23 feb. 2006

Ingrid, los franceses y una propuesta a los candidatos a las legislativas

Hay que detenerse un poco a estudiar el caso de Ingrid Betancur, porque las campañas por su liberación en Francia son campañas a favor de las FARC. El que haya oído alguna vez a los familiares de la ex candidata no podrá encontrar una sola coma que no corresponda a la propaganda de las FARC, al igual que las declaraciones del señor Saramago.

______Es fácil: ¿no recibe el presidente francés a Evo Morales con todos los honores, después de decir que el terrorista es Bush? ¿Qué decir del antisemitismo francés y el apoyo tradicional a Hamás? ¿Y del genocidio de Ruanda a manos del gobierno amigo de París y por las tropas armadas y entrenadas por el país europeo? ¿Y el apoyo de casi todos los intelectuales en su día a Pol Pot, personaje que se formó en Francia? ¿Alguien ha pedido excusas por eso? ¿A alguien le interesa enterarse de que la nacionalidad de Ingrid es una clara violación de la ley francesa?
______Los jefes del genocidio de Ruanda aún viven tranquilos en Francia, y ese país era uno de los que presionaba para que el gobierno colombiano se rindiera a las FARC en tiempos del Caguán. En otras palabras: la campaña de solidaridad con Ingrid es una campaña de apoyo a las FARC porque éstas son fichas de los intereses franceses en Colombia.
______Lo que pasa es que en Colombia los intereses aliados de las FARC son también muy poderosos, y las protestas de los editorialistas de El Tiempo por lo de Ingrid son lágrimas de cocodrilo. ¿Por qué no llaman a todos los candidatos a cargos legislativos a exigir a las FARC que se acojan a la Ley de Justicia y Paz, con lo que se salvarían de morir o ser extraditados? Obviamente, porque los candidatos que no pueden hacer eso sin perder a sus seguidores son los mismos de El Tiempo.
______Pero si hay tantas protestas por la impunidad de las AUC y no se dice nada de la impunidad mucho mayor que se espera dar a las FARC, lo que se está es apoyando la continuación de las masacres. Claro que no hay prácticamente nadie dispuesto a aceptarlo, sólo que yo me pregunto: ¿qué pasa si toda la gente de los blogs apoya la propuesta? No tendrán ninguna objeción, puesto que todos dicen que son enemigos de los narcoterroristas.

17 comentarios:

Respondón dijo...

Todo muy cierto. Hay que reconocer que en este caso Alfredo Molano es el único personaje que ha especificado honestamente (a su modo) por qué una Ley de Paz y Justicia que considera excesiva para los paramilitares sería insuficiente para la guerrilla: porque la guerrilla pelea (según dicen) por el socialismo, y concederle beneficios que no incluyen un paso hacia el socialismo no es conceder nada. Yo entiendo y acepto el planteamiento de Molano. Claro que no acepto lo que implica: que la guerrilla es más respetable que el paramilitarismo. Para mí los dos fenómenos son totalmente delictivos, pero si tuviera que escoger tendría que decir que un proyecto terrorista bajo la consigna de esclavizar al pais es más execrable que un proyecto terrorista que no busca más que riquezas y poder, más el exterminio de otros terroristas.

En qué quedamos, entonces? Pues en lo siguiente: no hay nada, absolutamente nada, qué negociar con la guerrilla como entidad corporativa. El mayor servicio posible de conscientización y de estrategia militar que el presidente Uribe podría prestarle al país es declarar, como principio rector y como política del estado, que no es posible negociar con la guerrilla, porque la guerrilla busca la destrucción de Colombia. Desde lejos creo que hay muchos colombianos que detestan a la guerrilla, pero no quieren aportar porque ellos ven que hasta Uribe parece preso de la hegemonía conceptual de la salida negociada. Quién quiere aportar el último peso, la última vida, en una guerra que va para unas "conversaciones entre caballeros"? Lo irónoco es que esto suena muy gorila, pero no implica un endurecimiento de verdad, sino la aceptación pública de lo que ya es evidente hasta para quienes solo leen El Tiempo.

m t dijo...

Respondon,

el problemita que yo inmediatamente veo es que sin cooperacion internacional real no se puede acabar militarmente con el problema este. No soy militar, pero puedo deducir mas o menos como se esconderian por un tiempo para luego resurgir.

Puesto que nada mas los vecinos serian suficiente impedimento para que no sea efectivo en el territorio colombiano un accion militar. Y ademas los paises al otro lado del oceano.

Por eso creo que si hay chance a negociar algo, sin perder muchas vidas, militares y civiles, el fortalecimiento del ejercito, el de la sociedad, y la mejora entre los politicos daria chance a eliminar militarmente lo que quede por ahi.

Da rabia, pero francamente la opcion que queda es guerra dura y larga. Ahora si la comunidad internacional al apoya con todo, es factible que dure menos.

El problema es agravado, como dice Ruiz, con la indecision de los mismos colombianos.

DieGoth dijo...

Todavía hay gente común y corriente que se molesta porque uno en público los critica porque repiten alguna mentira como por ejemplo, que votar por Uribe es incentivar la guerra y lo mejor es la paz (o sea, votar contra Uribe, o sea, no combatir a la guerrilla, o sea, rendirse a la guerrilla).

El problema que también hay es que el mundo se está relativizando excesivamente. Ya todo es relativo según unos, y bajo ese relativismo absoluto el acto más miserable y criminal apenas se diferencia del nacimiento de un bebé en la cantidad de sangre que se derrama en ambos casos.

Icarus_ dijo...

Jaime: Me parece muy acertada la propuesta. Voy a poner un pequeño post al respecto.

Jaime Ruiz dijo...

Bueno, yo creo que con la guerrilla se debe negociar una salida, pero esa salida ya está en la ley de Justicia y Paz. Creo que este gobierno sí ha dado grandes pasos en la dirección de deslegitimar la violencia caballeresca, típica consigna fascista. Pero ciertamente hay muy poca conciencia incluso en el gobierno de la popularidad y representatividad de la guerrilla. Como hay tantos que quieren presentarla como un fenómeno delictivo, los partidarios de las FARC hacen oposición y crítica al gobierno en los foros de El Tiempo sin que nadie les diga que están a favor de las FARC. ¡Son personas respetables, de estrato 5, con título universitario!

Lo que es inadmisible para mí es la separación entre lo que dicen Molano, Ospina, Collazos y tutti quanti y lo que hacen las FARC. Supongamos que hubiera un planteamiento político que no incluyera a la guerrilla: entonces ¿por qué la resistencia a que se la combata?

Mi idea es que la guerrilla realmente representa a Colombia y por eso la gente no puede estar en contra: es como romper con todo lo que han creído toda la vida, con el orgullo de tener un primo obispo y lo agradable de amar la justicia social. Si es que hasta William Ospina invoca el buen corazón para descalificar a Posada.

Bueno, el aspecto militar sería lo de menos, el problema no creo que sea la inutilidad de combatir para terminar negociando, sino el hecho de entender que Caballero y toda esa gente son lo mismo que la guerrilla, que el discurso tiene sus consecuencias. Por no decir que casi todos han mostrado en su momento apoyo a las guerrillas.

Es la Colombia eterna: odio al rústico que ejecuta los cortes de franela, admiración por el doctor manicurado que los encarga. Eso se traduce en derramamiento de sangre.

Jaime Ruiz dijo...

Para Diegoth: bueno el problema es que los amigos de la guerrilla siempre han estado disfrazados pues no hay ninguna voluntad seria de acabar con esas bandas. En buena medida la hay con Uribe, y por eso es imperativo reelegirlo.

Pero la gente tiene que tomar una decisión, y el nivel en que es obvio que no hacer frente a los asesinos es promover el asesinato es puramente infantil. Los que dicen eso, "gente común y corriente", son partidarios de la guerrilla, pero ésta es lo más común y corriente que se puede encontrar.

Jaime Ruiz dijo...

Para Mary T.:

La guerra es más dura y más larga cuanto más se muestre debilidad e indecisión ante un enemigo minoritario. Pero la primera debilidad está en las palabras: creo que el único comentarista que recuerda haber leído órdenes de cometer masacres en la prensa soy yo. A Molano nadie lo critica, y recuerdo en una época que muchas columnas tenían su sección de elogios al profesor homenajeado en cuanta universidad de provincias hay.

Es fácil: la guerrilla y sus millones son un factor de poder que aglutina a muchos sectores que chupan del erario, empezando por las universidades y siguiendo por los profesionales de la cultura. Pero en última instancia son muy representativos de Colombia, y muy poca gente, una verdadera minoría, es la que cuestiona esa jerarquía.

Anónimo dijo...

Jit.


El problema mas grabe que veo con las guerrillas es que esta entrando en la globalización, serán muchos gentes con peso que le prestaran ayuda a esa organización por que en el fondo representa una ideología que lucha contra la otra cara de la moneda que significa la otra globalización. Para muchos la revolución Francesa freno los procesos liberales que se venían planteando en Europa y fueron las libertades que se Vivian en Estados Unidos la que hizo retomar el camino perdido, hoy la Nación del Norte de América marca de nuevo el horizonte y eso inevitablemente ha hecho renacer el anti Americanismo con mas fuerza en todo el Mundo sobretodo en Europa. Francia encuentra una oportunidad para explotar esa guerra ideológica en Colombia con el secuestro (mas bien la entrega voluntaria) de Ingrid.

Los amigos de la guerrilla hoy están encontrando otros terrenos donde cargar sus pesuñas de venenos diferente al escenario de las selvas Colombianas, es por eso que todo se debe combatir con astucia antes de precipitarse a creer que están perdidos, como dice Jaime, la ley de Justicia y Paz deben ser el terreno ¿si sirvió para unos delincuentes por que no para los otros? Seria la forma más efectiva para encasillarlos, no creo que el Gobierno Francés u otro digan públicamente que a las guerrillas hay que darles un trato diferente.

Los rasgos Colombianos seguramente ira desapareciendo cuando valla asimilando el Mundo Civilizado, cuando descubra que la forma de ser no es la que termina imponiendo su rango en la Sociedad sino su habilidad para producir.

TheGuason dijo...

Dicen que Uribe ha tratado de hacer algo para combatir la guerrilla.

Pero no lo veo así: se gastó 4 años en arreglarles la vida a los paramilitares (incluidos narcos), 4 años más que las FARC tuvieron para fortalecer su ofensiva. Me hubiera gustado que afronte primero el tema guerrillero que el paramilitar. ¿Primero se trapea o se barre?

DieGoth dijo...

Guason, yo entiendo que no todo el mundo piense igual, pero lo que no entiendo es cómo usted puede dejar de ver cosas que son obvias: ¿Hay más secuestros hoy o hace 4 años? ¿Hay más destrucción de pueblos hoy o hace 4 años? ¿Hay más retenes guerrilleros en las carreteras hoy o hace 4 años? ¿El hecho de que la gente hoy considere la economía la preocupación número uno y la violencia el número dos, cuando hace cuatro años era al revés, es un hecho insignificante?

Discutir lo obvio es absurdo, por eso le recomiendo que replantee su comentario.

TheGuason dijo...

Lo replantearé cuando lo que estamos viviendo sea una realidad y no un espejismo. El gobierno no ha podido brindar seguridad ni en un territorio de 6 metros de ancho (vías). Que la gente "sienta" o "persiva" seguridad y que "haya" seguridad son dos cosas muy diferentes.

No me parece para nada seguro que para ir a la costa o a cualquier parte del país, tenga que hacerlo escoltado por militares y patrullas y fuera de eso esperar en cualquier momento una ráfaga de un trancotirador. En semana santa saldremos todos contentos, como si no pasara nada, tan seguros! a viajar por Colombia! pero la realidad es otra.

Revisando el tema planteado por Jaime. No creo que las FARC se acojan a esa ley y menos que la gente le vaya a aceptar que se acojan a ella. Creo que el pueblo y los políticos ya estamos aprendiendo que esa ley no cumplió ninguno de sus objetivos: justicia, verdad, reparación menos paz. Se necesita otro tipo de negociación, uno más ejemplarizante.

TheGuason dijo...

La negociación con las AUC sólo benefició a sus integrantes y al bogierno (que lo hizo quedar bien). Pero creo que la negociación con las FARC, debe llevar ajustes de fondo en cuanto a la economía, el sector agrario y la educación y salud. Por eso no creo que las FARC vayan a aceptar un sueldo mensual como la AUC. Considero que se debe ir más allá.

Jaime Ruiz dijo...

Theguason: sus argumentos tienen algo cómico: se debe ir a un tipo de negociación más ejemplarizante, a obedecer a las FARC.

Es que sencillamente hay un bando de las FARC y un bando de la democracia. Mucha gente que se siente amenazada por las FARC se hizo partidaria de las AUC, pero la gente partidaria de las FARC no estaba amenazada por nadie: sólo tenía ideales de justicia social, como que no hubiera elecciones ni los que trabajaran se quedaran con sus rentas libremente. Por eso pretenden que la negociación consista en premiar los secuestros.

Bueno, yo también espero algo más pero Colombia no se lo merece. Lo que se debería hacer sería pedir una intervención de medio millón de agentes de fuerzas especiales para tomar el territorio en que están las FARC y encarcelar a todos sus dirigentes, y después procesar a todos los que han colaborado con ellos, a los que reciben plata del secuestro, a los que lo alientan desde sus cátedras y periódicos.

Pero Colombia no tiene valor para eso, por tal motivo hay que conformarse con exigirles que se acojan a la ley de justicia y paz. En realidad no crea que hay alternativas mejores: podría ser que un gobierno débil vuelve a ceder a las presiones de dominio de las FARC y sus mentores (no es casualidad que rime con "doctores"), y mucho más violenta será la reacción de cualquier sector agraviado, pues cada uno considerará que a punta de crímenes puede imponer lo que quiera. Desde un punto de vista general, desde un cinismo de la historia, esa perspectiva no es tan mala, pues Colombia tiene que hacer de algún modo un poco de higiene. Pero desde un punto de vista humanitario y económico, y tal vez idealista, uno siempre espera que los promotores de las masacres se avengan a razones.

Ya me parecía a mí raro que ciertos atacantes obsesivos de cualquier crítica al narcoterrorismo estuvieran con Mockus: no es raro, a fin de cuentas en la lista al Senado está Cantinflas Gómez Buendía, uno que pedía también que se premiara a las FARC.

¡Pobre Savonarola perdido en el trópico, poco a poco sus ocurrencias sólo sirven para el circo y se vuelve la competencia de Moreno de Caro, al tiempo que se le arriman toda clase de canallas!

DieGoth dijo...

Claro, Guasón, todo es cuestión de ajustar la economía (comunismo), la salud (vivirán los obedientes) y la educación (adoctrinamiento de masas) al gusto de las FARC, y la paz nos vendrá por añadidura. Pero es apenas lógico.

TheGuason dijo...

Jaime no subvalore al Morenito de Cara que está bien juicio apoyando a Uribe. Qué congresistas a los que está apoyando su papá, simpáticos. ¿No?

Al menos mis ocurrencias sólo sirven para divertir, que me parce sano, pero mire que las suyas están alentando a las AUC en cabeza de Mancuso.

Siga con sus atroces artículos que de pronto alienta a Mancuso a rearmarse. El tipo está pensativo y melancólico por haberse entregado (hace rato no asesina) y sus seguidores lo alientan desde los blogs. ¿Qué se puede esperar?

Schlecter dijo...

Llego tarde al debate.

Me parece que es justo que se libere a la IB.

Lo que no estoy de acuerdo es como su familia maneja la imagen del pais en el exterior.

Pareciera como si el gobierno es el que la tuviera secuestrada.

ivanooe dijo...

QUE SEPA EL MUNDO COLOMBIA NO QUIERE A LA FARC Y ESTA ENCONTRA DE ESTOS TERRRORISTAS ASESINOS,POR SUS ATROCIDADES CONTRA LA POBLACION CIVILY EL INHUMANO SECUESTRO DE PERSONAS.QUE SEPA EL MUNDO QUE TENEMOS EL MEJOR PRESIDENTE DEL MUNDO QUE ES URIBE POR ESO LLEVA 2 MANDATOS Y HABRA UN TERCERO Y FUE ELEGIDO EN UNA DEMOCRACIA BELLA. UNANSE ALA MARCHA DEL 4 DE FEBRERO 12 AM CONTRA EL SECUESTRO Y CONTRA LA FARC.AQUI NECESITAMOS UN MILLON DE VOCES .www.colombiasoyyo.org GRACIAS