23 jul. 2015

Carta abierta a Uribe

Me han pedido en Twitter que publique esta carta. Otra prueba de la clase de política que caracteriza al uribismo y que sólo encuentra algún reproche entre gente de las bases que todavía se sorprende de lo que la llevan a votar.
Carta enviada por militantes del Centro Democrático a Uribe, por descontento con la lista al Concejo de Bogotá

Respetado presidente:

Por medio de la presente queremos poner en su conocimiento la gran preocupación que se está suscitando en las veinte localidades de Bogotá por parte de los simpatizantes de su línea, militantes de Centro Democrático y electores comprometidos con sus instrucciones, que viven el día a día en la capital y escuchan el sentir de las comunidades, como resultado de las personas escogidas para conformar la lista al Concejo capitalino por nuestro candidato a la Alcaldía, el Dr. Francisco Santos.

Le haremos un breve recuento de los diez primeros candidatos al Concejo, porque sabemos usted no los conoce a todos, por cuanto con esa lista consideramos que no más de cinco serán elegidos, gracias claro está a su opinión favorable en todos los sectores de Bogotá y no porque estas personas representen trabajo y conocimiento de la capital, valores y principios democráticos o compromiso con el dialogo popular, ni mucho menos porque representen el partido o su ideario, porque el común denominador de la mayoría es no haber votado por el CD en las pasadas elecciones parlamentarias.

Empecemos por la cabeza de lista Diego Molano, trabajó hasta hace poco en el gobierno de Juan Manuel Santos en el Instituto de Bienestar Familiar donde su ex directora Elvira Forero comunica el 22 de junio de 2015 en su cuenta de Twitter, que acabó con los programas sociales que el gobierno de seguridad democrática había implementado los ocho años anteriores, de igual forma, su participación en la campaña al Congreso por Bogotá de 2014 fue nula, no acompañando las listas uribistas; por lo anterior, no es considerado una persona de confianza para representar los principios de lealtad y sinceridad que deberían llevar en alto los militantes del CD.
La segunda inscrita Ángela Garzón viene de querer encabezar la lista a la cámara por Bogotá del Partido Liberal, luego estuvo comandando a las mujeres santistas por la reelección del 2014 atacando en reiteradas ocasiones y de manera directa, su gobierno, Presidente Uribe; por último, su padre desconoce el acompañamiento del Centro Democrático en su aspiración a la Alcaldía de Cali. ¿Qué podemos esperar si ella nos representa en el Concejo de Bogotá como parte del partido, si su pensamiento va en total contravía de los pilares que usted nos ha enseñado? Por supuesto, tampoco participó de las elecciones parlamentarias. Entendemos que para usted es muy difícil, después de haberla nombrado, destituirla, pero, por favor, ¡escuche al pueblo que tanto lo quiere y lo apoya!

El tercero y la décima en la lista hacen parte de la Misión Carismática, pero se sabe que la única concejal que tienen electa en el partido de la U podría estar aspirando a reelegirse por ese mismo partido, es decir otro vivo ejemplo de querer aprovecharse de su gran opinión favorable ante los capitalinos para hacer creer a la gente que si se vota al Concejo por el Centro Democrático se está votando por usted y la verdad es otra. Tampoco se entiende en muchos sectores, como entre los católicos por ejemplo, cómo siendo este un movimiento minoritario tenga dos personas en la primera decena de candidatos.

El cuarto, Daniel Palacios, trabajó en Colombia Joven como profesional sin ostentar ningún titulo universitario, no conoce la capital, no tiene conocimiento de las necesidades de las bases y mucho menos conoce la estructura orgánica del Distrito. Llegar a improvisar con personas que no saben quée es una corporación y cómo se debe gestionar para las comunidades es una señal muy triste para los electores, adicionalmente, que tome su nombre, presidente, para que diga ante los demás que es su candidato sin que nadie lo conozca en Bogotá, se interpreta como una acción clientelista y de intereses poco claros. Es abanderado del tema de seguridad con ideas y temas lejanos a la seguridad democrática que la ciudadanía reclama. Como si fuera poco, este insolente joven maltrata a la gente con sus actitudes déspotas. ¡Usted no es así, presidente! Si algo lo ha caracterizado y ha hecho que se gane de manera incondicional nuestro corazón, es su humildad y don de gentes. Ese patán hace todo lo contrario. También usa su nombre como escudo “Uribe me dijo, Uribe me dijo” metiéndolo en chismes de pasillo, nosotros sabemos que usted NO es así, usted es un hombre frentero.

La quinta posición la ostenta un muchacho sin experiencia, que ha leído mucho sobre Bogotá pero que no ha hecho trabajo político en su principiante carrera, es de revisar su intención para representar a los bogotanos en la corporación que maneja los destinos de la capital, su nombre Andrés Forero. Por lo menos no es un traidor, patán o chismoso.

En el sexto lugar encontramos a Javier Santiesteban, es posible que su hermano el concejal Orlando no se lance de nuevo, pero lo que sí es seguro es que está trabajando como jefe político en la Campaña de Clara López a la Alcaldía, esto es evidente desde la consulta del 19 de abril donde el concejal apoyo abiertamente las listas de delegados al congreso de ese partido de la candidata a la Alcaldía; de lo anterior se ve otro vivo ejemplo de querer el poder en un partido o en el otro sin creer en las convicciones y la honestidad electoral (como lo dijo el mismo concejal en declaración a La Silla Vacía).

Carolina Villegas es ubicada en el siguiente lugar, de ella se conoce que trabajó en la administración de Samuel Moreno. Se enorgullece de repetir una y otra vez que es uribista hace apenas un año, y aún no ha hecho entrega de su cargo de Secretaria Distrital del Partido en Bogotá, a pesar de que la normativa lo repite de una y otra manera.

En el octavo lugar, encontramos a Carlos Camacho, conocido por trabajar con varios partidos al mismo tiempo, tiene sanción de la Procuraduría por tráfico de influencias y en el partido es conocido que tuvo malos manejos de recursos con su representante a la cámara Edward Rodríguez, adicionalmente tiene varias denuncias por casos de corrupción y no entendemos por qué el partido lo deja inscribir en la lista teniendo en cuenta todas estas investigaciones donde se le denuncia por varias irregularidades. Trabajó en las elecciones parlamentarias para el Partido Verde.

Diana Diago está inscrita en el número nueve, su madre, actual concejal de Bogotá por el partido de la U, está pensando inscribirse de nuevo por esa colectividad, adicionalmente fue elegida en el directorio distrital de ese partido hace unos pocos meses, otra muestra de que se encuentra alineada con el mandato santista, evidenciando más personas que juegan en dos bandos y que el uribismo está recibiendo sin que hayan trabajado con el nuevo Centro Democrático. Tampoco participó de manera alguna en la campaña de nuestro partido al Congreso.

El resto de la lista conformada por el candidato a la alcaldía es una mezcla de personas de otros partidos que tampoco acompañaron el proceso del Congreso del año anterior y mucho menos el presidencial, y sin tener ninguna oportunidad para llegar a ser concejales solo posan como candidatos de papel inventando representar sectores que hasta ahora están conociendo.

Teniendo en cuenta lo anteriormente descrito, presidente, le pedimos que intervenga en Bogotá, por el bien de la ciudad, por el bien del partido, por el bien de la verdad y la justicia en la organización política de la capital, es inaudito que después de tantas traiciones sigamos cayendo en los mismos errores después de que varias personas de esa lista no lo reconocen a usted como el líder natural, ni que comulgan con sus tesis ni las han defendido, solo hasta hoy que hacen parte del Centro Democrático por intereses particulares pero nunca por intereses generales, siguiendo las convicciones del partido, se aproximen para obtener una curul. Nos abstenemos de profundizar en cada caso que el mismo sentido se presenta en cada localidad con el asunto de los ediles, por considerar que es apenas obvio que es vivo reflejo de la lista al Concejo.

Cordialmente,

Uribistas por convicción

No hay comentarios.: