21 feb. 2006

Nociones y principios

En Colombia la persistencia del esclavismo es fácil de explicar: hay un tipo de gente que sabe lo que quiere, que está organizada, que tiene todo el acceso a la información y que se mantiene firme en torno a aquello en que cree, mientras que el grupo opuesto sólo sabe que desea sobrevivir y que le gustaría tener más de lo que tiene. Hay toda clase de mecanismos que hacen que el grupo de los dueños de los colombianos pueda tentar a los que forman parte del ganado con el sueño de ascenderlos y admitirlos. No otra cosa es la guerrilla, una tropa de personas de origen humilde que se dedican a matar soldados, a mutilar y extorsionar campesinos, a dejar a la gente de las regiones apartadas sin luz y sin puentes... Para beneficio, claro está, de los intelectuales y patricios, de los doctores y empleados estatales y demás ralea. ¿En qué se manifiesta esa disponibilidad de las mayorías? En la ausencia de cualquier principio ideológico al que la gente se aferre con firmeza.
VER POST Y COMENTARIOS

No hay comentarios.: