14 oct. 2006

El verdadero bando anti-FARC

El conflicto colombiano tiene hondas repercusiones sociales y políticas y expresa en gran medida a la sociedad y su desconcierto a la hora de elegir un camino en el presente siglo. En esto no hay discrepancia con la llamada izquierda, sino en lo que ésta representa. A veces da la impresión de que esto es demasiado novedoso en Colombia, como si no fuera algo que todo el mundo sabe de sobra y que en privado admiten casi todos los partidarios de la izquierda. Pero basta con prestar atención a lo que se dice en las discusiones para entender en qué andan.


Según un promotor de Carlos Gaviria la izquierda es hostil a la guerrilla y no aspira a sacar réditos de un triunfo de esas bandas, pero si algo es fácil probar es el interés de esa facción en cobrar los crímenes para imponer su agenda por encima de las urnas. Sólo por eso hay guerrillas. El que quiera entender qué sectores esperan ser redimidos sólo tiene que fijarse en la foto de abajo, que corresponde a la portada de la edición electrónica de El Tiempo de hoy.

Leer Blogosfera antológica