27 mar. 2005

Defendiendo las "comunidades de paz"

Por Mariana Pineda

La revista Semana publica un artículo en el que comenta la intención del gobierno de mandar cuarenta policías a la "comunidad de paz" de San José de Apartadó. A pesar del tono neutral, el autor del artículo defiende la línea que interesa a las FARC: la de la legitimidad de unas zonas independientes del Estado, cosa que jamás se ha visto en ninguna parte.

Aun admitiendo, y es mucho lo que se admite, que las FARC no están dentro de una zona controlada de siempre por el Partido Comunista, es obvio que tal zona los protege de cualquier incursión de la fuerza pública. Es decir, les permite resguardarse y salir a secuestrar y matar gente, atravesando siempre que quieran la "comunidad de paz", pues ¿quién los va a defender de esas incursiones?

Por tanto habría que permitir esa ventaja definitiva para las guerrillas, y por tanto para la multiplicación del secuestro y el asesinato en masa. Y ese argumento se vuelve precisamente la justificación de las autodefensas, pues el corolario natural de todo eso es que la gente debe estar dispuesta a dejarse secuestrar y masacrar. Para complacer al autor del artículo y a sus amigos del coctel, porque ni los guerrilleros ni los pobladores obtienen más que opresión y miseria de la obediencia a sus jefes.

Se podría ir hasta el final, sin vacilación: esta clase de artículos sólo tiene por objeto defender la legitimidad de esas zonas conquistadas por el narcoterrorismo, y el hecho de que eso resulte raro para algunos sólo es reflejo del servilismo de la gente. Es que los patrocinadores de las masacres encarnan todo lo que la mayoría de los colombianos quieren ser.

No hay comentarios.: