24 sep. 2005

La selección de las noticias en Colombia

Sabido es que uno de los métodos de manipulación más fáciles de la prensa consisten en la selección de las noticias, la cantidad de columnas que se dedican a cada una, el cuerpo de los titulares, su posición en el periódico, el tiempo que aparecen en las ediciones electrónicas, etc.

Por ejemplo para El Tiempo es mucho más importante un accidente en que mueren 23 ancianos en Texas que un hecho como el asesinato de diez policías en Nariño. A fin de cuentas la promoción de la desgracia ajena siempre le reporta apoyos entre la chusma que puebla el muladar, mientras que ese crimen infame le quitaría argumentos a los promotores de la erradicación manual.

Ese nombre "promotores de la erradicación manual", referido a personajes como Daniel Samper, es malicioso. Ellos no promueven la erradicación manual sino que intentan impedir las fumigaciones, pese a que es obvio que sin fumigaciones se multiplicarán los cultivos y bajará el precio de la cocaína, lo cual hará crecer el negocio de sus amigos. ¿O es que nadie se acuerda del ex presidente Ernesto Samper tratando de impedir la extradición de los Rodríguez Orejuela?

Raro paraíso el nuestro, raros modelos de moral del mundo, el 11 de septiembre de 2001 era raro encontrar a nadie que no tuviera un brillo de placer en los ojos, una fiebre de esperanza y satisfacción, ni siquiera importaba que hubiera decenas de colombianos entre las víctimas.

Es a esa superhumanidad a quien intentan complacer los dueños de El Tiempo, por ejemplo hoy explotando la amenaza del huracán Rita, fomentando entre la crédula chusma la idea de que es el castigo por no firmar el Protocolo de Kioto y dedicando un editorial a exaltar el espíritu nacionalista dando lecciones precisamente a la nación más admirada, próspera y avanzada.

16 comentarios:

Rita Katrina dijo...

No, se equivoca, pues acaso no ve que ya evolucionamos en el escalafon? ahora tenemos secuestrado a Dios, presto a castigar a quien no es colombiano verde.

Sergio Méndez dijo...

No me voy a desgastar respondiendo su usual sarta de estúpideces respecto a la supuesta oposición del Tiempo al gobierno o la necesidad de emular la "mas propesra nación". Más bien debería mirar lo que dicen la scientific American y un laboratorio de estudios geofisicos (gringo y afiliado al gobierno) sobre los huracanes y el calentamiento global. Seguramente ellos hacen parte de la conspiración mundial de izquierda y terrorista contra los Estados Unidos, que ud ha develado tan maravillosamente.

http://www.gfdl.noaa.gov/~tk/glob_warm_hurr.html
http://www.sciam.com/article.cfm?articleID=00034565-DE1C-1329-9CE283414B7F0000&sc=I100322

Sergio Méndez dijo...

Ah..y puede añadir al magazine Science a su lista de terroristas izquierdosos..

http://www.medicinenet.com/script/main/art.asp?articlekey=53406

Jaime Ruiz dijo...

Para Rita Katrina: seguro que usted tiene acceso a información más o menos precisa sobre Kioto y la causa de los huracanes. Como no conozco el tema, no pontifico sobre él. Creo que soy de esa minoría de colombianos que no somos expertos en cosmología, meteorología, geología y ecología.

Para Sergio Méndez: qué casualidad que haya decenas de personas que encuentran repugnante el editorial de El Tiempo de hoy. Lo que me parece de verdad muy raro es que EE UU sea tan rico, tan organizado, tan avanzado en todos los terrenos de la ciencia, y sin embargo ni el gobierno ni la gran mayoría de los ciudadanos hacen caso a los sabios colombianos que guían al mundo con sus nobles y exactos dictámenes.

Sólo hay un problema: no ver la obsesión antiamericana de ese pasquín y de la mayoría de sus lectores es un síntoma de un sectarismo-infantilismo que debería preocupar al menos a los padres de quien llega a tal punto.

Ricardo Sánchez dijo...

