17 ene. 2017

Colombia respetada

Por Jaime Castro Ramírez

Los pueblos se merecen su propio destino y tranquilidad social a partir de sus propias decisiones políticas para vivir en democracia, lo cual les permite a la vez mantener la tranquilidad que implica el respeto a los modelos político y económico, lo que consiguientemente garantiza un nivel social ordenado en su estructura básica de convivencia, con la ayuda de la circunstancia enormemente valiosa de vivir en libertad.

El valor histórico de la democracia colombiana permite observar la consistencia política que ha prevalecido en el tiempo para mantener la independencia, y mantener la condición de país respetable ante la comunidad internacional por el respeto interno a los valores democráticos. Esta ha sido una tarea político-filosófica muy valiosa y patriótica por parte de los gobernantes que han cumplido su compromiso de respetar el deber constitucional de conservar el status democrático, cuyo soporte son obviamente las instituciones que conforman el Estado de derecho.

Lo que inquieta grandemente a los colombianos
La democracia colombiana, a pesar de su solidez histórica, parece acercarse ahora al espejo que produce imágenes preocupantes con visos de distorsión política, lo que sin duda intranquiliza a los colombianos, pues en tal sentido se observa un inesperado y posible tropiezo de debilitamiento de la democracia como consecuencia de la forma unilateral de excesivas concesiones por parte del actual gobierno en el manejo del proceso de paz.

En nombre de la paz no es permitido claudicar entregando o debilitando el patrimonio democrático e institucional de la república. Bienvenida la verdadera paz, la cual no se logra a este costo, pues de esta manera lo que eventualmente puede producirse es el efecto contrario porque se desvirtúa la propia filosofía de la paz, y así no es posible lograr el equilibrio social de entendimiento.

Además, es conveniente entender razonablemente el argumento de que la paz es un derecho supremo de la humanidad, y por consiguiente se requiere un balance equilibrado en la negociación de tal derecho con quienes han sido exponentes de violencia, para que su efecto sea sostenible en el tiempo.

Esto nos lleva entonces a un elemental análisis que consiste en decir que la verdadera paz la necesitan, tanto quienes han hecho parte de los grupos que han estado al margen de la ley, con quienes negocia el gobierno para que sean reincorporados a la sociedad y vivan tranquilos disfrutando sus derechos ciudadanos, como también la necesitan todos los demás colombianos, y si se pierde ese equilibrio que debe existir en tal negociación, pues la conclusión es que no se logrará la paz porque se pierde el hilo de su verdadera percepción filosófica, lo cual conlleva a la pérdida de la confianza pública en el concepto de paz, y el resultado puede terminar generando nuevas violencias.

El gobernante frente a la historia
Un gobernante debe pasar a la historia por haber cumplido a cabalidad su deber con la patria, y esto como resultado de haber acatado el mandato que el pueblo le confirió en las urnas. Es la única forma de que la historia evalúe con grandeza y aplauda su perfil de demócrata y de estadista respetable por sus realizaciones como gobernante. Si no hubiese sido así su desempeño, si dejó imagen oscura por los actos de su conducta frente a sus responsabilidades, y peor aun si por acción u omisión descuidó o atentó contra los cánones de la democracia, en esta forma de actuar lo que obtendrá será el juicio de la historia que lo señalará como responsable de haber cambiado el rumbo tranquilo del país por el dramatismo de aventuras de vida incierta para la sociedad.

Colombia respetada puede interpretarse como la expresión que dignifica la categoría de república basada en su soberanía, su libertad, y su historial democrático, al igual que su ordenamiento legal regido por la Constitución y la ley. A respetar irrestrictamente estos postulados tienen que comprometerse los gobernantes al jurar su cargo.

2 comentarios:

Medellin dijo...

Pues, tu artículo me deja muchas dudas,porque en Colombia la DEMOCRACIA Y LA CONSTITUCIÓN son una burla,de que hablas de democracia si nos han robado el voto al plebiscito,nos han robado el voto a la reelección,nos han embutido el acuerdo de la tal PA$$ con los narcoterroristas? Ahora Santos nombra un Vicepresidente sin siquiera salir el que hay,y ademas es muy temprano para él estar manipulando elecciones,eso no es el puesto de el?acaso no te da mala espina eso?a lo estilo chávez?.

Gracias por compartir tu articulo conmigo
Buen dia,
Aliria

Javier Sierra dijo...

Juan Manuel Santos no es ningun estadista y mucho menos una persona con moral, ese Señor es mas bien un ser lleno de ambiciones de complejos de grandeza y adora a a ser glorificado, tambien es un ser muy astuto como la serpiente del gardin del Eden, Juan Manuel Santos sabe como se maneja el poder en Colombia y convirtio la paz en negocio, fijece en algo, el gasto en defenza ya casi llega al 4% del PIB esto quiere decir que si le quita un 2% del PIB al gasto con el actual PIB Colombiano esto significara 100 Billones de Dolares en una decada, a eso sumele la aprobacion de la reforma tributaria donde la lucha contra la evasion puede aumentar el recaudo en una cifra igual de grande. La firma de la paz en Colombia fue mermelada en grandes obras y prosupuestos para regiones que se vienen donde los caciques electorales haran fiesta, lo curioso es que el aumento en invercion se hubiera podido hacer sin necesida de firmar ese engendro con los terroristas, con tecnologia facilmente se puede reducir la invercion en defenza, Drones Aviones de ataque ligero, que inclusive ya Colombia esta adquiriendo la tecnologia para fabricarse aqui, entre otras tecnologias de apoyo y inteligencia. Santos lo que vio fue la oportunidad de convertirse en una especie de herue en las corrientes progres del Mundo, como quien dise, el cara de muñeco de goma es todo una prostituta ideologica.

Ahora lo que se ve es un peligro para la Democracia Colombiana y su modelo economico, un petro o un robledo pueden ofrecer mas mermelada que santos y lograr el apoyo de las maquinarias, igual hizo el difunto chavez y fidel castro y despues eliminaron a todos los dueños de las maquinarias que los apoyaron, la Centro Derecha debe dejar claro que van a implementar el acuerdo en cuanto a invercion de lo contrario que los Colombianos nos preparemos para buscar comida en la basura!