9 jul. 2006

Solidaridad con Corea del Norte

Quien se interese por los problemas colombianos y no parta de la certeza de que es un lugar en el que predominan los canallas y los psicópatas está perdiendo su tiempo. En el primer grupo destacan en particular los que mienten sin el menor pudor, como aquellos que afirman que el delito político (entendido como trato benévolo para infractores de las leyes penales que tienen motivaciones políticas) existe en las legislaciones de los países civilizados. Me refiero a los increíbles desalmados de equinoXio, que no vacilan en editar las respuestas ajenas en su blog para atribuir a los demás opiniones disparatadas y falsas. ¡Eso no es nada! Son los mismos que ante las amenazas vertidas contra este blog razonan: 1. Que soy tan despreciable que no se ocupan de planear nada contra mí. 2. Que matarme es caro. 3. Que yo mismo me amenazo. ¡Pero si son los mismos que dan lecciones de ética!
______No puedo asegurar nada, pero esa elegancia y esa altura de miras me hacen pensar que son los mismos que comentan un artículo que salió hoy en El Tiempo sobre Corea del Norte. Se trata de varias decenas de comentarios, la mayoría de los que aparecieron, que merecen especial atención porque demuestran la gravedad del daño moral que afecta a los colombianos, y creo reconocer algo que se parece demasiado a alguno de los que contestó mi post sobre las amenazas y el delito político. Bueno, con guantes de seda resultan aún más grotescos.
Ver perlas