8 may. 2013

Las víctimas del comunismo preguntan


Por Luis Alfonso Carvajal Lasso

¿Por qué será que los crímenes del comunismo en Colombia no los califican como delitos de lesa humanidad, cuando es evidente su multiplicidad y sistematicidad?

¿Por qué será que no se investiga y sanciona con el mismo rigor la muerte de un “proletario” no sindicalizado, con uno sindicalizado, violándose la igualdad ante la ley?

¿Por qué será que la justicia disimula la impunidad de los crímenes cometidos por las guerrillas comunistas y sus comisarios del partido, desde la década del 50?

¿Por qué será que los reputados defensores de derechos humanos nunca reclaman justicia contra los crímenes de las guerrillas, ni contra sus colaboradores, ni financiadores, ni testaferros, ni apoyos, ni contra su brazo político?

¿Por qué será que autodenominarse defensor de derechos humanos concede una extraña inmunidad en la rama judicial, sesgándose la aplicación de justicia?

¿Por qué será que en Colombia se suspendió por tres largos años la vigencia de los derechos humanos para miles de personas, como ocurrió en la llamada zona de distensión y no pasó nada con la justicia “defensora de derechos humanos”?

¿Por qué será que las víctimas de la guerrilla no tienen asiento ni representante en la Comisión Nacional de Reparación?

¿Por qué será que el delito de omisión no se imputa a quienes teniendo la misión constitucional no dotan efectivamente a las FF.MM?

¿Por qué será que nadie sabe qué es más criminal, si dar un fusil a un guerrillero o negárselo a un soldado?

¿Por qué será que el juramento de dar la vida por sus compatriotas, se les toma a los militares como renuncia al derecho de su propia vida?

¿Por qué será que las victimas del M- 19 no han tenido verdad, justicia ni reparación?

¿Por qué será que los hijos del M-19 se sienten ofensivamente orgullosos de los crímenes de sus padres?

¿Por qué será que los exguerrilleros son beneficiados con altos cargos, mientras que sus víctimas son condenadas al silencio y la exclusión?

¿Por qué será que muchos ignoran la evidente infiltración comunista que ocupa importantes espacios del Estado, los medios, la academia y la judicatura?

¿Por qué será que nos hicieron creer que las guerrillas se mandan solas?

No hay comentarios.: