4 dic. 2006

Río revuelto

Como sabe todo el que no quiera cegarse, los medios cumplen ante todo la función de hacer publicidad de todo aquello que convenga al interés de sus dueños. Son pura propaganda, más cuanto menos desarrollada esté la cultura de la libertad en un lugar. Recordar eso nos puede servir para entender el fervor con que los medios colombianos se han dedicado a explotar el escándalo de la parapolítica, a tal punto que no hay columnista que no se ocupe del tema y que el viejo sesgo castrista del amo de la gran casa editorial, junto con el fervor unitario y justiciero del macromagnate progresista, da ocasión a todos los portavoces de la izquierda democrática para erigirse en adalides del derecho. Sobre todo, eso sirve para tapar las evidencias recientes de afinidad más que retórica entre el llamado Polo Poto (como dirían los chilenos) y la tropa de niños que mata por la paz que no puede haber sin justicia y sin la solución negociada del conflicto social y armado...

Ver post y comentarios