12 ago. 2013

Realismo mágico


Por @AdasOz 



Cuando Santos calificó de “realismo mágico” al gobierno de Uribe durante su visita a El Carmen de Bolívar, no pude evitar pensar en los damnificados del desastre de Gramalote en Norte de Santander. Si bien es cierto que el acueducto inaugurado en el municipio del departamento de Bolívar fue un desastre, el presidente no tiene autoridad para criticar en cuanto a infraestructura se refiere, ya que el municipio norte santandereano es un claro ejemplo de que las promesas que hizo a la comunidad también son realismo mágico en su más pura expresión.

"Vamos a reconstruir Gramalote y quedará mejor que antes. Pueden estar tranquilos, que el Gobierno Nacional va a estar muy pendiente de lo que está aquí sucediendo". Palabras pronunciadas por Juan Manuel Santos en diciembre de 2010 luego del desastre. Casi tres años después, sus habitantes siguen esperando por la reconstrucción de su pueblo. Espero que a esto también lo llame realismo mágico, presidente.

                                         Foto tomada de kienyke

No sólo la tranquilidad se les ha agotado a los gramaloteros, su paciencia también ha llegado al límite. En estos tres años lo único que han recibido por parte del Gobierno Nacional son contentillos insignificantes: un subsidio de arriendo por $ 700.000 cada dos meses y medio, y $ 100.000 mensuales para hacer mercado. Lo que quiere decir que cada familia damnificada tiene que buscarse la vida con $ 450.000 cada mes. Ni sus casas ni el tan prometido nuevo y mejor pueblo los han visto por ninguna parte. Esto también podríamos llamarlo realismo mágico, presidente.

Imagínese usted., tan sólo por un instante, estimado lector, intentando sobrevivir con menos del mínimo cada mes y sosteniendo a toda su familia con eso, suponiendo que no trabaje y viva arrimado en una habitación de un pariente suyo en la que tiene que compartir cama con su cónyuge y sus hijos. ¿Le duraría la paciencia casi tres años o cinco, especialmente cuando antes tenía su propio techo y le han prometido devolvérselo mejorado? Sinceramente, lo dudo.

A estas alturas es tanta la desesperación de los damnificados del desastre de Gramalote, que aún sin los permisos necesarios, han empezado a construir casas al borde de la carretera exponiendo incluso sus propias vidas. La ausencia de una respuesta oportuna por parte del Gobierno Nacional los ha llevado a construir lo que pueden, en donde pueden. Levantar una casa al lado de la carretera sin permisos ni licencias y sin un estudio previo del terreno, también es realismo mágico, señor presidente. Y sus disculpas ofrecidas en diciembre del año pasado, a dos años del desastre, son solo excusas a su falta de ejecución, a su ineptitud y a su falta de interés no sólo por los lugareños sino por todo el pueblo colombiano.

Ahora los habitantes del desaparecido pueblo recibirán el 2014 con la esperanza de que en el 2015 por fin tendrán su nuevo y mejor Gramalote y que gozarán también de su propio techo. Ya veremos cuántas de las 1.205 familias damnificadas logran recibir su casa en la fecha estipulada. Esperemos que no sea otro capítulo de realismo mágico más en medio de la tragedia, y que tampoco sea una artimaña electoral del presidente que le ayude a conseguir votos para su reelección.

Está claro que esta vez Santos, si decide postularse como candidato a la presidencia, usará la descalificación del gobierno de su antecesor como estrategia de campaña, tal como la utilizó su contrincante Antanas Mockus en el 2010, o como lo hizo Gustavo Petro cuando todavía era candidato a la alcaldía de Bogotá. Y cuando hago referencia a la descalificación, también incluyo el jucio de la Yidis-política que ahora se lleva a cabo contra Sabas Pretelt de la Vega. Además de esto, Santos también usará todos sus pendientes como forma de obtener votos entre los más crédulos y necesitados, por supuesto. De ser así, su segunda campaña presidencial será la antítesis de lo que fue la primera, más que nada porque a estas alturas ya tiene toda la maquinaria montada y preparada para reelegirse o para reelegir sus desastrosas políticas de desgobierno.


1 comentario:

Fanny Serrano dijo...

Tiene razon la realidad de estas personas alli solo la viven en sueños al despertar cada dia, la realidad es otra