30 may. 2005

Sigue la presión para defender el delito político

A pesar de que hace algún tiempo ya me referí a la cuestión del delito político y la importancia de esa discusión, e incluso recientemente comenté lo que decía Alfredo Rangel, hoy este columnista reincide en la cuestión del delito político.
Su escrito de la fecha busca desarrollar un discurso que salve la noción que de forma unánime han aceptado durante décadas los analistas colombianos. Y esa visión es lo verdaderamente espeluznante.
VER POST Y COMENTARIOS

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una nota de la revista cambio muestra hasta que punto la prensa es cómplice de la guerrilla. Según ese medio la Señora Glorias Cuartas era respetada hasta que pidió la liberación de Simón Trinidad con frases textuales, es decir, antes cuando apoyaba a la guerrilla con tono diplomático era toda una dama. Copio debajo lo dicho por esa revista que cuyo dueño es simpatisante de los regimenes totalitarios como el Cubano, no valla ser que algún día les de por negar sus vínculos con los psicópatas, es decir, cuando exista una Sociedad mas madura que los pueda juzgar, ahora somos pocos.

El 10 de diciembre de 2004, en el II Congreso Bolivariano de los pueblos y ante unos 300 delegados del continente, entre quienes estaban el ex presidente nicaragüense Daniel Ortega y el dirigente cocalero de Bolivia, Evo Morales, la ex alcaldesa de Apartadó, Gloria Cuartas, conocida defensora de Derechos Humanos en Colombia, realizó una exposición sobre las dificultades democráticas que tiene el país, sobre todo por la cada vez más creciente influencia paramilitar.

En el foro, que se realizó en la población de Maturín, a 500 kilómetros de Caracas, todo iba bien para Cuartas, excepto porque una proclama que hizo por la libertad de los comandantes guerrilleros Simón Trinidad y Sonia –hoy en Estados Unidos después de ser extraditados–: "libertad, libertad, para Simón Trinidad", quedó grabada en un video que reveló el representante a la Cámara y general (r ) Jaime Ernesto Canal, en un debate en la Comisión II sobre la masacre de San José de Apartadó, ocurrida hace pocos meses, y de la que Cuartas culpa a al Ejército. Visiblemente descompuesta, la ex alcaldesa titubeo en el intento por explicar por qué estaba pidiendo por la libertad de un comandante guerrillero, acusado de delitos de lesa humanidad.


Con sus arengas, Cuartas puso en el mismo nivel a víctimas y a victimarios

Lo sucedido, sin duda, golpea su imagen y su credibilidad. Gloria Cuartas ha sido, por muchos años, una dirigente respetada por los medios de comunicación y admirada por amplios sectores de opinión, que la habían visto siempre como una dirigente valerosa, que denunciaba los excesos de la Fuerza Pública y los atropellos de los paramilitares, pero también, en algunas ocasiones, la barbarie de las Farc.

Eso le permitió, en febrero, cuestionar al Ejército como responsable de la masacre de un grupo de campesinos, integrantes de una comunidad de paz, en San José de Apartadó, en el Urabá, la región donde por años la ex alcaldesa ha concentrado sus actividades. Las Fuerzas Militares culparon a las Farc y el caso quedó en la oscuridad pero, por cuenta en buena medida del prestigio de Cuartas, muchos en Colombia y en el exterior le creyeron más a ella que a los voceros militares.

El hecho de que ahora aparezca en un video pidiendo la libertad de los guerrilleros de las Farc Simón Trinidad y Sonia, pone en entredicho la objetividad de sus acusaciones contra la Fuerza Pública. Peor aun, los argumentos que usó para defender su actuación evidencian una valoración de lo que sucede en Colombia, que para muchos resulta sesgada. En efecto, al alegar que al tiempo que pedía la libertad de los dos jefes guerrilleros, pedía la de "todos los secuestrados", puso al mismo nivel a víctimas y a victimarios, a personas que llevan años secuestradas con jefes guerrilleros que, como Trinidad y Sonia, dirigieron o ayudaron en operaciones de secuestro. Es un viejo dicho que por la boca muere el pez, y quizás en esta ocasión el caso de Gloria Cuartas lo confirme.

Anónimo dijo...

Como usted es un colombiano experto en asuntos de politica colombiana, al dia con el acontecer de los 'personajes de impacto nacional', y ademas le gusta y tiene talento para escribir le sugiero algo: escriba un libreto apropiado para reality o novela y llevela al publico.

En esa forma se evalua la reaccion de la mayoria a las acciones de los personajes. Como tambien a la segunda version del novelon, la suya, de como deberian actuar estos personajes correctamente o en un pais NO bizarro. Es decir en un pais normal.

Se requiere una vision global de la situacion para que el mundo externo pueda comprender al pais bizarro.

Y sobre todo nada mejor que un libreto digerible para los pocos instruidos, dentro y fuera del pais. Para esto ya cuenta con material disponible en sus varios blogs. Es un desafio el relatar la verdad en forma sencilla, porque a medida que uno se acerca mas a la verdad es mucho mas dificil definirla. O no?

Esa seria, en mi opinion, la mejor contribucion que usted puede hacer al pais y al gobierno.

Queda de prueba en este blog que la idea propuesta es de un anonimo, que nada tiene que ver con la farandula o los medios (patentada informalmente), y por lo tanto sin mi autorizacion nadie puede ni copiarla ni realizarla sin pagar royalties.