28 nov. 2006

Brevemente, sobre la narcopolítica

Que castiguen a los parapolíticos, excelente.
Que castiguen a Uribe por no apartarse de toda esa gente, magnífico.
Que revoquen el Congreso y se elija uno nuevo en el que quede difícil conseguir votos amedrentando gente, formidable.
Nada que sea verdadera democracia debe asustar a los demócratas,

pero... ¿quién nos librará de que saquen provecho de todo eso los asesinos y rateros del "liberalismo" y de la "izquierda democrática"?
¿O vamos a olvidar que es por ellos por quienes comienza todo y que el narcoparamilitarismo sólo es el aprovechamiento por parte de unos bandidos de la desaparición del Estado en las regiones?
Claro que la política antes de la escalada comunista era opresora y corrupta, pero ¿se cura la gripa con el sida?
La parapolítica es un problema menor porque los cilindristas ya están preparando sus juguetes, y sus mentores, encabezados por el barbicano Cobramasacres del Frac se frotan las manos al ver las ganancias.

Ya ven asomarse otro Caguán y esperan que vuelva la dulce época en que salir a tirar cilindros contra un pueblo era sencillamente legal mientras que pedir ayuda a los vecinos para impedir que lo secuestraran a uno era un crimen perseguido con saña, pues la dirección de la justicia estaba en manos de personajes como Carlos Gaviria o Alfredo Beltrán y la Fiscalía la dirigía Gómez Méndez, poco después de que el DAS lo dirigiera Bejarano.
Es característico el desprecio de todos por los políticos tradicionales, pero ¿quién nombró a esas joyitas?
La política en Colombia lleva décadas vendida a las mafias del narcotráfico.
El hecho de que se esté aprovechando ese episodio odioso para promover las bombas y masacres de los niños que forman el servicio doméstico armado de la izquierda democrática sólo anuncia nuevas resistencias y nuevos procesos.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Crisis en polvarera?
Muchos dirigentes de izquierda, aprovechan esta polvarera para dsitraer la atención de sus antiguos nexos guerripoliticos. Miembros activos de las Farc apoyan estos actos y poco a poco ganan el espacio que necesitan, Propaganda. Van 26 muertos desde el ultimo mes por culpa de las Farc y el PDA no se pronuncia y nos ahogan con el chantaje emocional del mal llamado Canje Humanitario.

Gracioso es ver caciques "Liberales" envueltos en la crisis, será que su colectividad oculta mas de lo grita a los 4 vientos? Esperara el PDA a que Mancuso o Jorge 40 hablen para salir a la defensiva?

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Jaime yo no creo el llamado a revocar el Congreso por algunas voces tenga futuro y mucho menos un juicio Político contra Uribe. Revocar el Congreso no traería ningún beneficio para la oposición pero si muchas dificultades, los partidos políticos de oposición no ganarían terreno en un eventual elección, lo que harían, seria abrirle muchas posibilidades a que grupos Políticos independientes consigan lo que no hicieron en las elecciones pasadas, agrupaciones como el País que soñamos de Peñalosa, cierto grupos disidentes de la coalición Uribista y el Partido Visionario serian los grandes ganadores, además Políticamente los partidos opositores quedarían debilitados, mucha gente dirá después de las elecciones: revocaron el Congreso supuestamente por que estaba sucio pero ellos no logran convencer a la gente de que están mas limpios que los implicados en los escándalos. Si la estrategia es ir tras la cabeza de Uribe, ahí si que se arriesgan mucho mas, sencillamente por que el pueblo rodearía al Presidente y los impulsores de buscar alguna responsabilidad Política del Primer Mandatario quedarían muy mal vistos ante la opinión publica que los terminaría por odiar.


Sin querer la oposición con la lupa que le han puesto al escándalo llamado Parapolítica esta fortaleciendo la Política de seguridad democrática bandera del actual gobierno por que gracias a ella se esta conociendo de forma inédita toda la verdad sobre un factor de violencia perturbador para los Colombianos que en este caso es el Paramilitarismo, cosa que no se supo en la guerra contra los carteles de la droga ni mucho menos en la desmovilización del M-19 y el proceso del Caguan. De forma indirecta afecta las aspiraciones de la Izquierda y el PL por parte y parte, seguramente no son pocos los que se estarán preguntando: si los Paramilitares amasaron el gran poder que se les atribuye en tan poco tiempo que se podrá decir de las guerrillas con tanto tiempo en la vida delictiva, agregándole que durante buena parte del Gobierno Samper y luego en el Gobierno Pastrana se escuchaba argumentos fuertes a favor de negociar la paz con las FARC por que estaban a punto de tomarse el poder por la vía Armada, es decir nadie se come ese cuento que los Paramilitares son los alumnos aventajados de las guerrillas en caso de infiltrarse en los Estamentos del Estado y, inevitablemente se tiene que mirar al lado Izquierda del espectro Político para buscar las respuestas, o sea, a la “Izquierda Democrática” otro lugar que les afecta es la notoriedad que toman las voces mas incivilizadas de esos movimientos Políticos, como son Gustavo Petro y Piedad Córdoba, inevitablemente personajes que hacen mas inviable la consolidación de esas agrupaciones.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Jaime yo no creo el llamado a revocar el Congreso por algunas voces tenga futuro y mucho menos un juicio Político contra Uribe. Revocar el Congreso no traería ningún beneficio para la oposición pero si muchas dificultades, los partidos políticos de oposición no ganarían terreno en un eventual elección, lo que harían, seria abrirle muchas posibilidades a que grupos Políticos independientes consigan lo que no hicieron en las elecciones pasadas, agrupaciones como el País que soñamos de Peñalosa, cierto grupos disidentes de la coalición Uribista y el Partido Visionario serian los grandes ganadores, además Políticamente los partidos opositores quedarían debilitados, mucha gente dirá después de las elecciones: revocaron el Congreso supuestamente por que estaba sucio pero ellos no logran convencer a la gente de que están mas limpios que los implicados en los escándalos. Si la estrategia es ir tras la cabeza de Uribe, ahí si que se arriesgan mucho mas, sencillamente por que el pueblo rodearía al Presidente y los impulsores de buscar alguna responsabilidad Política del Primer Mandatario quedarían muy mal vistos ante la opinión publica que los terminaría por odiar.


Sin querer la oposición con la lupa que le han puesto al escándalo llamado Parapolítica están fortaleciendo la Política de seguridad democrática bandera del actual gobierno por que gracias a ella se esta conociendo de forma inédita toda la verdad sobre un factor de violencia perturbador para los Colombianos que en este caso es el Paramilitarismo, cosa que no se supo en la guerra contra los carteles de la droga ni mucho menos en la desmovilización del M-19 y el proceso del Caguan. De forma indirecta afecta las aspiraciones de la Izquierda y el PL por parte y parte, seguramente no son pocos los que se estarán preguntando: si los Paramilitares amasaron el gran poder que se les atribuye en tan poco tiempo que se podrá decir de las guerrillas con tanto tiempo en la vida delictiva, agregándole que durante buena parte del Gobierno Samper y luego en el Gobierno Pastrana se escuchaba argumentos fuertes a favor de negociar la paz con las FARC por que estaban a punto de tomarse el poder por la vía Armada, es decir nadie se come ese cuento que los Paramilitares son los alumnos aventajados de las guerrillas en caso de infiltrarse en los Estamentos del Estado y, inevitablemente se tiene que mirar al lado Izquierda del espectro Político para buscar las respuestas, o sea, a la “Izquierda Democrática” otro lugar que les afecta es la notoriedad que toman las voces mas incivilizadas de esos movimientos Políticos, como son Gustavo Petro Carlos Gaviria robledo etcétera y Piedad Córdoba, inevitablemente personajes que hacen mas inviable la consolidación de esas agrupaciones.

VIRGILIO dijo...

En lo personal, la parapolitica no es un problema menor. El título de su post exhibe el desconocimiento que tiene sobre el brazo armado y criminal del narcoparamilitarismo en Colombia; pero sugiere un análisis riguroso sobre aquellos que cultivan el perverso beneficio del desconcierto existente en las instituciones del Estado. Echarle la culpa a los otros bandos sobre el inicio de la narcopolitica en Colombia es como tildar a Bush de engendrar seres aviesos como Chavez.

Yo creo que todo éste episodio que estamos viviendo es tan solo un preámbulo, una mecha encendida de la bomba que piensa estallar más adelante, cuando descubramos el verdadero rostro de aquellos Industriales, Políticos, banqueros, dueños de medios de comunicación y sobre todo…De esos personajes que pronuncian discursos anti terroristas y promueven el mismo a sus espaldas.

Saludos.

Jaime Ruiz dijo...

Segan, sí, lo que hacen esos personajes es pescar en río revuelto. El problema es que el presidente pecó de exceso de pragmatismo. Algo que ya viene a ser cinismo, porque el precio para el país es muy alto.

Es el sentido de mi post. Lo que se debe salvar es el sistema democrático de las amenazas que expliqué en el post anterior. Si Uribe no es capaz de promover una reforma fiscal que verdaderamente favorezca a los productores ni de quitar la parafiscalidad ni de firmar en un plazo razonable el TLC haciendo caso omiso de las presiones interesadas, pues se piensa en otro líder.

Hace mucho tiempo que los intoxicadores del entorno FARC-PDA pretenden mostrar la situación como un conflicto entre los verdaderos demócratas y los narcopolíticos. Y lo primero que se debe hacer es poner a esa gente en su sitio.

Jaime Ruiz dijo...

Brabonel, me parece que usted comete el error de los que proyectan en los demás sus propias inclinaciones. Tal vez lo más importante sí sea la opinión sincera, pero no tanto como para que en la Guajira y Nariño ganara el Cobramasacres del Frac. Es decir, en una situación de inestabilidad ellos tienen tres medios muy eficaces: uno es la manipulación mediática, el otro es el soborno (Garzón no habría sido elegido sin la maquinaria liberal) y el siguiente es la intimidación (exactamente como dicen que hacen las AUC en ciertos pueblos de la Costa. Una revocatoria del Congreso los favorecería.

Tampoco estoy de acuerdo en que todo eso refuerza la política de seguridad democrática. Sencillamente las AUC y los parapolíticos son un lastre muy grande para mucha gente rica que se alió con ellos para resistir a la guerrilla y ahora no saben cómo quitárselos de encima. Si la presión es excesiva y empieza a afectarse toda esa corporación de finqueros y ganaderos y gente así, lo que habrá será una legitimación de las AUC, pues al tiempo que los abogados y oradores se hinchan de palabras bonitas sobre la ley la tropa extorsiona y masacra (aunque no son tontos, procuran evitar las bombas para que la gente se ponga del lado de la "ley": de Petro y los demás malhechores). Ya no habrá una salida hipócrita para olvidar lo que hicieron en tiempos del Caguán ni una rendición al poder alcanzado por la mafia medios-doctores-políticos de la línea Martha Catalina. Sencillamente se reforzará la reivindicación de lo que hicieron las AUC porque la hipocresía terminaría afectándolos.

Entre los políticos y personajes que pudieron hacer mucho y no lo hicieron están en primer lugar Uribe y Peñalosa. El presidente podría haber impuesto una nueva Constitución, un Congreso de gente limpia, un partido reformador, una ley fiscal que favoreciera de verdad la contratación y el desarrollo empresarial, un control de las escuelas y universidades públicas...

Contemporiza tanto que ahora contemporiza hasta con Serpa.

Por su parte, Peñalosa también pudo hacerlo, buscar alianzas en los sectores urbanos del uribismo y crear un partido de masas alrededor de un programa. Pero lo que hizo fue crear el peñalosismo y hasta mezclarse con el hampa liberal. Incluso da miedo que todo eso hasta le impida volver a la alcaldía.

Mockus no es alguien de un bando liberal sino un peligro totalitario que de todos modos no encontraría modo de imponerse.

Yo creo que la imagen de Uribe ha quedado muy tocada y la inestabilidad será lo que ocurra en los años que quedan de gobierno. Incluso temo que no lo pueda terminar.

Jaime Ruiz dijo...

Virgilio, vamos a ver dos puntos de su comentario. El primero es el papel de las guerrillas en la génesis del paramilitarismo. Es requetesabida, empezando por el MAS. Puede que de todos modos hubiera ejércitos del narcotráfico, pero eso no bastaría para dominar una región, el elemento catalizador fue el miedo a la guerrilla, al secuestro y demás. Una cosa es que haya militares y policías bandidos, otra cosa es que se cometan atrocidades con permiso de todos los mandos de una región. Es que estaban en guerra.

Mejor dicho se puede pensar en las costumbres: hay carnívoros y vegetarianos. Hay un régimen de concentración del poder y los recursos en unos pocos que tienen más derechos que los demás y hay algo que es distinto a eso que es el modelo liberal de igualdad y libertad. El modelo esclavista de la Colonia se puede representar en los grupos oligárquicos que dominan la política desde siempre o en los desplazados por ellos, cuyas ambiciones son mucho peores y cuya actitud ante los demás es aún más perversa y más esclavista. Los de ese bando, la llamada izquierda, ven a quien no está con ellos como un aliado de sus rivales, pero a la mayoría en realidad le interesa tener derechos y vivir en una sociedad democrática. La izquierda y el paramilitarismo son versiones contrapuestas de la misma cultura, igual de narcotraficantes, de rosqueros, de racistas, de leguleyos y mentirosos.

Ojalá un episodio como éste sirviera para que avanzara un planteamiento verdaderamente modernizador. De momento sólo sirve al combo de Martha Catalina Daniels y al PCC.

Respecto a los criminales de que usted siempre habla, dese cuenta de que yo no puedo ni darle la razón ni refutarlo. Es como las investigaciones sobre nexos entre políticos y criminales. Habrá espías y jueces que se ocupen de eso, yo me ocupo de las palabras, de lo que dicen en sus artículos y en sus declaraciones. Para mí el crimen está en decir que el PDA va a construir la democracia colombiana, como si ésta no fuera simplemente la libertad de elegir a los gobernantes, como si no pretendieran amenazarla.

Su punto de esos criminales es una cuestión casi judicial. Claro que puede haber y seguro habrá políticos de todos los niveles ligados a negocios infames, pero en un blog sólo podemos comentar las cosas que se dicen o se hacen abiertamente.

S.I.Atrabilioso dijo...

Jaime:
La instalación del moderador de comentarios es una herramienta valiosa en situaciones de crisis y acoso personal, por lo menos en mi caso, pero usted siempre ha planteado la apertura y el debate, así sea una confrontación fuerte y descalificadora.
Por eso me extraña esta decisión.
De otro lado, me parece que eludir la confrontación con Bregador es algo que sería bueno explicar para los que somos visitantes asiduos de PB, pues resulta desconcertante que una persona que siempre responde a todos los ataques y amenazas, decida evitar la confrontación.
Un abrazo.

Jaime Ruiz dijo...

Atrabilioso: Bueno, el problema es que la mayoría de los comentarios son como el que encabeza la discusión anterior. ¿Qué interés tendría alguien sensato en leer una discusión así?

El caso del Bregador es extremo. Ojalá los que lean la fascinante respuesta de ese pensador censurado se tomen el trabajo de leer mi post y comparar ambos textos a ver si tienen alguna relación. Se trata de la vieja técnica de fatigar al contrario repitiendo lo mismo y eludiendo la discusión. Como si el abogado de Alfredo Garavito convierte la discusión en una sobre el tema del peinado de una víctima.

Aquí el problema es si Colombia quiere volverse otra Venezuela u otra Cuba o si se defiende el sistema democrático. Las denuncias de corrupción deberían servir para pulir la democracia, no para que asciendan los socios de Kidnapping Corporation.

Muy difícil, ya hace años traté de explicar que es un episodio de lucha de clases, que es sólo el relato de la equitación humana y el lado en el que se la vive. El jinete es naturalmente colectivista, desde su alta posición (no hablemos de su inagotable sabiduría certificada por las universidades más prestigiosas) avizora un horizonte de armonía y esperanza, en el que siempre se las arregla para acomodarse sin trabajar. La montura es naturalmente individualista y quiere trabajar para su propio interés, prosperar... Volverse un gringo como el pariente del vecino.

Yo detesto la psicología porque detrás siempre hay un halago de la vanidad, un culto a la superstición del yo. Por eso cuando pienso en los sufrimientos psíquicos de cualquier clase tiendo a pensar que hay motivos diferentes al condicionamiento de la personalidad. Si pienso en un psicópata me imagino en una persona cuya percepción moral se deformó por seguir una cadena de mentiras y estímulos perversos.

Así, las clases altas colombianas están produciendo miles de psicópatas del tipo Bochica o Abimael a punta de mentir y mentir, de pretender presentar la equitación humana como liberación y justicia. Sólo a veces, cuando se descuidan, aparece Collazos presumiendo de tener sirvienta o Molano gimiendo porque le tocó barrer.

El que se tome el trabajo de entender la historia de Colombia un poco desde fuera, desde el asombro, encontrará TAN, TAN obvia la relación entre el encomendero y el profesor comunista que a veces me quedo pensando que la CIA verdaderamente usó armas biológicas para producir un daño cognitivo en las mentes colombianas. ¿Cómo es que no lo ven? Bueno, el de la raza doctora no lo ve porque es algo que lleva dentro. El otro no conoce el mundo ni la historia y apenas sueña con sacudirse la carga.

mt dijo...

Sr Ruiz, 'sobretodo' acuerdese de la señora de los aguacates: asi es que si se necesita moderador temporalmente hay que ponerlo.

No se necesita de armas biologicas (organismos o quimicos) para producir un daño al cerebro. Me parece que el ambiente cultural 'imprime' lo suficiente en el cerebro, por su funcion. Digamos que si una ventana o puerta funciona para ver y moderar temperatura, va responder a esos cambios. Asi que un cerebro en constante recepcion de un estimulo va a responder a ese mayoritariamente. Se entrena y acciona en esa direccion.

Por eso, Mr Ruiz, me aterra el resultado 'social y humano' con los estimulos de los temas que siempre rechazo: narcodrogas, prostitucion, pornostuff, etc.

Y eso pasa no solo entre colombianos.

Cuando el daño es irreversible, tipo garavito, o terroristas, ya no se puede hacer mas que medidas preventivas para que la infeccion se propague.

Fortaleza es mi llamado!

Juan Manuel dijo...

Jaime, siempre he tenido la sensación que la mayoría de las opiniones y comentarios de los lectores de su blog, parten de la ignorancia de la historia de Colombia (no queriendo decir con ello que sus opiniones estén erradas). En sus últimas respuestas a Virgilio y a Atrabilioso usted ha tocado este tema, lo que me hace pensar que usted la ha estudiado a fondo para formarse un concepto claro de la situación (y de nuevo, no necesariamente lo comparto).
Una forma muy interesante de cambiarle el tono general a las discusiones, que por momentos se tornan violentas, y si me permite la intromisión, podría ser dedicarle un par, o unos cuantos artículos a su percepción de las raíces del conflicto, de la historia de Colombia.
Así, creo, los que no la conocen pueden enterarse un poco, investigar si es que realmente les interesa, y no opinar tanta cháchara fácil, tanto lugar comun derechista o izquierdista.
Y los que si la conocen, pueden entrar a debatir con usted lo RELATIVO de las formas de ver la historia del país, los origenes del atolladero.
Porque es difícil (¿o muy fácil?) opinar del presidente actual.
Pero si uno le pregunta a alguien qué opina de Laureano Gómez... Esa respuesta dice más que el más exhaustivo análisis siquiátrico.

Gracias.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Jaime, el problema es que yo casi siempre pienso en frió y eso a veces que hace lucir ingenuo.

Yo no creo que Uribe hubiera tenido futuro haciendo lo que Usted propone, la gente sencillamente no hubiera votado por un Partido de gente nueva, hay que recordar que estamos en Colombia y aquí es mas fácil decir que todos los Políticos están cortados con la misma tijera que comprometerse con un ideal de País, eso se debe tener presente, entonces la estrategia se tiene que reducir a tratar de hacer los cambios con lo que hay, muchos politiqueros están dispuestos a apoyar ciertos cambios modernizadores siempre y cuando se les incluya, es decir, se les de algo, esa verdad obliga a que las cosas se den paso a paso con el único propósito que los cambios efectuados les resulte beneficioso a una parte de la Sociedad para que luego se sumen a un proyecto mas ambicioso de País. Es de esperar que después de la Política económica de Uribe (poca ambiciosa y no tan liberar como se esperaría) crearan otro País de aquí a algunos años. Simplemente Peñalosa fracaso por que quiso exteriorizar sus logros en toda el País, cuando el único apoyo que a ganado es en las clases medias Bogotanas y alguno entre las clases pobres concientes, y si, dudo mucho, creyó que el Uribismo era algo pasajero como para arriesgarse a unírsele, lo mejor era aliarse con el otro bando por que manejan la maquinaria desinformadora y a su vez propagandista.

Sobre el caso de la Parapolitica, yo no soy tan pesimista como Usted y si el Gobierno maneja bien los hilos puede hasta terminar mas fortalecido.

Jaime Ruiz dijo...

m t: bueno, la moderación de comentarios sirve para evitar que alguien copie varias veces el mismo comentario hasta hacer acallar los argumentos. Los que sólo vienen a insultar, pues no ven publicado su comentario.

Es muy interesante que los doctores no tengan otro recurso que la intimidación. Eso un poco explica el "conflicto": el interés de las clásicas facciones de bandidos por imponerse mediante la fuerza. Los argumentos les parecen una molestia, por eso la mediocridad increíble de los egresados de universidades colombianas, sobre todo en materia de ciencias sociales o letras.

Jaime Ruiz dijo...

Juan Manuel, la verdad es que yo de detalles de la historia de Colombia sé poquísimo, y créame que no me caracterizo por la falsa humildad (soy tan sencillo que ni falsa humildad tengo; suena muy bonito). Cuando hablo de eso me refiero más bien al distanciamiento, al recordar en todo momento el conjunto como quien examina un planeta desde fuera a través de un telescopio y no desde el fondo de una mina. Lo que interesa de la historia no es tanto quién era Carlos E. Restrepo (ya hay que dedicarle tiempo para desarrollar esa E.) sino poder asociar las conductas que presenciamos o incluso que presentamos con ese conjunto.

Es decir, siempre voy a las generalidades más que a los detalles. No importa tanto cómo ocurrió la colonización sino recordar qué fue y tener presente que en cierta medida es un hecho que continúa y que atraviesa todos los conflictos de valores de los colombianos de hoy en día. Que está presente en casi todas las opiniones que se emiten, sobre todo en los sobreentendidos que hay detrás de cada discurso.

Sobre las causas de la violencia colombiana escribí hace años un post que le recomiendo. Sobre la condición de los colombianos escribí otro post. Pero en concreto sobre el origen del conflicto, sencillamente niego que haya una circunstancia particular en el campo o en relación con la tierra que le dé origen. Hay una cultura rentista a la que llega la esperanza de tomar el poder por medio de la violencia y anular toda forma de democracia. No faltan aventureros que se suman y después, por tener tantas laderas vírgenes y tantas selvas, se puede seguir haciendo presión para tomar el poder.

Me parece que la clave es la relación entre la esclavitud y la segregación de los oprimidos y esclavos con el colectivismo: el comunismo cae sobre una cultura católica, los oradores revolucionarios reemplazan a los curas como pastores y guías de la comunidad (y de paso tienen decenas de mujeres) y las clases altas se suman al sueño justiciero porque así se aseguran el mando para siempre.

Pero el comunismo no es un invento colombiano, es un colectivismo eficaz y moderno en su tiempo que tuvo éxito en medio mundo. Hoy en día el totalitarismo es más blando porque apenas intenta recuperarse de la caída del muro de Berlín.

En fin, yo creo que se entiende más del conflicto colombiano reflexionando sobre este fragmento de Ayn Rand que conociendo los pormenores de la vida de Laureano Gómez.

Jaime Ruiz dijo...

Brabonel: yo me refiero a la segunda presidencia. Lo que pasa con los políticos clientelistas es que sin ir detrás de Uribe no tendrían tampoco oportunidades de acceder a los puestos, por eso el camino no es plegarse a lo que exijan ellos sino forzarlos a colaborar.

Pero supongamos que Uribe crea un partido liberal-modernizador y por eso no se puede hacer reelegir (no lo creo, pero sigamos). Hoy en día sería el "polo" de ese discurso y de esa facción de la sociedad. Los mamertos vivirían desesperados encontrando excusas para seguir con su guerra, mientras que el partido creado por Uribe en torno a un programa sería simplemente el partido de la verdad.

Lo que hizo fue seguir en las mismas, permitir a los mismos rateros seguir en el mismo juego para que volviera a ocurrir lo de siempre. ¿O es que ha conseguido que esos clientelistas le apoyen las leyes?

Según Ortega y Gasset el trabajo de los gobernantes era principalmente teórico. En el caso de Uribe todo ha sido convencer a la gente de que lo apoye, dar recursos aquí y allá, ofrecer resultados... En lugar de transformar el país se dedicó a administrar el país de siempre. No está mal que hubiera tenido éxito desactivando la guerra civil, pero por su falta de determinación a la hora de combatir el clientelismo y las alianzas con asesinos ligados al narcotráfico, terminó dando una gran oportunidad a los amigos del narcoterrorismo.

Nadie debe confundirse al respecto: las amenazas de Carlos Gaviria a Garzón, la entrevista a Yesid Arteta, la publicación ayer en El Tiempo de un artículo de un periodista que publica en la página de las FARC... Son sólo los resultados del escándalo de la parapolítica. Si el gobierno está aliado con asesinos, los otros asesinos se sienten con derecho a salir a la luz pública.

Y no son asesinos por llamarse así, sino porque matan gente. Yo creo que en poco tiempo se verá un florecimiento de la actividad fariana gracias a la legitimidad que le está dando la prensa. Y habrá que preguntarle a Uribe por qué no persiguió a los políticos mafiosos.

DieGoth dijo...

Resulta que Johnson Bastidas del PDA plantea el camino a seguir por ese partido sin complejos. A mí me parece que Bastidas viene a ser el miembro más sincero del Polo, pues se queja porque un sector del partido cede a las exigencias de rechazar a la guerrilla y hasta cuestiona la ilegalidad de la guerrilla basándose en la deslegitimización del gobierno. En comparación con Arteta, Bastidas es más claro y en comparación con Collazos, más honrado. Por supuesto, nadie en el PDA le ha exigido a Bastidas que deje el partido ni que explique por qué defiende a las FARC. Ni lo harán porque con él tendrían que irse Petro, Gaviria y la línea dura del Polo.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Jaime, no me queda otra que darle toda la razón, uno no sabe por que Uribe no quiso arriesgarle con un Partido fundado por el, talvez por temor o por que le gusta ir siempre a lo seguro, bueno, eso es algo que solo sabe el.

Uribe aun conserva una base popular muy fuerte que seguirá apoyándolo y le seguirá dando el beneficio de la duda, de pronto se decida en las próximas elecciones liderar una colectividad limpia y modernizadora ¿Será muy tarde?

Jaime Ruiz dijo...

Diegoth: es que de hecho lo que pretenden es imponerse sobre Garzón y echarlo. Y él no se irá porque sin militancia ni recursos no tiene futuro. Al final será un comparsa, como ya lo es Navarro.

En realidad no hay que hacerse ilusiones con esa gente, por mucho que se consideren sensatos necesitan complacer a su público colectivista y defensor del orden antiguo.

Jaime Ruiz dijo...

Brabonel, yo creo que Uribe tiene el síndrome de la vieja política, por mucho que tenga buenas intenciones le interesa más ser presidente que transformar al país.

Pero sí lo transforma, sí ha habido avances en seguridad y en la economía, sólo que debería haber aislado a esos políticos y a sus cuotas.

No creo que vaya a liderar nada en 2010 porque ya no habrá otra reelección. Lo importante ahora sería impedir una guerra civil, que es lo que busca la izquierda democrática.

la colombia que no claudica dijo...

Hombre Jaime, Cordialísimo saludo:

Te parece excesivo pragmatismo que ya es cinismo, el hecho de que el presidente Uribe no se hubiera apartado lo suficiente de los parapoliticos en las elecciones de mayo. El mismo hecho fue calificado por Fernando Londoño como de ingenuidad y exceso de bonomia.

También lo criticas por no haber emprendido las grandes transformaciones necesarias para traer un poco de civilidad a esta tierra.

Con todo respeto considero que has sido victima de la estrategia de los Neoescavistas al caer aturdido ante tanta alharaca.

Sea lo primero decir que juzgar un partido después de jugado siempre es lo más fácil. Y sobre todo nunca se pierde. Si ya se: Se le dijo; se le advirtió; se le recomendó; pero… se paso la recomendación por la faja… Digamos como primera aproximación que lo hizo de “terquito” de obstinado, de salirse con la suya.

Pero más allá, creo que estamos ante el frió calculo del político que curtido en los trances electorales, conoce de los apuros que esta conlleva. Y para asegurarse de espantos, no tanto para la presidencia, que ya las encuestas daban buen margen de ganancia, como de escaños para el senado y en la cámara que son los que dan “gobernabilidad” no mando pal carajo a los entonces presuntos parapoliticos. Pues pedirle a un político que renuncie a unos votos de esa forma, es como pedirle a un naufrago que entregue su tabla, a la vieja gorda y fea de su suegra (no la suya Jaime, la del naufrago).

Esas son las complejidades que la actividad política encarna y es aquí donde el mamasanto escapista se pierde y clama al cielo por la pureza absoluta. Precisamente allí donde los azares del destino y la falibilidad humana tienden hecho su nido de la más viscosa realidad y de la satisfacción imposible.

No es un pacto con el diablo como la lógica carroñera aconseja a vocinglear hoy a los Neoesclavistas, o un pacto entre pares como los malquerientes inducen a pensar. Es el transito por la realidad nacional. Porque Jaime dígame usted, ¿como hacer política en la costa sin que los magos de la connivencia que todo lo han permeado no se colaran como sanguijuelas en el nuevo carro de la victoria?

No me dirás ahora que andas montado en el cuentazo del Hombre Nuevo: El de las transformaciones radicales; el de que por decreto instaura la sociedad justa, el reino de los cielos; el que va acabar con el clientelismo en la costa en una sola lección tipo Mockus. No hombre Jaime, eso toma sus generaciones.

No perdamos el horizonte, ninguna transformación importante se hace de un día pal otro, matar la culebra tiene sus mañas, y ahí la vamos acorralando, no te desesperes y te eches pal monte. Mientras el principio de instaurar el Estado de Derecho este firme, y la forma sea a votos(o fue que nos encañonaron a los 7 millones), voz cálmate ventarrón. Que ya vendrá el espacio para las demás conquistas de la civilidad.

Espero que tomes esto como un llamado desde el aprecio, que se permite estas licencias.

Jaime Ruiz dijo...

La Colombia que no claudica:

Bueno, si por ahorrarse vendavales fuera, digamos que no ha sido muy bueno el resultado. Ningún gran acierto.

Y la pereza para emprender grandes cambios se traduce en otra cosa: que cuando el péndulo vaya hacia otro lado se podrá echar a perder todo.

No creo en los decretos milagrosos pero sí en los actos claros. Un distanciamiento claro de esos políticos, sobre todo después de las elecciones, habría dejado sin argumentos a la oposición.

Un abrazo.