12 abr. 2006

Perú: al mal viento buena cara

A medida que pasa el tiempo mi reacción inicial ante el triunfo de Alan García sobre Lourdes Flores en las elecciones peruanas va dejando paso a una sensación completamente opuesta. Primero era la tristeza de ver ascender de nuevo a un demagogo que destruyó el país, después el alivio de comprender que Lourdes Flores habría perdido casi con toda certeza ante Humala, mientras que García tiene grandes posibilidades de triunfar.

Se debe tener en cuenta que por una parte García necesitará los votos y el respaldo parlamentario de la gente que apoya a Lourdes Flores, y por otra esa gente es la que más acudirá a votar para frenar a Humala. Ya en estos días García ha hablado abiertamente de un consenso y una coalición.
______Lo cual se debe entender como que no podrá hacer tanto daño al necesitar el respaldo parlamentario y social de otros partidos y de gente que preferiría a otro presidente. En todo caso hay que recordar que hoy en día hay un consenso sobre las políticas económicas que comparten tanto el PT brasileño como los socialistas chilenos. Sólo Chávez y su gente van por otro lado.
______Si hubo una derrota no fue porque la señora Flores perdiera ante García, sino porque el candidato más votado fue el espeluznante Ollanta, cuestionado por crímenes contra los derechos humanos y acusado de tener como asesores a los mismos de Montesinos.
______Demasiadas cosas extrañas, la afinidad increíble entre la llamada izquierda y los golpistas, pues a fin de cuentas lo único que les queda es el nacionalismo y cualquier resentimiento que podrá encontrar a sus judíos o a sus gusanos para saciarse.
______Más curiosa es la persistencia del APRA, como si un partido tradicional tuviera asegurada la supervivencia porque habrá alguien que lo recuerda ligado a una causa en la que ese alguien cree o creyó. Tal vez eso les pase un día a nuestros partidos históricos.

8 comentarios:

DieGoth dijo...

Si Alán García hace coalición con el sector de Flores, tal vez Perú tenga una oportunidad de salvarse.

Lamento mucho la derrota de Lourdes Flores. No la conozco. Tal vez no fue carismática. En fin, el daño ya está hecho y los peruanos tienen que elegir entre un ex presidente con un pasado oprobioso y un militar con una perspectiva casi espantosa.

Según unos estudios, Flores en segunda vuelta le ganaría a Humala, mientras que García perdería por varios puntos. Ahora quién sabe. Los peruanos tendrían que elegir entre tener a un delincuente en coalición con un nuevo sector político que tendría que controlarlo y vigilarlo, o un antidemócrata peligroso con quien no se sabe qué futuro les esperaría.

Sea como sea, el panorama no es optimista de ninguna manera. Apenas está para escoger entre lo malo y lo peor.

Icarus_ dijo...

El escrutinio va por el 85% y Alan apenas lleva una ventaja de 1.09% (igual a 130 y pico de mil de votos). No sé por qué cree Jaime que Lourdes perdería frente a Humala en segunda vuelta.

La mera posibilidad de que Alan pase a disputar la presidencia con Humala, ya es motivo para que la bolsa de valores de Lima presente pérdidas. En todo caso, si hay que escoger entre Humala y Alan, me quedo con Alan, pero mejor sería Flores.

DieGoth dijo...

Icarus, es que eso desmoraliza a cualquiera. Es como cuando se cayó el referendo en Colombia: si lo hubieran votado al menos el 35% de los electores, para nada hubiera importado que la Registraduría se hubiera negado a descontar las 600.000 cédulas no aptas para votar, ni tampoco hubiera importado que la abstención se hubiera asimilado a los votos en blanco y a los nulos para sumar contrapeso a los votos por el sí.

Sencillamente los peruanos no tenía por qué votar ni por Humala, ni por García. Eso refleja mucho el primitivismo del país, como cuando Chávez ganó su primera elección contra una miss universo sin ningún trasfondo político serio, y así como aquí también ha sucedido en ocasiones.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Concuerdo con su análisis Jaime, Alan García tratara de hacer un Gobierno discreto, a lo que se refiere con el Mercado, de otra forma el mismo APRA no apoyaría a alguien que los haría desaparecer, eso demuestra que la Centro Izquierda en Latino América no tiene futuro sino asimila ciertas reglas del Mercado y ahí esta lo preocupante, no creo que Gobiernos con ese tinte puedan crear milagros Económicos, es cierto que podrán tener crecimientos aceptables pero no suficientes, todo por que la fuerza ideológica aun es muy fuerte y todavía en la región continua el debate sobre que vence la pobreza, si la distribución o el crecimiento, de esa forma es muy difícil llegar a un consenso mayoritario pro mercado, ya no importara crecer a mas del 4% anual sino como esa plata se “distribuye” todo eso vislumbra que las próximas décadas para la región serán mediocres y perdidas.

Jaime Ruiz dijo...

Para Diegoth:

Esos estudios que mencionas corresponden a encuestas. Puede que la gente tenga un gran rechazo por Alan García, pero es porque tal vez no se han puesto a pensar en el peligro de que haya un gobernante como Ollanta. Más si se tiene en cuenta que Alan García tendrá que contar con los votos parlamentarios de otros partidos.

Una cosa son esas respuestas en encuestas y otra la inclinación real de la gente. Tampoco habían vaticinado las encuestas que Alan García le fuera a ganar a Lourdes Flores. Lo que sospecho es que los votantes de Alan García, más de los que se esperaba, preferirían antes a Ollanta que a Lourdes Flores. Fue lo que pasó con Vargas Llosa.

Jaime Ruiz dijo...

Icarus: Alan García no cuenta con muchas simpatías de los inversores, ciertamente, pero la bolsa tiende a ser un espacio muy especulativo. A lo mejor esperaría para desplomarse a la segunda vuelta, porque muchos de esos inversores y analistas viven en barrios lujosos y no conocen a la gente. Creen que todo el mundo es razonable y temerá un gobierno de Ollanta, pero lo que olvidan es que los votantes del Apra siempre votan contra la derecha.

Jaime Ruiz dijo...

Brabonel:

Tu visión es pesimista y con los mismos datos la mía es optimista. Creo que América Latina es una porción minúscula de Occidente que se mantiene en el atraso por todas esas cosas, pero la modernidad sólo necesita que haya paz y bienestar para arraigar. Basta con ver la vitalidad de la blogosfera peruana para comprender que la clase media se ha ensanchado día a día desde tiempos del primer gobierno de García y que si no hay convulsiones como las de Bolivia o las de Venezuela la gente irá mejorando sus condiciones. No tan rápido como se lograría con gobiernos lanzados a la productividad, pero tampoco irían hacia atrás como los venezolanos.

Estoy seguro de que en Brasil en estos años de Lula mucha gente ha accedido al bienestar. No por mérito del gobierno, sino por la inercia de la vida moderna. Al igual que en Chile, que ya lleva tres gobiernos de centro izquierda.

Gilberto dijo...

Nos declaramos defensores, de la libertad de prensa, de la democracia y de las nuevas y buenas formas de gobierno, especialmente de la pulcritud con que se debe manejar la administración de la cosa pública.

Debemos igualmente expresar nuestra decisión,”hasta este instante”, de votar en las próximas elecciones por ALVARO URIBE VELEZ y nos corresponde decirlo de manera clara, lo hacemos con responsabilidad, por quienes nos leen.

Sin embargo, los últimos acontecimientos nos han hecho meditar, y sin llegar a convertirnos en juez fallador, en el caso de los últimos escándalos, especialmente en el DAS, procederemos a ser más cuidadoso en la emisión de conceptos y por supuesto de hacer publicidad política a favor del candidato, al que se ha considerado la mejor opción, por su liderazgo, por su capacidad de trabajo y sin duda por ser, déjenme decirlo de alguna manera lo mejor de lo peor por escoger.

Nos mostramos de acuerdo en principio con el editorial de El Tiempo del martes 11: "La respuesta oficial, algo tardía y algo brusca, no es lo más conveniente para un gobierno que debe mostrar total transparencia. Sobre todo cuando está en plena campaña electoral".

Ahora bien, si debemos hacer un llamamiento, lo haremos, solo a los organismos encargados de investigar, juzgar y condenar las presuntas irregularidades, cometidas por funcionarios de este gobierno. Pero que se haga por prestarle los mejores servicios a una Patria que necesita y clama justicia y no precisamente por los intereses personalista y menos por los partidistas.

Confesamos, eso sí, que nos quedan serias dudas, especialmente, preguntas que nos están demoliendo. Si hubo fraude electoral, ¿Por qué no se investigó, por parte de quienes hoy lo denuncian en el momento en que ello sucedió? Es decir porque solo hasta ahora, en la antevíspera de un proceso electoral, se saca a la luz pública, algo que indistintamente nos parece sumamente grave. ¿Por qué poco se discute, de que el DAS tiene desde hace meses un nuevo director de amplias competencias, como calidades públicas, Andrés Peñate, que está decorosamente, consagrado a higienizar la casa y a reorientar este organismo? O bien, ¿Se tendrá acaso la intención de evitar que esto se repita, o simplemente crear un escándalo más, que evite la reelección del Presidente?

De cualquier manera, solo nos asiste la intención patriótica, de que se esclarezca la verdad, no solo, para quienes hemos creído en el Presidente URIBE, sino, para quienes creemos en los mejores propósitos de la revista Semana.