reemplazar a los decretos de felicidad general.

Anónimo dijo...

Bravonel.

Jaime no concuerdo con Usted, los planes de Gobiernos son cosas que se le venden a la Sociedad y el Partido que presente el mejor sistema de mercadeo es el que gana, un plan a largo plazo es una buena propuesta el problema con que no se cumpla siempre estará sujeta a los Partidos o personas que no se comprometieron dejando enseñanzas para el futuro, si nunca existe un plan de largo plazo nunca se sabrá n que se fallo para alcanzar metas ambiciosas.

j. dijo...

Usted dice: "Lo de hablar del franquismo como si fuera lo mismo en 1940 que en 1975 es pura falta de rigor, lo mismo que las cuentas sobre el desarrollo económico."

Bueno, usted fue el que dijo que (sin hacer mayor distinción entre un período y otro), tanto el régimen franquista como el de Pinochet "respetaban las libertades". Esa afirmación, tal y como usted la planteaba, es absolutamente falsa: Tanto el régimen franquista (visto como un todo) como el de Pinochet estuvieron lejos de "respetar las libertades individuales".

"del hambre se pasó al primer mundo en España, que tenía en 1959 la mitad del PIB per cápita de Cuba (el segundo país más rico de América Latina, por encima de Uruguay, Puerto Rico, Chile y Costa Rica)"

El paso del hambre al primer mundo fue tras la dictadura. Cuando Francó se murió, España seguía siendo un país provinciano y pobre. Un poco mejor que antes, pero pobre.

Y si se trata de hambre entonces tocaría también defender los programas de nutrición infantil de Castro, así como los de alfabetización. Obviamente en un régimen comunista aislado es imposible hacer cálculos de PIB, pero es claro que, en ciertas instancias, las circunstancias de los cubanos mejoraron tras la toma del poder de Fidel y demás locos. ¿Pero a qué precio? Lo mismo con Franco. Tal vez mejoró un poco durante su mandato, pero incluso si pensamos en el Franco tras 1959, el país, bajo su poder, seguiría ahora mismo en la más completa olla (y con un presidente de 114 años): centralizado, desligado del resto de Europa, pobre e ignorante. Dudo que Franco hubiera apoyado la integración de España a la Unión Europea.

Jaime Ruiz dijo...

J. Bueno, sí, la generalización sobre esos regímenes es un error que se comete al opinar. En los años finales del franquismo no había ejecuciones salvo unas de dos personas que armaron gran revuelo.

Sobre la situación económica de los españoles en 1975 de verdad que habla por hablar. Tal vez la renta española per cápita fuera como un 60 % de la francesa. La colombiana en el mejor de los casos es un 6 % de la estadounidense. Cualquier película española de una década antes de la muerte de Franco muestra a cualquier obrero en posesión de su automóvil y con hábitos de consumo del primer mundo, al igual que todos los demás testimonios.

j. dijo...

"Cualquier película española de una década antes de la muerte de Franco muestra a cualquier obrero en posesión de su automóvil y con hábitos de consumo del primer mundo, al igual que todos los demás testimonios."

Bueno, sí. Me excedí. Franco dio muestras de interés en democratizar y mejorar la economía un poco, pero creo que su megalomanía le impedía moralmente soltar el país.

Lo que yo dudo es que el llamado (¿quién le puso así? ¿no fue el mismo gobierno?) "Milagro Español" haya sido fundamental para que el país hoy en día alcanzara el estado en que se encuentra. Sospecho que su desarrollo hubiera sido incluso más acelerado si Franco, en el 55, digamos, tras reingresar a las naciones unidas, procede a celebrar elecciones y que arranque la democracia de nuevo.

Yo no usaría las películas dentro de un régimen que censuraba como un método generalizable de argumentación histórica, por cierto. Me parece un método más bien falto de rigor, como usted diría.

DieGoth dijo...

Finalmente entre J. y Jaime, que tienen más conocimiento de causa que yo sobre el tema, llegaron a un punto de concordancia. Lo cierto es que España con Franco sí avanzó mucho más que lo que hubiera avanzado si Franco hubiera perdido la guerra, y que hubiera avanzado mucho más si en vez de Franco hubiera tenido un gobernante demócrata y liberal.

Lo que no se sabe es si un gobernante demócrata y liberal en 1934 hubiera derrotado a los comunistas.

Jaime Ruiz dijo...

J. Es difícil saber lo que ocurriría en España si se hubiera forzado la democracia en 1955, por poner una fecha. Mi opinión es que por el contexto de la guerra fría ni los gobiernos estadounidenses ni los de Europa occidental se entusiasmaron mucho por la idea. Siempre cabía el riesgo de que volviera la guerra civil.

Un entorno de democracia y libertad es el preferible para que haya crecimiento económico y "desarrollo humano", pero hace falta la población que asume esos valores. La guerra civil precisamente tuvo lugar porque en España no había demócratas ni liberales, sólo totalitarios, anarquistas, monárquicos, católicos ultramontanos, fascistas y separatistas. Si les hubieran hecho casoa Ortega, Marañón y Pérez de Ayala, no habría habido guerra civil.

Esa ausencia del liberalismo es en realidad el problema de todos los países hispánicos, moderadamente resuelto por México en tiempos de Juárez y moderadamente resucitado durante mucho tiempo por la dictadura del PRI. Este domingo se decide el rumbo de ese país, que puede ceder, aunque no es lo más probable, a la retórica de un chavista.

Y en Cuba nunca hubo verdadero crecimiento después de la revolución, por el contrario, la administración del Che Guevara fue tal vez la peor de todo el siglo en cualquier país. Otra cosa es que el saqueo de las propiedades estadounidenses y de los ricos diera para repartir entre los leales al tirano: exactamente igual que en Alemania en los años treinta y en Rusia un poco antes. Después la ayuda soviética, sobre todo en combustible, que a los precios de hoy vendría a ser equivalente al total del PIB cubano, permitió sobrellevar la situación. Ahora sólo el turismo sexual da de comer a los antaño ricos del Caribe.