Que casualidad. Precisamente hace poco me "atreví" a hacer un comentario en el blog de Atrabilioso con respecto a la última columna de Daniel Samper y me cayeron todos encima. Según muchos en ese blog, la preocupación de D.S. es la preocupación de cualquier Colombiano "civilizado"... no sabía si reir o agarrar la pantalla del computador y arrojarla por la ventana!

Ricardo Sánchez dijo...

Que casualidad. Precisamente hace poco me "atreví" a hacer un comentario en el blog de Atrabilioso con respecto a la última columna de Daniel Samper y me cayeron todos encima. Según muchos en ese blog, la preocupación de D.S. es la preocupación de cualquier Colombiano "civilizado"... no sabía si reir o agarrar la pantalla del computador y arrojarla por la ventana!

Jaime Ruiz dijo...

Para Ricardo Sánchez:

No es justo decir que en el blog de Atrabilioso le cayeron todos encima. Yo leí su intervención. Lo que pasa es que un personaje anónimo dedujo que usted sería un seudónimo mío, entre otras cosas porque ese análisis párrafo por párrafo y frase por frase de lo que dicen los columnistas lo he hecho yo antes. Y ese personaje sí se identifica con lo que dice Samper.

A mí me resulta más bien divertida la gente de ese tipo: empiezan a leer con la esperanza de encontrar confirmadas sus certezas y resulta que más bien ocurre lo contrario, que lo que leen es opuesto y como que no resulta fácil responder. La lectura se hace pesada, como que hay demasiada precisión con cosas que parecían claras y seguras, de modo que cada frase resulta larga y no hay muchas ganas de seguir leyendo, pero precisamente viene otro párrafo y otro y otro. Lo único que queda es la protesta por la extensión de lo que escriben los que no piensan como uno y la descalificación por escribir largo, aparte de la declaración de odio, que por internet da risa pero en un diálogo en persona es un gran elemento intimidador: la descalificación personal por encima de cualquier argumento. "Te odio porque no piensas como yo y porque escribes textos largos que me aburren. ¿Es que crees que lo que yo he dicho es cualquier pendejada y que a mí se me falta al respeto así?". No hace falta meterse en ninguna discusión ni saber de qué se está hablando, quien "argumenta" así ya me tendrá siempre en contra.

Lo que pasa en el blog de Atrabilioso con los demás no es tanto que compartan las opiniones de ese energúmeno (aunque tampoco las de usted), sino que tratan de ver los aportes positivos y constructivos de todo. Yo dejé de escribir ahí (creo que para alivio de la mayoría) porque un fin de semana salió un señor con un discurso sobre la constancia (que llaman "consistencia") que incurría en una serie de interpretaciones torcidas, absurdas y calumniosas de un artículo de Juan Manuel Santos, y cuando le repliqué no hubo ninguna respuesta. En la medida en que uno no esté en la línea de la cordialidad y el buen tono, amistoso y positivo, entonces se vuelve un elemento molesto. El problema no es que se malinterpreten de forma escandalosa las cosas, sino que alguien se ponga a crear problemas por eso.

Pero al día siguiente escribí que la verdadera salida para los secuestrados era una intervención masiva de cuerpos de elite estadounidenses en las zonas dominadas por los terroristas, y me replicó Atrabilioso que eso era lo peor que podía pasar porque implicaría la destrucción del país. A lo largo de varias horas estuve explicando algo tan sencillo, que estaba entre los primeros comentarios y llamando a la gente a aclarar, a explicar qué pensaban ellos, pues son varias decenas los lectores habituales. Nadie contestó, nadie dijo nada, nadie entendió.

Se trata de algo que para mí es incomprensible, aunque lo encuentro casi a diario: la necesidad de comunión y apoyo mutuo, las discusiones son molestas en la medida en que no conduzcan al espaldarazo solidario y nacionalista, al reconocimiento que cada uno cree merecer por ser colombiano (a veces por ser colombiano en el exterior, otra por ser colombiano que se ha quedado haciendo patria, etc.). Por eso no hay ninguna animosidad entre los antiamericanos más delirantes (de los que dicen que la prohibición de las drogas es un gran negocio para EE UU porque les permite crear 13 millones de empleos) hasta los panegiristas más papanatas del "imperio". Cuando hay alguna diferencia se "lima" un poco y se olvida lo antes posible, no vaya a ser que se eche a perder el agradable ambiente de cordialidad.

Por eso a usted le puede parecer que muchos se pusieron en su contra, cuando era uno solo y a lo sumo dos. Por mucho que en términos generales la mayoría esté más cerca de lo que piensa usted, fue usted el que introdujo elementos de polémica, abrió una rendija al viento frío de las dudas y las hostilidades y las desaprobaciones de personas (como Daniel Samper), y ese frío precisamente daña eso que Nietzsche llamaba "calor de establo".

Para mí hay algo de la propia sensibilidad, un punto en el que enseguida saltaría, como cuando a alguien le tocan el trasero o le hacen insinuaciones sobre la moralidad de la madre: ¡que alguien que descalifica los argumentos ajenos porque son largos o cree seriamente que Daniel Samper se desvive por los parques naturales llegue a creer que soy de los suyos! Eso me resultaría insoportable, ofensivo.

Pero fuera de eso, ya hablando del tema, no olvide que usted vive fuera de Colombia y tal vez medio forzado a pensar por sí mismo. En Colombia de tanto oír disparates, incluso de leerlos en la prensa, la gente termina más bien indefensa para no creerlos. De hecho, he abierto un blog para registrar esas joyas.

(Sus vínculos no funcionan, hay algo que escribió mal.) Saludos.

Ricardo Sánchez dijo...

En cuanto a los vínculos, creo que se me olvidó poner los hrefs...

De todas maneras me alegra leer eso de que "en términos generales la mayoría esté más cerca de lo que piensa usted". Yo pensaba lo contrario.

Me parece bien mantener la cordialidad a la hora de enviar algún comentario en cualquier blog. En este caso, el anónimo empezó por decir que yo escribía muy parecido a alguien que escribía "ladrillos para calmar hiperactivos" (Debo confesar que en ése momento usted se me vino a la cabeza y casi me muero de la risa.) y el que terminó envainado fui yo.

Francamente me molesta que se sacrifique el debate por el hecho de querer mantener un ambiente "positivo" en un blog. Me agrada leer su blog y el de Atrabilioso a pesar de ser tan diferentes en su estilo de conducirlos. Leyéndolos he aprendido mucho y a ver las cosas desde diferentes puntos de vista; y créame que no le hago caso a que 2 o 3 no compartan mi opinión, más bien me sirve para reevaluar mi posición y porque no, cambiarla si los argumentos de los otros me convencen de lo contrario. Creo que usted no debería dejar de escribir en ese blog tampoco.

"Pero al día siguiente escribí que la verdadera salida para los secuestrados era una intervención masiva de cuerpos de elite estadounidenses en las zonas dominadas por los terroristas, y me replicó Atrabilioso que eso era lo peor que podía pasar porque implicaría la destrucción del país"

Sabe que esto ya lo había pensado yo hace rato pero quién va a tener los pantalones en Colombia para defender algo como esto? Y ni qué decir de que los americanos lo apoyaran... El fantasma de "Vientman" (jejeje) lo impedirá...

Y hablando de eso, hace un par de días atrás ví unas pancartas de unos manifestantes en Cartagena en contra del TCL donde se leía: NO AL TLC. POR UNA COLOMBIA DIGNA Y SOBERANA! Que tal la joya? Como si al aprobar el TLC nuestra soberanía se perdiera o nuestra dignidad se fuera por la borda. Ese mismo día leí en la prensa que un estudiante de Univalle murió durante unas manifestaciones en contra del TLC. No me sorprendió. Soy ex alumno de Univalle y conozco muy bien de la influencia guerrillera al interior de ella. Por un lado la U publica está repleta de guerrilla y en los colegios públicos, los profesores –ex alumnos éstos de esas universidades- se encargan de "adoctrinar" a los estudiantes. Estamos rodeados. Con razón el antiamericanismo es generalizado en Colombia y es la mejor arma que políticos, columnistas, etc., pueden usar para lograr lo que quieran. No me cabe la menor duda.

Jaime Ruiz dijo...

Para Ricardo Sánchez:

Bueno, eso del antiamericanismo y las universidades es el tema de muchos post de este blog y sus apéndices. Yo voy más lejos: el antiamericanismo y la defensa de la dignidad patria es la excusa de la defensa de un orden social puramente esclavista. Y ciertamente el mayor problema son los maestros, pues son como el clero de un proyecto totalitario nacido de la barbarie trufada de catolicismo que predomina en Colombia. Los maestros reemplazan a los curas en cuanto a tener las rentas y la autoridad moral, la supuesta "educación", que es puro adoctrinamiento, reemplaza a la catequesis y lo que cuenta es resistir a los modelos políticos, económicos y culturales foráneos, puesto que dentro del país a punta de masacres y de mentiras de algún modo tienen asegurado el control.

Eso de la intervención estadounidense es muy popular en Colombia, lejos de lo que usted cree. Cuando Bush mandó las tropas a Irak Uribe dijo que debería más bien mandarlas a Colombia, donde la amenaza terrorista era más grave. Y en buena medida es uno de los rasgos que le ayudan a mantener popularidad. Recuerdo hace cinco años, en lo peor de la escalada de las FARC, yo estaba en minoría diciendo que lo importante era elegir a un presidente hostil al Caguán, no esperar una intervención que EE UU, sobre todo en esa época, no iba a efectuar.

Lo que yo quería comentar sobre el blog de Atrabilioso es por una parte la disposición a deformar lo que yo decía después de diez horas y veinte posts, y sobre todo el silencio de los demás participantes: nadie se atrevió a aclarar que no era así, que yo no había dicho que debían destruir las ciudades, que desde el principio me refería a las zonas selváticas donde están los secuestrados, etc. Ni tampoco a confirmarlo: no están contra uno por lo que diga, que eso da igual, sobre todo cuando hay que leer más de la cuenta, sino porque no está en plan de decir que todos son maravillosos y admirables.

Del mismo modo, nadie polemiza con el que dice que mis posts son ladrillos para calmar niños hiperactivos: no importa lo que opines siempre y cuando seas positivo, amable conmigo y dispuesto a otorgarme reconocimiento. ¿Para qué va a hacer falta explayarse en argumentaciones si lo que importa es que muestres que quieres ser chévere conmigo?

Hay algo produndamente compartido: el rechazo de esa gente a lo que escribo y mi rechazo a buscar que esa gente me lea. ¿No es lo que se quiere, que haya concordia?

maria teresa dijo...

Ultimamente tengo poco tiempo de leer, digerir y opinar.

Pero con respecto a la entrada de tropas gringas a combatir la guerrilla como solucion militar al problema de la guerrilla tengo preguntas y hasta dudas sobre la posicion de ustedes en este blog, y del Sr Sanchez.

1- Acaso dicen que eso daria victoria militar que no es posible con los militares colombianos solamente? y si es asi, que los hace pensar eso.

2- Que opinan al respecto los otros contribuyentes a este blog, como Wilfredo y Diegoth? quienes tampoco han dado su opinion a los posts del Sr Ruiz a pesar de que son coautores del blog y hasta deberian participar mas activamente de la discusion, que debo decir los textos del Sr Ruiz plantean ampliamente y son suficientes para generar discusion. Como asi que un extraño, como R Sanchez, provee mas argumentos para la discusion?

-Con respecto a la entrada y activa participacion de tropas gringas a territorio colombiano para solucion militar al problema de la guerrilla, yo no lo veo como solucion sino como un problema adicional que se crearia. Porque como bien lo he aprendido de Ruiz, no es solo los varios miles componentes del ejercito irregular, sino de los muchos mas multiples que los apoyan desde varias esferas de la capa social y politica. Para muestra el generalizado antiamericanismo, en Colombia, y en los otros paises latinoamericanos. Eso seria usado para extender el caos, inflamar el nacionalismo y populismo, y me parece que abriria mas chances a la izquierda y grupos tibios o enmascarados para tomar 'democraticamente' el poder. Mas o menos como en Venezuela se esta dando. precisamente haciendo uso de ese sindrome antiagringo.

Por otro lado, pienso porque ha de sacrificarse la vida de muchos gringos mientras los colombianos comodamente se sentarian a esperar ser rescatados y hasta tendrian mas tiempo de planear sus lucros a costa de la vida de estos gringuitos, quienes dejarian muchos inocentes huerfanos, y de todas formas ser recriminados y acribillados con calificativos hps. Vale la pena tanto esfuerzo y generosidad?

Para la muestra un boton: TLC, educacion/intercambios de los que solo hablan pestes despues de benficiarse lo que no lograrian en varias decadas por si solos, hasta los mas recientes ejemplos en relacion al terrorismo y desastres naturales. Yo, literalmente, me enfermo al leer los comentarios de los colombianos en todos esos temas respecto a los gringos, aun despues de la ayuda hasta hoy prestada en varios temas. Y hasta cuestiono la verdadera posicion de los politicos y lideres mas neo-loquesea o progresistas en Colombia, y supuestamente amigos de USA. Me da pavor esa ultima parte, por no aclarar mas sobre lo que pienso y como reacciono a esa posibilidad.

Ricardo Sánchez dijo...

Una última pregunta -y que pena tanta joda-:

"Bueno, eso del antiamericanismo y las universidades es el tema de muchos post de este blog y sus apéndices. Yo voy más lejos: el antiamericanismo y la defensa de la dignidad patria es la excusa de la defensa de un orden social puramente esclavista."

"Eso de la intervención estadounidense es muy popular en Colombia, lejos de lo que usted cree."

Cómo es posible que ambas cosas sean ciertas? No son una contradicción?

Jaime Ruiz dijo...

Respuesta a María Teresa:

1. Esa victoria militar es bien difícil con los militares colombianos, tal como ha quedado demostrado en estos tres años. ¿Cuántos secuestrados han sido efectivamente liberados?

2. Si Wilfredo o Diegoth no participan más será porque no tienen tiempo, o no tienen nada que añadir. No me parece una cuestión que merezca discutirse.

Una intervención desataría la violencia de los antiamericanos, pero también conduciría a la destrucción de su base de poder armado, que no es poca cosa. Mientras haya guerrillas amenazando, podrán tener intimidado a todo el mundo en el país. Puede que la propaganda nacionalista reclute nuevos rebeldes urbanos, pero al mismo tiempo alentaría a los enemigos de la guerrilla, la mayoría, a alegrarse del fin de ese flagelo.

En todo caso, si llegara a darse, hay que tener en cuenta que se trataría de algo que duraría poco tiempo, sin alternativa, es decir, se planea una intervención de profesionales sobre puntos críticos y se le pone un fin, pongamos dos meses. Tras esos dos meses las tropas se irían fueran cuales fueran los resultados. Ciertamente, en uno u otro caso el gobernante estadounidense estaría dichoso de sacar a las tropas, pero si la operación estuviera bien planificada puede que no hubiera bajas estadounidenses, como no las hubo en Yugoslavia, y que el golpe a la guerrilla fuera definitivo.

Es muy tramposo el cuento de que los colombianos no combaten a la guerrilla, porque lleva dentro la aceptación de que la guerrilla combate a los ricos. La guerrilla es el látigo con que los ricos masacran a los pobres, aunque ese lenguaje no es preciso: es el látigo con el que las castas tradicionales, no siempre ricas, golpean a los sectores emergentes, no siempre pobres, y aseguran sus rentas estatales.

Y sobre el rechazo al TLC y el antiamericanismo, espero explicarlo mejor en la respuesta a Ricardo Sánchez, pero el caso cierto es que el colombiano que estudia por lo general tiene mentalidad de seminarista y todos los instintos para aborrecer a EE UU. Lo normal es esperar que le paguen por haber estudiado y odiar todo aquello que lo obligue a ser útil. El colombiano que se beneficia de becas antes se ha beneficiado de acceso a colegios privados, por lo general pertenece a las clases acomodadas y detesta un mundo en el que no sea tan fácil tener seguro el servicio doméstico. Por no hablar de que se identifica con sus superiores sociales, los Pombos, los Caballeros, los Santos, los Molanos...

Jaime Ruiz dijo...

Para Ricardo Sánchez:

Una última pregunta -y que pena tanta joda

Da casi risa leer eso. Según Santiago Gamboa en los blogs sólo hay insultos, pero usted se disculpa hasta por hacer preguntas. El que abre un blog y no agradece que le pregunten, debería cerrar la página, o "pasar la página" y ocuparse de otra cosa.

No, aquí no hay ninguna contradicción:

1.- "Bueno, eso del antiamericanismo y las universidades es el tema de muchos post de este blog y sus apéndices. Yo voy más lejos: el antiamericanismo y la defensa de la dignidad patria es la excusa de la defensa de un orden social puramente esclavista."

2.- "Eso de la intervención estadounidense es muy popular en Colombia, lejos de lo que usted cree."


En Colombia el antiamericanismo afecta de forma muy marcada a las personas cuyos padres tienen títulos universitarios, yo diría que al menos a un 90 % de esos sectores, pero entre la gente cuyos padres no acabaron la primaria el antiamericanismo no llega a afectar ni a un 30 %, a tal punto que la gente cree que si pone a sus hijos nombres que suenen a inglés les están haciendo un favor, les están abriendo el camino de un mundo superior, etc.(son cálculos más bien subjetivos, pero creo que en líneas generales las afirmaciones son ciertas).

El antiamericanismo es casi unánime en las universidades porque ahí van los ricos, y tras las ideas patrióticas que se opondrían a una intervención está el hecho de que las guerrillas garantizan su futuro: amplia generación de empleos estatales para doctores que no son capaces de hacer nada, seguridad de que no se echará atrás la Constitución del 91, que asegura el gasto público, etc.

La gente del pueblo odia a quienes la amenazan, a quienes ponen en peligro su vida, etc. La mayoría estaría feliz de que vinieran unos profesionales y golperaran a los narcoterroristas.

El problema es hurgar un poco en las estructuras sociales profundas. Es que cada generación se adapta al mundo que va encontrando y acepta un discurso que le ofrecen los inventores de discursos, en el que va por dentro su autoafirmación y sus certezas.

Por ejemplo, un colombiano que va a la universidad cree que le deben pagar un buen sueldo por haber estudiado, le parece algo natural, justo, etc. Pero si se mira sólo unas generaciones atrás, no había nada que justificara tal cosa: el buen sueldo derivaba de ser de buena familia y de raza blanca. También parecía algo natural y justo. ¿O es que los negros eran iguales a los blancos?

Bueno, la creencia de que el sueldo que procede de haber estudiado es justo sólo es una máscara de lo anterior. Si uno es de raza blanca y de buena familia, seguramente va a estudiar. Para eso se crea el absurdo disfraz de la competencia abierta: si usted aprueba el examen de ingreso a la Nacional, puede entrar y ser doctor, no le piden que sea de buena familia.

Pero ¿quién puede aprobar ese examen? Una persona muy cercana a mí lo aprobó con muy buenas notas, pero no tenía recursos para mantenerse mientras estudiaba, por lo que lo dejó, mientras que las personas de buena familia pueden esperar a varias convocatorias e interesarse por las carreras menos solicitadas, etc. Y si su rendimiento, pese a los buenos colegios, no es suficiente para la Nacional u otra universidad pública, entonces pagan una privada.

Es decir, una minoría de personas de estratos "bajos" entra a la universidad pública, y resulta cooptada para las castas superiores de la sociedad. Pero la ideología universitaria predica que en las públicas están los pobres y los ricos son sus enemigos, los viejos, los multimillonarios, los americanos, los americanos, como diría Piero.

Pongamos la Nacional de Bogotá, yo creo, también son cifras mías, que hay un 15 % de estrato 6, un 30 % de estrato5, un 30 % de estrato 4, un 20 % de estrato 3 y un 5 % de estrato 2. Es decir, un 75 % de unos sectores sociales que no llegan a ser ni el 25 % de la población de la ciudad.

Todo esto para explicar que la universidad sólo reproduce el orden colonial, y la idea de que uno merece un sueldo por haber estudiado forma parte de esa mentalidad esclavista. Y esa idea es lo mismo que el antiamericanismo, pues lo normal en una mentalidad moderna es que uno va a obtener un mejor sueldo si ha estudiado PORQUE EL CONOCIMIENTO ES PRODUCTIVO.

La inmensa mayoría de la gente no es antiamericana, y ni siquiera es receptiva a la propaganda hoy en día, pues toda la gente en las ciudades conoce a alguien que vive allá y respeta ese país, cuanto más cerca esté de lavar baños, más respeta ese país, pues hay que ver la diferencia entre lavar baños en EE UU y hacerlo en Colombia.

Espero haber explicado que no hay tal contradicción.

Ricardo Sánchez dijo...

Maria T:

Usted tiene razón en que no hay por qué sacrificar vidas americanas en liberarnos de la peste guerrillera. Yo pienso igualito y no creo que el gobierno americano lo permitirá algún día. Mi posición es mas bien "wishful thinking" porque ciertamente a pesar de que el antiamericanismo es generalizado en Colombia, al igual que Jaime, creo que una intervención militar CORTA, que no le de tiempo a los izquierdosos de capitalizar sobre ella, pero CERTERA, bien podría ser muy viable y benéfica.

Le cuento esta anécdota: antes de las elecciones presidenciales pasadas, estaba yo de visita en Bogotá en la casa de una prima de mi esposa (abogada de la Universidad de Caldas con especialización en la Universidad de los Andes) y me soltó un comentario mas o menos así: “Si Uribe sube a la presidencia, este país se va a convertir en un desastre, la guerra se intensificará y a nuestros pobres muchachos los mandarán de carne de cañón al monte”. Entonces surgió el siguiente diálogo:
- ¿Quién sugiere usted que nos defienda entonces de la plaga guerrillera?
- ¿Los gringos?
- ¡No! ¡no! ¿cómo se le ocurre? ¡Nuestra soberanía!
- ah, ya, ¿entonces quién? ¿qué hacemos al respecto?
- Bueno… eh… eh…

El colombiano ‘educado’ solo tiene claro que odia al gringo y el ‘patriotismo’ y ‘nacionalismo’ -culo que tienen-, solo lo ejercen en la medida en que no les afecte mantener su posición privilegiada. Ella vivía en Bogotá en ese entonces. En buena medida protegida de la amenaza terrorista, pero se olvidaba de paso del campesino que tiene que vivir con esa lacra respirándole en el cuello y reclutándole los hijos a las malas. Claro, la preocupación de ella era que le mandaran su familia a darse bala con esos salvajes, ¡ay! ¡No! ¡Que tal!

Ahora la prima, trabaja para la DIAN… ¿no le da risa?

¿Cómo no voy a soñar en que los americanos intervengan si al colombiano le parece que esto no es trabajo para él ni para nadie?

maria teresa dijo...

A Jaime y Ricardo:

Yo no tengo el privilegio de poder citar con algo de detalles a personas cercanas a mi o hacer referencia a mis familiares, por asunto relacionado a la seguridad en Colombia, y tambien por habito de trabajo me toca siempre presentarme y expresarme en primera y unica persona, o me cuenta en contra.

Pero bueno, lo que queria decir es que no es la primera vez que alguien menciona lo mismo que ustedes dicen al respecto de una intervencion militar. Es mas lo he escuchado siempre de varones, y en particular de dos que yo interpretaria como de posicion centro-izquierda o de izquierda. Lo ven como la unica salida militar viable y efectiva.

Ok, puede que asi sea, por varias razones, pero mi consideracion es que lo veo inutil, como perdida de tiempo, esfuerzo, y posiblemente vidas, seguido por exacerbacion del antiamericanismo por las sanguijuelas populistas y politicas. En ese caso, lo que me parece tambien necesario es un plan paralelo que aproveche 'el golpe' para estimular ese mas alto porcentaje de supuestamente pro gringos que Jaime cita, y que en realidad es la poblacion mas pobre, pero que por eso mismo son mas propenso a la manipulacion de sus conciudadanos 'mas estudiados'.

Es mi percepcion, y francamente no se ni en que lo baso, que esa misma carne de cañon que milita entre la 'izquierda' armada hasta aprovecharia la ocasion de una apertura real del pais donde crezca rapidamente la clase media, donde se abran oportunidades reales. Y seria asi porque en realidad esa gente me parece es sobreviviente por generaciones, recursivos, hasta inteligentes y estudiosos, pero que no han podido abrirse paso por que los incompetentes con privilegios sociales lo impiden. Y si aparece una oportunidad real de balancear la situacion tal vez apoyarian a eso.

El problema de la desconfianza radica en que los politicos de oficio y de aficion no permiten eso, sino prestan su servicio para mantener las castas cada vez mas en los polos opuestos. Y la guerra atenuada es la que mas les conviene para eso.

Yo no siento respeto por los politicos colombianos, porque su influencia es tal, que esta impresa su herencia de metodos en la poblacion. Me descontrola totalmente cuando alguien me responde una pregunta con eso de 'es asunto politico', eso explica la situacion de Colombia. Se necesita despolitizar a la sociedad quizas tanto como desmilitarizarla de los del monte.

El riesgo que yo veo, y es mi reaccion instinctiva despues de sentir que he perdido mi tiempo en los foros, es de que se vendra la guerra civil como purga aguda por no aplicar la medicina correcta a tiempo. Y esa responsabilidad recae en los lideres quienes tienen mas medios a su alcanze, ya que el buffer de la clase media fue exterminado o desplazado y lo que queda mayormente son los esclavos y bandidos.

Si entran, se necesita una administracion consorte con ese proyecto. No me cabe duda.

Jaime Ruiz dijo...

Para María Teresa: eso de la explotación del antiamericanismo por parte de demagogos se puede comprobar viendo la experiencia panameña. La derrota de Noriega dejó sin recursos a los antiamericanos.

Lo de la guerra civil como efecto de no haber aplicado la medicina correcta es exacto, desde mi punto de vista. Ahí habrá que ver qué pasa con la reelección, si la corporación medios-corruptos se sale con la suya y aborta la reforma uribista, o si lo que provoca es precisamente una revuelta que conduce a un Estado nuevo, con una constitución propia de un país civilizado, con toda clase de frenos al parasitismo de la burocracia y a los privilegios (como la universidad pública gratuita para los ricos).

Lo que permitiría que llegara la guerra civil sería por ejemplo dejar que saliera en 2006 un presidente de ese sector, o que se relajara la política de seguridad.

De hecho, no puedo asegurarlo, pero a menudo tengo la impresión de que el gobierno anda vendiendo la imagen de amigo de la paz. Con tal que sea pura propaganda: la paz con la guerrilla sólo es la victoria, quien busca la paz ya está renunciando a la legitimidad que deriva de las urnas y del respeto a las leyes.

Y es que Uribe puede caer en intercambiar reelección por negociación, hacia donde lo presionan López, Samper, tal vez Pastrana, Gaviria y Betancur, aparte de Santodomingo, los Santos, García Márquez y cuanto poder fáctico hay en Colombia.

Es decir, la medicina apropiada para impedir una guerra civil sólo es mantener controlado al poderoso bando esclavista, es decir, mantener unida a la mayoría que acepta el sistema democrático. Y para eso puede hacer falta mucha audacia. Por ejemplo para renunciar a principios de 2006 si la Corte tumba la reelección. O para proponer una nueva Constitución.