2 jun. 2014

Luciano Marín explica las conversaciones de paz

Del coronel Alfonso Plazas Vega

Apreciados amigos:

Por amor a la patria, no dejen de ver este video. Aquí está claro todo lo que las FARC quieren. Son poco más de diez minutos. Además de mi servicio a la nación de toda mi vida como militar y como retirado, yo llevo siete años entregados a esta patria, privado de la libertad por la narcoguerrilla. Les ruego que le dediquen a este video tan solo diez minutos.

Observen las siguientes afirmaciones del asesino LUCIANO MARÍN ARANGO, natural de Florencia. Recordemos que este criminal oculta su nombre bajo el alias de “Iván Márquez”. Este sujeto se expresa leyendo en Telepronter, lo que nos permite entender que su discurso ha sido preparado por expertos de la organización terrorista, no es una improvisación de él.





Noten expresiones como:

1.- Reclaman su “derecho a ser gobierno”.

2.- Insisten en que buscan “una gran transformación hacia la democracia real de este país”. Es hacia el comunismo. Vale la pena recordar que a los comunistas les da miedo y vergüenza reconocer que son comunistas, por tanto usan la piel de oveja del término “democracia”. Pongo apenas dos ejemplos: cuando se dividió Alemania después de la segunda guerra mundial, la parte comunista se llamó Alemania Democrática. Y la Alianza Democrática M-19, pues todos sabemos que el M-19 es un grupo comunista financiado por el narcotráfico y creado por las FARC.

3.- Insisten también en la “Reorganización del Sistema”. En realidad es el tránsito del sistema capitalista al sistema comunista. Pretenden sacarnos de la órbita global de los Estados Unidos y pasarnos a la de Rusia, dependiendo de Cuba que es su satélite para este continente.

4.- Hablando de las conversaciones de paz en La Habana, Luciano Marín dice que son necesarias para llegar a una reforma constitucional, pero que esa reforma no es el fin, no se trata de llegar a las Asambleas Constituyentes como un fin. Lo explica claramente: “es un lugar para potenciar nuestras aspiraciones y llevarlas a un nuevo nivel”.

5.- Y lo más grave, explica que ese nivel “estará caracterizado por la continuidad del conflicto”.

Más claro no canta un gallo. Las llamadas “conversaciones de paz” de La Habana son un embeleco, para ganar un nivel intermedio desde el cual puedan mediante la “continuidad del conflicto” (léase continuidad del terrorismo), buscar la toma del poder. No están buscando la paz. No van a parar las acciones terroristas. Habrá continuidad del conflicto. Hablando del proletariado, dice así el manifiesto comunista: “… sus objetivos sólo pueden alcanzarse derrocando por la violencia todo el orden social existente…”. Las conversaciones de La Habana no van detrás de ninguna paz, sino de entregarle el país al comunismo internacional.

Los puntos que se relacionan al final del discurso del asesino que los expone, hablan de desmilitarización (acabar con el Ejército Nacional), desprivatización (Acabar con la propiedad privada), acabar con los monopolios comerciales e industriales (Acabar con la libre empresa), establecer un sistema económico diferente (Centralización de la planeación económica desde el Estado comunista).

Los invito a releer el Manifiesto comunista publicado el 21 de febrero de 1848 por Karl Marx y Friedrich Engels (ambos expulsados de Alemania), en Londres. Todos lo estudiamos en la universidad. El discurso que le prepararon los hermanos Castro a Luciano Marín es una expresión moderna del comunismo, pero con el ingrediente de la violencia como lo enfatizó desde los comienzos del siglo XX el periodista ruso Vladímir Ílich Uliánov, más conocido como Lenin.

1 comentario:

Santiago dijo...

Tan mala como la maldad de los malos es la indiferencia de los buenos