8 jun. 2005

Dieciocho millones de personas

Ésta no es la cifra de víctimas mortales de las tiranías comunistas, que es muchísimo mayor si se suman las ejecuciones más las hambrunas. Tal vez sólo una oleada como la de la colectivización rusa de finales de los años veinte y principios de los treinta haya provocado tantos muertos, o la hambruna del Gran Salto Adelante en China, a principios de los sesenta.

Pero no, ésta es la cifra de las personas que en algún momento pasaron por algún campo de concentración bajo el régimen soviético. Más de una décima parte de la población. Y esos campos no sólo tenían por objeto el castigo y el amedrentamiento del resto de la sociedad, sino que también ejercían una importante función económica.

El comunismo fue un crimen colectivo, y es un crimen que se sigue cometiendo masivamente, con campos de concentración incluidos en Cuba y Corea del Norte. Y sobre todo es un crimen que cuenta en Colombia con millones de cómplices activos, y con una vasta mayoría de cómplices pasivos, de la gente que no sabe o no quiere saber, que acepta la propaganda de los comunistas y sus cómplices porque siempre lleva un halago encubierto a sus complejos y miserias...

VER MÁS-->

No hay comentarios.: