1 abr. 2013

Santos no tiene un mandato para la paz

Por @AdasOz
 
Durante las últimas dos semanas el expresidente Andrés Pastrana ha logrado posicionarse en los medios gracias a las reacciones generadas tras sus críticas declaraciones sobre las negociaciones que el gobierno del presidente Santos adelanta a puerta cerrada en La Habana con los cabecillas de las FARC. Aunque en mi opinión las críticas del expresidente no pasan de ser más que constructivas para el proceso y en general estoy en desacuerdo con él, el expresidente ha sido certero en ciertos aspectos. Empiezo por lo más evidente:
En mi caso, el país votó por la paz. En 1998, con Pastrana o con Horacio Serpa, el país dijo: “A nosotros no nos interesa que nos arreglen la economía, queremos la paz y punto”. La paz era el mandato y Colombia nos acompañó. Después, las Farc nos engañaron y fracasamos en ese intento, pero la gente estuvo allí. Luego el país votó por Uribe para la guerra. Dijeron: “Estos sinvergüenzas nos engañaron, engañaron a Pastrana y al mundo, y por eso terminaron en la lista de terroristas”. El presidente Uribe dijo guerra y el país lo acompañó, gústenos o no. Llegó Santos, pero no tenía un mandato para la paz. No se votó por él para eso, y el país está dividido.
Cierto. Es lo que los electores de Juan Manuel Santos llevamos diciendo desde que se posesionó, pero esta vez el expresidente Pastrana ha sido más que claro y contundente. De vez en cuando resulta indispensable limpiar de telarañas los cerebros de todos los que apoyan el actual proceso de paz para que de alguna manera comprendan por qué le hacemos a Santos tantos reclamos. A diferencia de Andrés Pastrana, Santos se hizo elegir con el discurso uribista que consistía en continuar derrotando militarmente a las FARC, ya que con la política de Seguridad Democrática se lograron excelentes resultados recuperando zonas que solían ser prácticamente impenetrables por cualquier civil dada la presencia de las FARC o de los paramilitares. De tal forma, es completamente válido que el expresidente Pastrana desautorice al presidente, pues descaradamente traicionó el mandato que democráticamente se le encomendó. A Andrés Pastrana se le pueden criticar muchos aspectos de su mandato, pero es indudable el hecho de que cuando él negoció, lo hizo cumpliendo sus promesas de campaña. Santos ha hecho todo lo contrario, con el agravante de que les ha concedido ventajas jurídicas y legales a las FARC que resultarán funestas para Colombia.
¿Qué implica negociar a las puertas de un proceso electoral y con posibilidad de reelección?
Es gravísimo. Es la primera vez en Colombia que hay un proceso de paz en medio de una elección. La gente se pregunta hasta dónde va a ceder el presidente Santos para hacer la paz, no tanto por ella sino por su reelección. Mejor dicho, el proceso puede ser utilizado en ambas vías. Las mismas Farc pueden estar sacándole los ojos al presidente porque saben que se quiere reelegir, o el mismo presidente estar entregando cosas porque se tiene que reelegir. Además, hay gente diciéndole al oído que tiene que seguir porque de lo contrario no hay paz.
Por supuesto que es grave que Santos quiera imponer una falsa paz para hacerse reelegir mostrándole al mundo una falsa imagen suya, producto no precisamente por su buen desempeño como mandatario, y definitivamente no por haberle cumplido a sus electores sino por haberlos engañado, cumpliéndole única y exclusivamente a los suyos, al putrefacto Partido Liberal, y por supuesto, a las FARC. Se hará reelegir no por su firmeza sino por utilizar el soborno como su principal estrategia para "gobernar" porque si no se valiera de ésta, muy seguramente su capacidad de liderazgo, de gerencia y de control, sería más que nula. Santos ha apostado a Colombia en la mesa de juego para su propio beneficio, para engrandecer su ego, pero Colombia habrá perdido la batalla. Es supremamente grave porque su negociación no es la paz, es la prolongación de la barbarie, la entrega total y definitiva del país a los terroristas y cuando esto suceda, ya será demasiado tarde.
¿Es un acierto o un error negociar sin cese al fuego?
Si hoy se firma el acuerdo y ponen una bomba, se acabó. Y aquí hay también fuerzas oscuras de lado y lado. Le digo algo más: no veo a los llamados jefes militares de las Farc en el proceso. ¿Dónde están Romaña, Fabián Ramírez, Joaquín Gómez o Pablo Catatumbo? Me genera suspicacias que al interior de las Farc pueda haber división, que terminemos haciendo la paz con un sector y otros, contaminados con el tema del narcotráfico, se queden con el negocio. Me gustaría verlos en la mesa; creo que eso cambiaría la dinámica por completo. Yo nunca entendí por qué en el Caguán no sentaron al Mono Jojoy, que era en ese entonces el jefe militar de las Farc y curiosamente era uno de los que más impulsaban el proceso. Si Jojoy hubiera estado, habríamos avanzado más. Allá teníamos la parte ideológica, pero no la parte militar, que al final terminó ganando.
Si todos partiéramos de la base de que con terroristas no se negocia sino que se les pone frente a un juez para que éste determine el tiempo de su condena, entonces la pregunta de la periodista no se pondría en discusión y tampoco existiría la tal división que menciona Pastrana y a la que tanto le teme. Pero claro, estamos en Colombia en donde el sentido común no existe, así que mejor continuemos con el circo. En efecto las FARC están divididas, pero en mi opinión, dicha división no corresponde a desacuerdos internos sino precisamente obedece a su propia estrategia. Mientras unos logran convertirse en "honorables" padres de la patria y mientras reviven a la Unión Patriótica, los otros continúan en la selva dedicándose a lo que mejor saben hacer: traficar, secuestrar, extorsionar, asesinar, reclutar menores y violarlas, etc. Es la prolongación de la barbarie que ya contaría con un partido político propio y legal, contando con los demás partidos ya existentes que las ha apoyado durante tantas décadas.

Como dije al principio, sólo me detendré a comentar en los puntos en que estoy plenamente de acuerdo con el expresidente, pues de lo contrario, me extendería más de lo que quisiera. Así que para terminar, al final de la entrevista Pastrana menciona un aspecto muy importante que se debe tener en cuenta ahora que estamos próximos a enfrentarnos a unas nuevas elecciones presidenciales y es lo siguiente:
Y en una eventual unión del liberalismo en torno a Santos, ¿dónde queda la U?
El primer interesado en acabar con la U es Santos.
Para todos aquellos que a estas alturas insisten en rescatar y en defender al partido de la U, Pastrana les ha dado la respuesta: el partido de la U tal como lo quiso plantear Uribe no existe. Santos mostró que era el perfecto escampadero para los oportunistas de turno (él el primero) que quisieran saltar al estrellato político, y salvo muy pocas excepciones, ninguno de los que allí dentro reptan se salvan. La misión de Santos quedó impecablemente bien hecha, destruyó al partido insignia y dejó a los pocos políticos sensatos que había ahí dentro sin saber qué hacer ni para donde coger. 

Esta es la realidad ante la que nos enfrentaremos en las próximas elecciones, con un presidente que no fue elegido para negociar con las FARC ni para imponer la paz a las buenas y a las malas, según él mismo lo ha expresado, pero que desde ya está moviendo sus mejores fichas para continuar en el poder al menos por un período más, si es que las FARC no le dan un golpe de Estado.

8 comentarios:

yobusgo dijo...

Lo que nadie parece ver es que esto es mucho mas que un proceso de paz : Es el salto violento a un Estado de cortes socialista sin tener que luchar metro a metro por votos. La sola excusa de "la paz" será suficiente para torcerle el pescuezo a la constitución y a la opinión mayoritaria de la población colombiana. La izquierda "democrática" nunca ha ido mas allá del 20% del favor popular, así que el cambio se hara vía el derecho fundamental de la paz con el aval de la Corte Constitucional. Buen escrito, Magui.

Anónimo dijo...

Pastrana le entregó el país a la guerrilla, estamos en estas por no solucionar y más bien agrandar el problema hace 12 años ¿ahora usted comparte puntos de vista con el? sea consecuente con lo que dice, a ese tipo hay que meterlo preso, ¿cuáles promesas de campaña, entregarles medio país desmilitarizado fue promesa de campaña? Pastrana no tiene derecho a desautorizar a nadie, ¿no se acuerda cuando se metían a Bogotá a robar camionetas 4x4, de veras, NO SE ACUERDA? no sea tán cínico al defender al deshuevado ese. No sea tan ciego de aplaudir a cualquiera que hable mal de Santos.

Anónimo dijo...

Gracias a Pastrana estuvimos a algunos pocos meses de recibir tatucos lanzados desde los cerros de Bogotá, ahora resulta que tiene razón por que le habla feito a Santos, hágame el favor, el es uno de los culpables de todo esto, no sea cínico, de veras.

MaguiOz16 dijo...

Anónimo de las 12:56 p.m.:

A Ud. lo que le falta es aprender a leer. Desde el principio de mi escrito dije que son más los puntos que desapruebo de las declaraciones de Pastrana que los que apruebo, pero que sí pueden rescatarse unos puntos que él señala, y es precisamente lo que comento en mi post.
Pastrana SÍ tiene derecho a desautorizar a Santos porque él, a diferencia de este último negoció DE FRENTE. ¿O es que de eso no se acuerda?
En ningún momento he defendido a Pastrana, darle la razón en ciertos puntos no es defenderlo. Y por cierto, para su información, soy mujer.

MaguiOz16 dijo...

Nuevamente, Anónimo de la 1:00 p.m.(porque sé que es el mismo de las 12:56). A este país le sobra gente obtusa como Ud., incapaz de comprender la idea de un escrito. Me alegra haberle revuelto las tripas en plena hora de almuerzo. Ojalá logre tener un buen resto de tarde.

MaguiOz16 dijo...

Estimado Yobusgo:

Muchas gracias por tu enriquecedor comentario.
Saludos

Anónimo dijo...

¿ud rescataría algún punto o alguna opinión de, digamos, Timochencko, Piedad Cordoba, o Ivan Cepeda? ¿alguna vez lo ha hecho? no, ¿verdad?¿ por qué no escribe acerca de las reponsabilidades del señor Pastrana?¿por qué es conservador? ¿ por su renovada alineación con Uribe? Es mil veces más nefasto Pastrana que Santos así a usted no le guste el antiuribismo del último, y un par de declaraciones no le lavan la carita, señora. A ese señor hay que cerrarle el camino, ese tipo debe estar preso, por acción o por omisión, pero debe estar preso. Ahora cualquier mico de los palotes que habla mal de Santos se le pueden "rescatar ciertos puntos", se puede iniciar su "resocialización", y así no es, hay mucho sufrimiento y muertos encima para que no sea así. Y si se leer y al parecer mucho mejor que usted.

Anónimo dijo...

Buenos días Colombianos. Este mensaje va dirigido para aquellos que se preocupan por el futuro de nuestros hijos basándose en la CRUEL realidad del país. Le estamos entregando nuestros HIJOS a la muerte o pregúntenle a los padres del militar también COLOMBIANO Nelson Escobar quien será sepultado en el sementeros jardines de paz el día lunes 8 de abril de 2013 11:00 am, mientras que se negociaba la paz?. Donde días anteriores extraían al terrorista PABLO CATATUMBO, escoltado para llevarlo a la habana Cuba... Para aquellos que aun tienen voz y voto. Es justo que el pueblo colombiano conozcan las dos versiones del conflicto...