13 may. 2013

La heredera del Socialismo del Siglo XXI en Colombia

Por @AdasOz

Aunque las declaraciones de Piedad Córdoba en el estado venezolano de Anzoátegui rayan en un delirio de grandeza, no son tal, sino que imita el legado de su difunto mentor, Hugo Chávez, quien en su afán por convertirse en una figura “libertadora” para Venezuela y así conseguir el apoyo de los más ignorantes, se inspiró en la imagen de Bolívar y su legado para consolidar su movimiento y proyecto político denominado el Socialismo del Siglo XXI. El mismo dictador cubano, Fidel Castro, dijo que Chávez suponía una reencarnación de las ideas de Simón Bolívar, esta vez no para libertar las naciones iberoamericanas de la corona española sino del “malvado” imperio yanqui, el cual impide la expansión comunista en Latinoamérica y en el resto del mundo.

Ahora que el gobierno de Colombia ha creado las condiciones perfectas para que el narcoterrorismo vuelva a salir de sus madrigueras y controlen regiones clave para el tráfico de estupefacientes y armamento, e incluso les ha concedido la libertad para vacacionar en la isla cárcel caribeña mientras redefinen y diseñan nuevas leyes para nuestro país, los oportunistas y auxiliadores de las FARC también se sienten en completa libertad de aparecer de nuevo, tal como lo hace la señora del turbante cada vez que necesita promocionarse. Piedad Córdoba sabe bien dónde y ante qué público hacerlo, y la Venezuela chavista resulta ser el escenario perfecto para dar semejantes declaraciones.

La señora Córdoba se hace hija de Chávez, aunque por contemporaneidad pareciera más su amante, y al mismo tiempo utiliza la imagen del Libertador Bolívar no porque sea en realidad hija de ellos sino porque su propósito es convertirse en la representante del movimiento bolivariano en Colombia. Bueno, de hecho ya lo es, pero ahora necesita tomar más fuerza entre las masas, y qué mejor manera de hacerlo convirtiéndose en heredera directa del legado de Chávez en Colombia. Es así como aspira a convertirse en la próxima presidenta de nuestro país, pero para ello las demandas que ha interpuesto ante el Consejo de Estado y la Corte Constitucional deben prosperar, lo que es bastante probable, dado que el poder judicial se encuentra secuestrado por la mafia samperista y por los terroristas.

Si es cierto que en noviembre se firmará el acuerdo con las FARC y el Congreso logra en ese lapso de tiempo hacer las reformas necesarias para que los cabecillas de las FARC puedan ocupar cargos públicos y obtengan las curules en el Senado y en la Cámara de Representantes que exigen, entonces la candidatura de Piedad Córdoba a la presidencia no sería tan descabellada como parece, sino que encajaría perfectamente con los planes que siempre han tenido las FARC de tomarse de manera definitiva el país pues ya cuentan con el poder judicial de su parte. Es así como casi la totalidad de las instituciones del Estado quedarían en manos de las FARC y Colombia sumergida en la miseria que traen consigo las dictaduras comunistas.

Pero no quiero ser tan fatalista como acostumbro, recordemos que para que Piedad Córdoba llegue a la presidencia primero necesita ganar las elecciones y no creo que cuente con el apoyo popular suficiente para lograrlo. Sin embargo, debemos ser muy cautelosos porque Santos, el experto jugador de póquer, puede volvernos a engañar tal como lo hizo en las presidenciales de 2010 y posteriormente en las elecciones para la alcaldía, de manera que su estrategia termine de beneficiar a las FARC, con la señora del turbante ocupando la Casa de Nariño.

No hay comentarios.: