25 ago. 2006

El triunfo de
la dialéctica

-A raíz de un post de este blog
que se ocupaba de la denuncia
aparecida en diversos medios
de un desfalco detectado en la
U. Nacional, he tenido ocasión
de ver un nuevo episodio de la
vieja campaña de intimidación
de los típicos personajes que se
"forman" en centros como ése.
Para muchos, ésa es una clase
de discusión ingrata y aburrida,
y tienen razón, pero ¿es posible
escribir sobre los problemas de
la sociedad colombiana y dejar
pasar esa clase de algarabía casi
sicarial que increíblemente
pretende erigirse en modelo
de discusión?

Se puede decir que no hay novedad: la misma suma de voces que necesitan dejar su testimonio de odio y la misma condena ominosa y primaria. Lo divertido es que esta vez intentan «demostrar» que aquí no hay «secuencias argumentativas». El lector puede ahorrarse esas perlas, pero es difícil no prestar atención a la calidad moral e intelectual de las elites culturales del país. Los optimistas tendrán un disgusto, pues si la gente va a aprender esas artes en la universidad el país está condenado a vivir en medio de toda clase de industrias criminales.

Leer Blogosfera antológica