5 nov. 2012

¿Cómo sacaron a Tanja?

Por @AdasOz

Parece que a pocos les importa resolver este interrogante, así como muchos otros que han surgido desde que nos fueron revelados los diálogos secretos que el gobierno de Juan Manuel Santos adelanta con las FARC fuera de Colombia y a espaldas de todo el país. Sin embargo, a mí no sólo me importa el paradero de la terrorista holandesa sino cómo hicieron para sacarla de Colombia, para que al final esta terrorista terminara siendo una de las negociadoras en los diálogos de paz. No se me ocurre nada distinto a lo mismo que sucedió hace relativamente poco con otros 29 cabecillas de las FARC, a quienes alegremente el fiscal Montealegre les levantó las órdenes de captura que recaían sobre ellos, siguiendo órdenes precisas del mismo presidente de la república.

Según el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, la terrorista holandesa lleva más o menos un año fuera del país. Sí, señores, Tanja Nijmeijer goza de plena libertad desde hace un año y hasta ahora el ministro de Defensa nos lo confirma, ni siquiera lo denuncia sino que descaradamente confirma que esta criminal ya no se esconde en la selva colombiana sino que ahora vive a sus anchas fuera del país, protegida por el mismo gobierno colombiano, el cubano, el noruego y otros cuantos que están igualmente entusiasmados en dejarnos en manos de esta caterva de criminales.

Y así como la propaganda nazi fue todo un éxito en la Alemania de los años treinta, la propaganda de la falsa paz que promete este mentiroso gobierno ha ido calando con la suficiente rapidez hasta lograr que nadie se extrañe ni reaccione contra semejante anuncio que nos hace Pinzón, que es tan grave como que el fiscal Eduardo Montealegre admita que ayudó a fugar a 29 cabecillas de las FARC y todo siga tan normal, como si aquí no pasara nada. Es que no hay un solo medio que los denuncie, ni un solo congresista o senador que ponga el grito en el cielo contra semejante despropósito. Así no sea el conducto regular y vaya en contra de toda la institucionalidad del Estado colombiano, la negociación continúa tranquila por su cauce sin siquiera padecer un solo tropiezo. Mucha prudencia sí piden el gobierno y los cabecillas de las FARC, que ya parecen hablar al unísono y en el mismo lenguaje. La suerte de Colombia fue echada por la borda y nadie parece inmutarse. Ni siquiera el descarado silencio que guarda el presidente frente a estos graves hechos despierta la más mínima suspicacia de los más importantes críticos de los procesos de paz. ¿Será que al final de cuentas están de acuerdo con que esto pase? ¿Será que están esperando a que Colombia vuelva a ser la de 1998 para que por fin alguien tenga la entereza de oponerse seriamente a la claudicación de toda una nación ante sus más viles victimarios? Quizás cuando eso ocurra, ya sea demasiado tarde y recuperar el rumbo sea mucho más difícil de lo que ahora podría parecer.

Mientras esperamos a que algún líder tenga la iniciativa de denunciar seriamente a este gobierno cómplice de los narcoterroristas, Tanja y los otros 29 camaradas lograron evadir la justicia colombiana, viven a sus anchas y comen y beben manjares en Cuba o en Oslo, pero quienes definitivamente no nos libramos del flagelo del terror somos los millones de colombianos que aún tenemos la osadía de residir en el país. Un país en el que cada día es más tormentoso vivir, pues “curiosamente”, los diálogos de paz sólo han sabido traernos más barbarie, más inseguridad y más zozobra, algo que habíamos advertido algunos columnistas de este blog, incluso antes de que Francisco Santos nos revelara la verdad oculta, y no tanto, de este gobierno criminal.

Aquí no existe una relación de gana-gana por ninguna parte, pues en la medida en que las FARC ganan terreno y celebran este logro, Colombia entera pierde en seguridad en institucionalidad y su propia dignidad. Tardaremos mucho en volver a retomar el rumbo perdido, y en todo caso, ¿quién dijo que las FARC deben ganar algo?

1 comentario:

Fanny Serrano Galvis dijo...

Yo insisto Chavez colaboro a Santos vaya uno a saber que negocios con las mafias del mundo tienen Exccelente articulo