2 sep. 2005

Amemos nuestros símbolos

El clamor de la tribu se convierte en empresa,
de la sangre y el suelo se extrae identidad.
Las libertades sobran, las urnas, las promesas..,
pues el fetiche sacro exhala voluntad.

Sabe más que nosotros y dictará las normas
que los buenos patriotas tan bien aplicarán.
La empresa echará a aquellos que no quepan en la horma,
millones de accionistas lo sabrán celebrar.

Mi hermano es el que nace dentro del mismo mapa,
no importa lo que haga, sus gestos, su virtud,
quererlo a él es sagrado, su moral se solapa

y es igual de qué lado está en la esclavitud.
El enemigo es otro y, claro, necesario,
Es el nacido lejos, o aquel que no es gregario.

VER POST COMPLETO

2 comentarios:

Jaime Ruiz dijo...

Por un problema de blogger no puedo poner en el mensaje el link.

Jaime Ruiz dijo...

PERDÓN