9 ago. 2004

Turbay y la reelección: los motivos del lobo

Lo que hace Turbay liderando una revuelta de políticos liberales contra la dirección de su partido y a favor de la reelección es salvar a su partido y su propia imagen de un desastre casi seguro. Apartar al liberalismo de la senda de Piedad Córdoba y otros émulos de Borja y Petro es lo único que puede evitar la catástrofe.

También se les podría dejar el nombre, pero en tal caso Turbay quedaría como precursor de un Chávez colombiano, cosa que obviamente no le agradará.

Los que han comentado el editorial de El Tiempo y la columna de María Jimena Duzán proclamándose a favor de Uribe y en contra de Turbay se equivocan en lo principal: LA GUERRILLA.

Esa importante facción liberal es algo más que se suma al uribismo para aislar y combatir a las bandas narcoterroristas, los vicios que puedan tener son secundarios, como cada vez que se forma un frente amplio.

Por desgracia, en Colombia, los políticos inmaculados son testimoniales, y sirven para abrirle el camino a Garzón y Collazos y gente así.

No hay comentarios.: