11 feb. 2013

Marcha por las FARC

Por @AdasOz

La marcha que se está publicitando en torno al proceso de paz que se adelanta con tanto hermetismo en Cuba entre el gobierno colombiano y sus socios de las FARC tiene relación directa con la organización terrorista y su incansable lucha por doblegar a los colombianos e imponernos el comunismo por la fuerza. Lo único que le faltaba a esta banda de asesinos y a sus socios era precisamente un gobierno aliado que estuviera dispuesto a vender a todo un país a cambio del bienestar suyo y de otros cuantos lagartos oportunistas. Con Juan Manuel Santos las FARC dan órdenes a su antojo, ordenan al congreso a través de sus voceros de civil proponer proyectos de ley o reformas que los beneficiarán a futuro, cuando regresen a Colombia como civiles y se conviertan en los nuevos “honorables” padres de la patria.

La marcha del 15 de febrero la promueve Herbin Hoyos, un periodista que dice velar por las personas que se encuentran secuestradas por las bandas narcoterroristas en Colombia, pero en realidad no siente ninguna vergüenza al justificar las masacres perpetradas por las FARC, a cambio de una “paz” que todos sabemos que sólo significa dejar en la impunidad a estos criminales y premiarlos con cargos públicos, tal como ya lo vivimos con el M-19. En este blog publicamos el video donde Herbin Hoyos deja en evidencia su cinismo frente a las víctimas del terrorismo, y si no estoy mal, lo hemos difundido hasta el cansancio con el fin de mostrarle a quienes los apoyan, especialmente a los uribistas furibundos que dicen oponerse a los diálogos de La Habana, quién es en realidad este señor y cuáles sus oscuros propósitos. Sin embargo, muchos se hacen los sordos ante lo evidente y por no generar polémica o por no incomodar a nadie, continúan apoyándolo.


El programa “Las voces del secuestro” no es más que una fachada que pretende ganar simpatizantes al utilizar el sufrimiento de las víctimas del terrorismo. ¿Les suena familiar? Sí, exactamente es lo mismo que la delincuente impune y vilmente resucitada por este gobierno, Piedad Córdoba, hace a través de su organización criminal Colombianos y Colombianas Por La Paz cada vez que ella y las FARC necesitan protagonismo y deciden montar la pantomima de las liberaciones, con las que posa de salvadora de secuestrados. Tanto el periodista como la exsenadora pertenecen a la misma farsa, pero a uno lo apoyan y a la otra la repudian los uribistas.

La semana pasada el afamado y apoyado periodista explicó claramente a través de Twitter el propósito de su marcha:

Más claro no canta un gallo. El propósito de la marcha del próximo viernes no es otro que abogar para que la sociedad civil sea tenida en cuenta en las mesas de diálogo. Busca hacerse vocero nuestro para poder llegar a Cuba a que le den su parte del gran botín, mientras los crédulos son partícipes del proceso de claudicación de Colombia. Una movida muy astuta de su parte, ya que así, marcha tras marcha, va calando la idea entre la sociedad de arrodillarse ante las exigencias de los criminales y sus aliados, cada vez con menos resistencia. Es la estrategia perfecta para doblegar al ya anestesiado pueblo.

Aún más elocuente es este otro tweet:

Si los uribistas de todas las regiones en Colombia en realidad se oponen a la claudicación que preparan Santos y su hermano en Cuba con los principales cabecillas de las FARC, deberían todos al unísono oponerse y resistirse a la convocatoria que hace Herbin Hoyos. Pero la realidad es que muchos aspiran a sentarse en la mesa, pues puede que la tajada que les toque sea también bastante jugosa.

3 comentarios:

Fanny Serrano dijo...

Excelente articulo me gusto mucho Yo pienso igual falta leer con detenimiento los tuit de ese sr para darse cuenta lo que su corazon guarda

Anónimo dijo...

La marcha del 15 no es la más preocupante.

La tajada que buscan estos hace que la de Hoyos parezca ripio.

Ruiz_Senior dijo...

No, no me parece más preocupante. Todo el mundo sabe que la Marcha Patriótica son las FARC y no será fácil que la gente olvide todo lo que han hecho. No pueden inventarse muchas cosas más de lo que hicieron desde los noventa con las cien mil o doscientas mil ONG de paz y derechos humanos.

Pero Herbin Hoyos hace creer a mucha gente que no es de las FARC y que condena a las FARC. Si no se hubiera aliado con Sigifredo habría quedado más creíble, pero como la gente no es capaz de leer la prensa, o no la sabe leer, y sobre todo no hay oposición, al final resulta que Sigifredo, colombiano por la paz, es el líder de las víctimas que va a plantarle cara a las FARC.

No niego que Uribe haya sido un buen gobernante, como líder político del rechazo al santismo es lo peor que se puede tener. Su actuación en relación con estos dos angelitos lo deja ver.